Rodolfo Suárez: “Yo quisiera que la ayuda de la Nación a Mendoza fuera mayor”

El Gobernador habla de la situación financiera de la Provincia. Defiende la licitación de Portezuelo y dice que enviará la Reforma.

Rodolfo Suárez ya dejó la cuarentena estricta que cumplía en su casa de Chacras. Las últimas dos semanas se instaló en su despacho del cuarto piso de Casa de Gobierno. Impedido de una de sus aficiones (salir a correr), se hace tiempo para hacer caminatas en el Paque Cívico, casi desierto en estos días. Sobre todo en la tarde del viernes, cuando el Gobernador recibió a Los Andes, a 60 días de iniciado el confinamiento social obligatorio que trastocó su gestión apenas tres meses después de haber asumido el cargo.

La crítica situación por el coronavirus domina hoy su agenda, aunque en la charla se dio tiempo para hablar de la polémica por la licitación de Portezuelo del Viento, del proyecto de reforma constitucional que enviará “en los próximos días” a la Legislatura y de su buena relación con dos protagonistas de la política que no son de su espacio político: el presidente Alberto Fernández y la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti.

-¿Cuánto cambió el coronavirus su plan de gobierno? En 5 meses parece que ya quedó obsoleta su plataforma electoral.
-Nosotros hablábamos de generar empleo como uno de los ejes de nuestra campaña, y creo que más que nunca tenemos que trabajar en esas políticas después de la pandemia. Pero hay otra agenda que también dijimos en la campaña y podemos seguir haciendo: el Consejo Económico y Social, la reforma institucional para bajar el costo de la política, la Agencia de Ciencia y Tecnología... Lo que cambió fue la gestión diaria, el tiempo que te lleva gestionar el Covid. Por ejemplo: en estos momentos estamos trayendo 20 mil test rápidos de Buenos Aires, que los compramos con Jujuy. Están en la Casa de Jujuy, hay que conseguir un avión para traerlos, el avión tiene que venir con frío, ver cómo transferimos la plata a Jujuy… Estas gestiones requieren mucho tiempo de trabajo.

-En campaña el año pasado hablaba de cambiar la matriz productiva, ¿se puede seguir pensando en eso hoy cuando la prioridad es amortiguar el desempleo que dejará la pandemia?
-Todo lo que tenga que ver con la matriz productiva de Mendoza y lo que haya que hacer en el futuro, hay que repensarlo en un mundo nuevo. No sabemos qué va a pasar con la globalización, con los mercados internacionales. Para eso estamos generando el Consejo Económico y Social, donde van a estar todos los actores para debatir esto, porque este golpe a la economía va a dejar a mucha gente fuera del sistema. Y el Estado está llamado a cumplir un rol activo en la recuperación económica. En todo el mundo.

-Ese Consejo tal como está planteado, ¿no es demasiado grande? ¿Cómo van a llegar acuerdos entre 40 personas?
-No necesariamente hay que acordar, cada sector puede ir manifestando sus opiniones. La idea es que el gobierno pueda conocer qué está pensando cada sector representativo de la sociedad, que sea un aporte de ideas para consensuar políticas que nos hagan bien más allá de cualquier diferencia política.

-¿Está hoy Mendoza en manos de la Nación?
-Bueno, en este momento la Argentina no tiene ninguna fuente de financiamiento internacional, no la tiene el gobierno nacional y ni la tenemos las provincias. Hay un solo financiamiento que es la emisión, y las provincias no tenemos emisión. El Presidente ha dicho en más de una reunión con gobernadores que no quiere cuasimonedas en la Argentina, y en un contexto de baja abrupta de la recaudación, de crecimiento de gastos que no estaban previstos en ningún presupuesto, la asistencia de la Nación a las provincias va a ser fundamental.

-El gobierno nacional no ha establecido criterios de cómo repartirá esos fondos.
-Hay una línea que son los ATN, que los está dando de acuerdo a la coparticipación. Hemos recibido dos pagos de eso. Y otra parte que viene en créditos, pero para tomarlos se hará en base a ciertos criterios: la situación financiera de la provincia, la situación del virus, mayor porcentaje de la población en peligro... Es como que las que mejor se han venido administrando van a tener menos acceso.

-¿Mendoza va a estar a la cabeza o a la cola de esa lista?
-Yo creo que todas las provincias van a estar en una situación financiera complicada, pero algunas están más complicadas que otras y no están pagando los sueldos en tiempo y forma.

-¿Usted va a pagar a tiempo los sueldos de mayo a los estatales?
-Vamos a pagar íntegramente los sueldos de mayo.

-¿En un solo pago?
-En un solo pago sin hacer ningún descuento, salvo los descuentos voluntarios de los funcionarios. Es un gran esfuerzo que estamos haciendo para garantizar el pago de sueldos en tiempo y forma.

-¿Y a los proveedores están pensando en darles algún tipo de bono?
-No en este momento, estamos haciendo un gran esfuerzo para poder pagarles, hasta este mes podemos sostener la situación. El mes que viene veremos, no sabemos en qué mundo vamos a estar, esa es la realidad.

-Qué le dice a los mendocinos qu perdieron su trabajo, que cerraron su negocio o que están pidiendo reabrir, como los gimnasios? ¿Hay que seguir priorizando la salud?
-Que estamos pensando en ellos, tanto en el punto de vista sanitario como económico, que a veces es una línea muy fina. Lo demostró Chile, que ahora entró en una cuarentena absoluta. Nosotros vamos avanzando, de hecho pocas provincias con la magnitud de Mendoza están funcionando como está funcionando Mendoza en este momento con el comercio, las industrias, el transporte…   Hay que ir probando y soltando, y en este tire y afloje también se va trasfiriendo una gran responsabilidad a la ciudadanía: si la ciudadanía es consciente de las reglas básicas del distanciamiento social, del tapaboca, de la higiene en las manos, si cuidamos eso vamos a avanzar.

-Las encuestas en marzo y principios de abril mostraban que la principal preocupación era el coronavirus, pero a fines de abril y en mayo pasó a ser la economía.
-Por supuesto que hay que tenerlo en cuenta al momento de las decisiones, la necesidad económica estaba antes del coronavirus y hoy se ha acrecentado. Hay que ir analizando las dos cosas. ¿Qué ocurre en Mendoza? Estamos teniendo muy pocos casos, entonces pareciera que hubiera una mayor relajación. Nosotros hemos ido tomando las decisiones con la mayor prudencia posible, tenemos que seguir más días sin casos y llevando adelante esta política pública que es fundamental para que podamos seguir habilitando actividades.

Cornejo y Fernández

-Su buena relación con Alberto Fernández contrasta con las críticas que le hace Cornejo al Presidente.
-Alfredo Cornejo es el presidente de la UCR, que está dentro de un frente que es oposición, y es diputado nacional. Cumple un rol distinto que el que le toca a un gobernador, que está en la gestión. No son roles incompatibles, pero obviamente yo soy mucho más prudente desde el punto de vista de la gestión y tengo el convencimiento de que terminadas las elecciones, todos tenemos que trabajar en pos de eliminar la grieta, de trabajar juntos para combatir el coronavirus y para la salida económica de la Argentina. Pero también estoy convencido de que cuando las cosas no son como uno quiere, hay que marcarlas: yo fui el primero en remarcar que las condenas de los presos en Mendoza se cumplen, y en eso coincidimos con Alfredo.

-¿Fernández está contribuyendo a eliminar la grieta? Las críticas a Vidal no parecen ayudar a eso.
-Yo creo que fue innecesaria la crítica a Vidal, ella viene guardando un silencio prudente en estas circunstancias, y parece que la culpa de todo ahora fuera de Vidal.

-¿Está satisfecho con la asistencia de la Nación a Mendoza? 
-Yo quisiera que la ayuda fuera mayor, que tengamos más asistencia.

-¿Cree que no es suficiente o que otras provincias están recibiendo más ayuda de Fernández?
-Yo creo que nos podrían ayudar más y que lo vamos a necesitar en el futuro.

-¿Qué papel juega Anabel Fernández Sagasti en su gestión?
-Tengo un buen diálogo, y también lo tengo con los intendentes del justicialismo.

-Pero Sagasti, por ejemplo, anunció el jueves el acuerdo con el Banco Nación. Termina siendo casi una embajadora de Mendoza en el gobierno nacional. 
-Es lo que le corresponde hacer, para eso ha sido elegida: para defender los intereses de todos los mendocinos.

-En ese sentido es una aliada suya.
-Es que tiene que cumplir su rol. A ella la eligieron como senadora y como tal debe trabajar por el bien de los mendocinos, como a mí me eligieron gobernador. En ese sentido, cuando la tengo que llamar, la llamo.

-Hay un proyecto que ella apadrina que propone que se le cobre más Ingresos Brutos a los bancos. ¿Está de acuerdo?
-Si ella lo puede sacar en la Legislatura que lo saque, vamos a tener mayores ingresos al Estado. Pero romperíamos el consenso fiscal: a partir de él no hemos aumentado ingresos brutos este año. Pero si ella consigue que la Legislatura lo apruebe…

-Necesita el voto del oficialismo para eso.
-Bueno, que lo proponga. Veremos, se tendrá que debatir en la Legislatura.

La polémica por Portezuelo 

-¿Por qué cree que la Cámara de la Construcción salió con los tapones de punta contra la licitación de Portezuelo?
-Nosotros queremos que esa obra la hagan las empresas mendocinas y que tenga empleo mendocino. ¿Qué ocurrió? Durante todos los meses que lleva disponible el pliego, nadie creyó en esto porque es cierto que Portezuelo se había anunciado muchas veces. Pero cuando ya se hizo el tercer pago de la Nación (en abril), todos dijeron "parece que esto se va a hacer". Ahí empezaron las presiones de muchas empresas que no habían venido a ver el pliego.

-Pero el reclamo no fue solo para extender el plazo sino que la licitación estaría direccionada para una empresa, que es Impsa.
-Para los mendocinos, no para Impsa. Impsa entra solo en un 20% de la obra, que es la de las turbinas. Ahora, si nosotros en Mendoza tenemos una empresa que hace turbinas, obviamente que tiene una ventaja. Pero el fondo de la cuestión es que si todas las empresas hubieran creído en esto desde el principio, tenían nueve meses para trabajar. Ahora ven que es una realidad y se producen estas cosas que estamos viendo.

-En el medio hubo una renuncia de un funcionario, Daniel Chicahuala, que fue desprolija.
-A mí me llegó un informe de que había una página web de Chicahuala ofreciendo asesoramiento en general para contrataciones y licitaciones, entonces entendí que es incompatible con los deberes de un funcionario público y le pedí la renuncia.

-Pero no es un funcionario menor, es alguien que participó de la elaboración de los pliegos y fue secretario de Obras Públicas de Cornejo. 
-Está bien, pero hay que preguntarle a él a qué se debe esa torpeza. Yo como gobernador, inmediatamente me enteré no duró 10 minutos más en el Gobierno. Es lo que corresponde.

Tiene listo el proyecto de Reforma Constitucional

-¿Cuándo va a presentar el proyecto de reforma de la Constitución?
-Lo que nosotros vamos a enviar a la Legislatura en los próximos días es el proyecto de ley que declara la necesidad de la reforma. Ahí empezará un debate legislativo.

-Pero usted marcará la cancha sobre qué es lo que hay que debatir.
-Lo que nosotros enviamos deja enmarcado qué es lo que se puede reformar, que tiene con ver con la unicameralidad, eliminar la elección de medio término y muchas normas que hay que aggiornar, como la que dice que una persona discapacitada no puede ser legislador. Y se excluye expresamente que no se puede tratar la reelección del gobernador, esa será una discusión de otros tiempos. A partir de ahí, en caso de ser aprobada esa ley y obtiene el número de votantes suficientes por la ciudadanía, se llama a una convención constituyente. Es un proceso largo.

-El proyecto de reforma ya está listo entonces...
-El preproyecto está redactado, estamos haciendo unas últimas consultas, pero lo vamos a abrir al debate de toda la sociedad por supuesto.

-Hay especialistas como Alberto Montbrun que cuestionan la necesidad de eliminar la elección de medio término.
-Tiene que ver la dedicación de los funcionarios electos a la gestión y evitar que haya tanto tiempo de debate electoral. Hay que concentrarse en la gestión, sino permanentemente la clase dirigente está pensando en las elecciones.

-Pero eliminando esa elección, ¿no cree que el próximo gobernador se garantiza una Legislatura adicta durante los cuatro años de mandato?
-No, porque esto es un principio del derecho internacional: siempre hay que garantizar las minorías. El que gana gobierna y el que pierde ayuda. Pero bueno, todo eso deberá debatirse, no necesariamente lo que nosotros proponemos tiene que ser así.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA