martes 22 de septiembre de 2020

Seis filmes: cuchillos filosos, súper estrellas y una mirada local
Espectáculos

Seis filmes: cuchillos filosos, súper estrellas y una mirada local

“Entre navajas y secretos”, candidata a Globo de Oro es lo más notable de una cartelera con varios temas interesantes.

Seis filmes: cuchillos filosos, súper estrellas y una mirada local

Entre navajas y secretos", de Rian Johnson, desenmaraña no sólo un crimen chapado a la antigua, sino la fibra misma de las historias de misterio, atando hilos sueltos hasta entretejer, intrincada y diabólicamente, algo nuevo y sumamente encantador.

Y mientras las series y cintas de detectives salpican las pantallas televisivas, los filmes al estilo de Agatha Christie curiosamente han desaparecido de los cines. La nostálgica "Asesinato en el Expreso de Oriente" de 2017 disfrutó de popularidad, pero no logró sacar al misterio de su casi total retiro.

Sin embargo, desde que Johnson debutó en 2005 con el filme neo-noir "Brick", ha mostrado un raro don para avivar géneros viejos con deconstrucciones densamente tramadas. Ha hecho películas ingeniosas, como "Asesino del futuro", "Star Wars: Episodio VIII: Los Últimos Jedi", que a veces han rayado en ostentosas y sobrecargadas.

En ascenso. Ana de Armas se roba esta película con su papel.

Pero en las historias de misterio, la demasía puede ser buena. Dennos todas las estrellas de cine, giros y armas letales que se puedan encontrar. Si se hace bien, prácticamente no hay nada mejor. Y "Entre navajas y secretos", aunque tarda un poco en agarrar el ritmo, atina hasta en la última de sus escenas. Resulta que al género de misterio no sólo le quedan algunas cartas bajo la manga sino que es absolutamente acrobático.

La película comienza como muchas que le antecedieron: con un cadáver y la necesidad de encontrar al responsable. Harlan Thrombey (Christopher Plummer), un escritor de novelas policíacas de éxito, es hallado muerto en su enorme mansión victoriana. El diseñador de producción David Crank se lleva un buen crédito por el escenario fabulosamente ornamentado del filme: un tablero de Clue llevado a la vida real y una casa que podría competir con la de "Parásito" como la más impresionante del año en el cine.

El tal Thrombey es extremadamente millonario y tiene una amplia familia de excéntricos malcriados. Y con toda la intriga que desata su muerte, para sus hijos el tema de la herencia es lo más importante. Entre ellos están su hija informante Linda (Jamie Lee Curtis) y su marido infiel, Richard (Don Johnson), un partidario abierto de Donald Trump; su hijo Walt (Michael Shannon), director del sello editorial de su padre casado con Joni (Toni Collette); y su nieto Ransom (Chris Evans), la oveja negra y arrogante de la familia. También hay otros personajes, pero la más notable es la niñera de Harlan, Marta, interpretada por la actriz cubana Ana de Armas.

Nuestro detective llega casi al instante: Benoit Blanc (Daniel Craig), un extravagante investigador de Louisiana tan reconocido que ha sido calificado por la revista The New Yorker como "el último caballero de los sabuesos". Incluso en un escenario tan inmaculado a su alrededor (la casa del escritor de misterio está decorada con armas mortales que incluyen un trono de espadas), Craig logra destacarse con un fuerte acento sureño estilo el Poirot de Agatha Christie.

El director se deleita jugando con las reglas del género y rehaciéndolas. Incluye referencias a "Hamilton" y "Baby: El aprendiz del crimen". Pero finalmente el filme cree profundamente en el género de misterio y lo realza. Decir más arruinaría la diversión, pero mantengan los ojos abiertos y enfóquense sobre todo en de Armas. La actriz de "Blade Runner 2049" (que pronto aparecerá en la próxima película de James Bond, también con Craig) se roba el show y hace suya la película.

La cubana que se comió a Hollywood

Ana de Armas (31) llegó de Nueva Orleans, donde está rodando la adaptación de la novela de Patricia Highsmith "Deep Water", dirigida por Adrian Lyne, para asistir al estreno de "Entre navajas y secretos" el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Era un breve respiro; después de varios días de entrevistas y viajó de regreso para seguir filmando. Y así ya lleva varios años. También ha rodado la próxima cinta de James Bond, "Sin tiempo para morir"; el filme sobre Marilyn Monroe "Blonde", en el que hace nada más y nada menos que de la superestrella antes conocida como Norma Jean; y otra sobre el difunto diplomático de Naciones Unidas Sergio Vieira de Mello.

"Entre navajas y secretos" se cruzó en su camino al final de la filmación de tres meses de "Sergio" en Tailandia. De Armas sabía que Johnson había escrito y dirigiría el filme y que Daniel Craig estaba vinculado al proyecto.

La determinación innata y su renuencia a conformarse la han llevado a donde está: al borde del total estrellato. Tras haber estudiado teatro en La Habana, de Armas se mudó a Madrid con 300 dólares en el bolsillo para probar suerte en un mercado más grande. Ocho años después se sintió lista para ir a Hollywood, aun cuando su inglés era muy limitado.

Su gran oportunidad llegó al estilo de Hollywood. Parada en el estacionamiento de la agencia CAA, la productora Colleen Camp la vio y empezó a sacarle fotos mientras le gritaba que tenía que conocer de inmediato al cineasta Eli Roth. Estaban haciendo casting para el thriller "El lado oscuro del deseo" con Keanu Reeves. Logró reunirse con Roth, con su maleta en mano, y llegó a tiempo a su vuelo. Al día siguiente firmaron contrato. La película le abrió las puertas a otras oportunidades. Consiguió un papel en "Amigos de armas" de Todd Phillips y luego en "Blade Runner 2049". Ahora está nominada como mejor actriz por esta película y será la próxima gran estrella de que todos hablen.