lunes 28 de septiembre de 2020

Se tensa la cadena de pagos: récord de empresas que no pueden pagar deudas
Economía

Se tensa la cadena de pagos: récord de empresas que no pueden pagar deudas

Se quintuplicó la mora, al pasar de 1,1% a 5,7% en apenas un año y medio, según el BCRA.

Se tensa la cadena de pagos: récord de empresas que no pueden pagar deudas

Según el Banco Central, la mora en empresas pasó del 1,1% en mayo de 2018 al 5,7% en noviembre de 2019, última cifra disponible.

Según la clasificación de deudores del BCRA, esto engloba a las compañías que tienen atrasos de entre 90 y 180 días, pero también a aquellas que tienen riesgo alto, que equivale al atraso en el pago de más de 180 días hasta un año; e irrecuperable, que son atrasos superiores a un año.

El gerente de sucursal de un banco de primera línea confiesa que están preocupados y complicados por ladisparada de la mora por parte de las pymes que, como no repuntan sus ventas, no pueden hacer frente a sus compromisos, y están dependientes de las cobranzas.

El tributarista Iván Sasovsky atribuye estos números a la falta de acceso al crédito debido a las altísimas tasas de interés, que provoca que las empresas no puedan refinanciar sus deudas: “Al frenarse esta cadena de pagos, la mora se dispara, ya que el gran negocio financiero pasó a ser dilatar los pagos a los proveedores”.

Fausto Spotorno, director de OJ Ferreres, coincide que obedece a la fuerte restricción en el financiamiento, sumado a la inflación elevada y a la suba de la tasa de interés: “Además, la devaluación provocó un aumento en el índice de precios mayorista (sigue el costo de las empresas), que fue más que el aumento en el índice de precios minorista (el precio al que le venden al consumidor), por lo que a las empresas se le comprimió su margen bruto. Afectó mucho más a las compañías que venden en el mercado interno que a las que exportan”.

Pablo Repetto, de la consultora Rubinstein, señala que “este proceso parecería estar vinculado con la adopción de políticas monetarias muy restrictivas desde octubre de 2018, porque es desde ese momento que se aprecia un cambio de tendencia muy marcado”.

Miguel Zielonka, director de Econviews, agrega que 2019 estuvo marcado por mucha incertidumbre política por las elecciones, una fuerte devaluación, caída de salario real, cierre del acceso al crédito por parte del soberano, lo que repercute en caída de ventas y en problemas financieros para las empresas endeudadas.

A su entender, las más afectadas fueron y van a ser las pymes: “Hay algunos casos de empresas grandes emblemáticas (Vicentin por ejemplo, pero hay otras más en el horizonte) pero la cadena se corta por el eslabón más débil. La mora es una variable que rezaga, quiere decir que responde a lo que pasó varios trimestres antes. Por eso, esperamos que el deterioro de la calidad crediticia de la cartera de los bancos continúe todo este año,y debería estabilizarse primero, y luego empezar a mejorar a partir del año que viene”.

“Para adelante, todo dependerá de si repunta o no la economía, pero no veo medidas reactivantes. A mis clientes pymes por ahora no les cambió el panorama en lo más mínimo”, concluye el analista Christian Buteler.

Mariano Gorodisch