jueves 24 de septiembre de 2020

Se extiende la preocupación por el corte de la cadena de pagos en Mendoza
Economía

Se extiende la preocupación por el corte de la cadena de pagos en Mendoza

Empresarios y comerciantes de Mendoza señalan que prolongar la cuarentena agravará la situación.

Se extiende la preocupación por el corte de la cadena de pagos en Mendoza

Algunos sostienen que ya se rompió, mientras otros plantean que ocurrirá en los próximos días y hay quienes aclaran que no todos los rubros se verán afectados del mismo modo, porque unos pocos han seguido en actividad. Lo cierto es que, con un número importante de sectores de la economía paralizados, la cadena de pagos ya acusa recibo y desde las cámaras empresarias plantean que las medidas adoptadas hasta este momento resultan insuficientes.

Adolfo Brennan, vicepresidente de la Federación Económica de Mendoza, explicó que muchos sectores compran con cheques diferidos, de acuerdo a una facturación proyectada. Pero cuando las ventas no se producen, como va a ocurrir ahora durante un mes, no hay con qué cubrir esos cheques. Y si bien cada sector de la economía tiene su ritmo de pago y el plazo con los proveedores es muy variable, en la mayoría de ellos ya ha habido cheques devueltos.

Brennan detalló que en estos primeros 15 días de aislamiento preventivo hubo quienes pudieron cubrir los pagos con la acreditación de las tarjetas, por lo que el problema no fue tan marcado. Pero cuando no se pueda recurrir a esta posibilidad, porque no haya ventas, se va a agudizar y habrá más cheques rebotados. "Proyectándonos en que van a ser 30 días, vamos a estar muy complicados", reconoció.

Es que en los bancos, muchos cheques todavía no se rechazan por falta de pago, básicamente porque el cliente tiene acuerdo para girar en descubierto o por que tenía alguna reserva. Pero sin ingresos a la vista, lo cierto que es que entre esta semana y la próxima la situación se agravará.

Entre los pequeños y medianos empresarios locales crece la preocupación pór el corte de la cadena de pagos, "es imposible en la actual situación que las empresas puedan hacer frente al pago de los sueldos y menos al pago de los cheques que ingresan en la cuenta corriente al haberse liberado las cámaras compensadoras", sostiene Roberto Pierandrei.

"Todo lo que anuncia el gobierno de créditos a las empresas no se está implementando. Consultado el banco donde operamos nos dicen que no tienen personal ni para recibir las solicitudes y menos para gestionarla", sostiene el empresario.

Récord histórico de adelantos

Según datos de la Gerencia de Estadísticas Monetarias del Banco Central las empresas salieron a anticiparse para contar con dinero que les permita poder pagar los sueldos, mucho antes que el Gobierno definiera las medidas de auxilio con tasa subsidiada del 24%. En principio esta ayuda era sólo para micro, pequeñas y medianas empresas, pero el presidente, Alberto Fernández, dio la orden de que se amplíe el espectro y se permita acceder a cualquier firma.

Sólo el viernes 20 de marzo las compañías se llevaron de los bancos unos 13.543 millones de pesos en concepto de adelantos, por lo que el stock saltó a 261.636 millones de pesos, según el último dato oficial disponible.

Es habitual que las compañías tomen estos adelantos, dado que con ellos suelen atender necesidades emergentes de situaciones de iliquidez transitoria. Lo hacen mayoritariamente cuando cada fin de mes van a pagar sueldos y en diciembre y julio cuando toca abonar el aguinaldo.

Si se compara el stock registrado el 20 de marzo con el de exactamente un mes atrás, el 20 de febrero, el salto es de 35.669 millones de pesos. En valores corrientes, se está ante un record histórico. Respecto de un año atrás el salto es del 80%.

Descubierto virtual y tasa cero

En cuanto a las medidas que podrían aliviar la presión sobre la cadena de pagos, Brennan señaló que han pedido que se permita un descubierto virtual, con apoyo estatal, de modo que los bancos paguen los cheques o se generen créditos.

Primero, planteó Brennan, para pagar los sueldos; algo que si bien salió, no está instrumentado de un modo sencillo y además a los que no tienen calificación, porque ya están en dificultades, las entidades bancarias no se los ofrecen. "Van a ser dos meses de sueldos: abril y mayo", resaltó. Y añadió que han solicitado que se prolongue el pago, para licuar un poco el tiempo de devolución y que no haya intereses (para salarios).

Pero adelantó que, además, en una segunda etapa, se tendrán que contemplar herramientas para reactivar la cadena de pagos, porque si bien hoy muchas empresas no están comprando, cuando vuelvan a abrir van a tener que negociar con sus proveedores. Entonces, indicó, se van a necesitar créditos para capital de trabajo, con intereses razonables y de fácil acceso.

Daniel Ariosto, presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), fue más categórico y afirmó que la cadena de pagos ya está rota, al tiempo que se mostró muy decepcionado con que el presidente Alberto Fernández no haya mencionado a las pymes en su discurso del domingo.

Indicó que la Cámara Argentina de Comercio, La Confederación Argentina de la Mediana Empresa y la Unión Industrial Argentina, entre otras entidades, le habían pedido al primer mandatario préstamos a tasa 0 para poder pagar los sueldos, pero en cambio ofreció uno a 24%; que, además, aún no había sido notificado de modo oficial a los bancos en la mañana de ayer.

Para preservar la cadena de pagos, explicó Ariosto, habían solicitado que el Banco Central saliera a respaldar los cheques, de manera que, cuando retomen el clearing, se considerara un préstamo a quien emitió el documento. Como esto no se hizo, aseguró que habrá "toneladas de cheques rechazados".

El titular de UCIM subrayó que Comercio y Servicios, sectores muy impactados por la restricción de actividades, representan el 65% del PBI y el 68% de los empleos formales registrados. También comentó que la mayoría de los empresarios no quiere echar a nadie porque cuesta formar equipos de trabajo capacitados y no les gusta la idea de dejar en la calle a gente que trabajar con ellos hace años.

Rubén Palau, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), estimó que la cadena está a punto de romperse porque las empresas no tienen trabajo, con la excepción de algunos rubros. "Tu cliente no te paga y vos no tenés cómo pagarle a tu proveedor", resumió, para agregar que la semana pasada ya hubo dificultades, pero en esta se puede cortar en cualquier momento.

Si bien aclaró que hay que preservar la salud "porque a los muertos no les vamos a poder vender nada", también señaló que el sistema financiero tiene que otorgar beneficios. "Están dando créditos al 24% para pagar salarios. Es imposible tomarlos. Necesitamos tasa 0. Y hay sectores que aun así no podrán pagar", lanzó.

Palau resaltó que las pequeñas empresas son las más vulnerables, porque salvo excepciones, las medianas suelen tener recursos en plazo fijo o en dólares para hacer frente a este momento. Pero las micro y pequeñas, que dependen del mercado interno, están desfinanciadas desde hace meses.

Jóvenes empresarios estiman que este mes la facturación caerá 70%

El sector de Jóvenes Empresarios de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que integra la Federación Económica de Mendoza realizó un relevamiento a 400 emprendedores del Comercio y la Industria, entre el 23 y 25 de marzo, para conocer el impacto y las dificultades que les genera la compleja coyuntura actual.

Los primeros resultados muestran que casi el 50 % de los consultados estima que la caída de facturación en las ventas será superior al 75%; mientras que un 19% prevé una merma de entre el 51 % y 75.

Al medir el impacto negativo en el tiempo, alrededor del 68,1% de los consultados manifestó que no podría sobrevivir más allá de tres meses. Al día de hoy, el 8,3% afirma no encontrarse en condiciones de afrontar la crisis económica, fruto de la emergencia sanitaria. Y apenas el 1,8% de los empresarios considera que puede atravesar esta situación (la mayor parte de ellos pertenece a rubros esenciales).

Entre las estrategias adoptadas en esta situación compleja aparecen: la realización de promociones en productos de mayor rotación, a través de la venta online; el incremento de la publicidad; el aumento de presencia en redes sociales y canales digitales; y la incorporación del delivery en el caso de los comercios vinculados a actividades esenciales.

Ante la consulta de cómo están actuando en relación al personal, el 88,6% afirma no haber realizado despidos. No obstante, dentro de este porcentaje, el 15,2% respondió que optó por adelantar vacaciones.

Sobre las medidas que proponen para subsistir enumeraron: interrumpir el cobro de los aportes patronales y de los anticipos de Ganancias; ampliar el decreto de emergencia, abarcando más categorías del monotributo; pago de IIBB diferido o en cuotas; fondo de empleo para toda persona que trabaje en relación de dependencia en empresas privadas para cubrir el 50% de sus haberes por los próximos 12 meses; exención del IVA a la materia prima para disminuir los precios y a la actividad turística por 3 meses; interrumpir el pago de alquileres durante el tiempo que el negocio esté cerrado.