La Pampa suma apoyo de otras provincias para frenar Portezuelo

La Pampa suma apoyo de otras provincias  para frenar Portezuelo
La Pampa suma apoyo de otras provincias para frenar Portezuelo

La represa en Malargüe es resistida ahora también en Buenos Aires, Neuquén y Río Negro. El cambio de gobierno modificó su posición inicial.

Nada indica, por el momento, que la construcción de la megapresa malargüina Portezuelo del Viento sobre las aguas del río Grande, un afluente del Colorado, vaya a suspenderse. El presidente Alberto Fernández cumplió en enero con la segunda cuota del financiamiento -la primera llegó en la gestión de Mauricio Macri- y el proceso licitatorio, aunque siete compañías pidieron extender los plazos de presentación de las ofertas , también continúa por el camino trazado.

No obstante, en el plano político hay movimientos que reflejan el cambio de era que trajo aparejado la vuelta del kirchnerismo al poder nacional. A la histórica oposición de La Pampa por la construcción del megaproyecto que permitiría generar energía eléctrica e inyectarlo al sistema eléctrico nacional interconectado, se han sumado ahora Río Negro, Neuquén y, la gran novedad, Buenos Aires, que durante el mandato de María Eugenia Vidal era firme aliada de Mendoza y ahora empieza a girar en sentido contrario bajo el gobierno de Axel Kiciloff.

El 20 de febrero, la ciudad de La Plata (capital bonaerense) fue sede de un encuentro entre legisladores provinciales del peronismo. Allí estuvieron Gabriel Godoy y Facundo Tignanelli por la provincia de Buenos Aires; la rionegrina Daniela Salzotto; la neuquina Ayelén Gutiérrez y los pampeanos Espartaco Marín y José González. El cónclave terminó con la creación de la Comisión de Ríos Interprovinciales. La ausencia notoria fue la de representantes de Mendoza: fue invitada la senadora Andrea Blandini, que dijo que no pudo asistir.

Marín, diputado de La Pampa, fue uno de los organizadores del encuentro. El hijo del cuatro veces gobernador pampeano Rubén Marín, aclaró a Los Andes que todos los participantes "son del peronismo", sin hacer diferencias entre los espacios internos del Frente de Todos. Explicó que el objetivo fue que "cada una de las provincias avance en conjunto, en relación a la particularidad de lo que cada provincia vea sobre la obra".

En esta misión de La Pampa -gobernada por Sergio Ziliotto- de sumar aliados contra Portezuelo la primera en levantar la mano fue Arabela Carranza, mandataria de Río Negro. Luego se agrupó el neuquino Omar Gutiérrez.

"Nosotros claramente tenemos una posición tomada, pero Buenos Aires aún no ha hecho pública ninguna posición, más allá de alguna declaración de funcionarios. Río Negro sí ha cambiado la posición respecto de la que tenía el gobierno anterior", agregó Marín.

El interés bonaerense, según transmitió el legislador pampeano, se sustenta en conocer formalmente cuáles son las condiciones hídricas del río Colorado, en caso de que se construya la presa. En el sur bonaerense hay más de 100 mil hectáreas, principalmente de soja que, según Marín, se verían afectadas en el caudal de agua para riego.

En el peronismo mendocino, ante las consultas de este diario, prefirieron no respaldar  ni cuestionar la ofensiva de los legisladores de las provincias vecinas. "No me invitaron, me sorprendió realmente", comentó el presidente del bloque peronista en la Cámara de Diputados, Germán Gómez.  

Por el lado de La Cámpora hubo silencio de la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti quien, en su campaña electoral a la gobernación en 2019, respaldó la obra pero cuestionó el proyecto que elaboró el Gobierno de Cornejo.

“No hay un proyecto, no se discutió la obra”

Andrea Blandini, senadora mendocina invitada a la reunión en La Plata (no asistió por "cuestiones de agenda"), la celebró sobre el principio de que "la tierra no tiene límites geográficos". Apuntó contra el proyecto de la presa: "Nadie sabe qué es Portezuelo del Viento, si es un paredón ... Mendoza dice que la beneficia y las provincias involucradas dicen que las dejan sin agua. Si  preguntás a la gente, dicen 'ni'". Insistió: "Nadie conoce el proyecto. No hay un proyecto. Es una obra que nunca hemos discutido en términos de impacto ambiental, o si la gente está de acuerdo".

En octubre se abrirán las ofertas para hacer la obra  

Ante la avanzada de las provincias peronistas, en el Gobierno provincial prefieren destacar que el proceso licitatorio para la construcción de la presa Portezuelo del Viento sigue adelante. Dijeron que la dimensión de las cinco obras relacionadas con el mega proyecto en Malargüe hizo que siete compañías presentaran un pedido para extender los plazos de presentación de las ofertas. Con este nuevo cronograma, la presentación de antecedentes técnicos, oferta técnica y oferta económica se postergó al 2 de junio próximo.

En concreto, las mendocinas Ceosa y Obras Andinas; la bonaerense Decavial, Power China y Gezhouba, ambas de China; la rusa Power Machines y la subsidiaria española Dycasa, fueron las siete empresas que pidieron extender los plazos.

A estos pedidos se suma la solicitud en el mismo sentido de la Unión Industrial de Mendoza (UIM) para que las pymes mendocinas completen sus procesos de certificaciones para ser proveedores de una de las obras más importantes que tendrá la provincia en las próximas décadas.

De esta manera, la visita de obra fue reprogramada para el 16 de marzo y se iniciará tal como estaba previsto en el edificio de la Municipalidad de Malargüe. En tanto que la información sobre antecedentes técnicos se abrirá el 2 de junio, las ofertas técnicas el 8 de julio y las ofertas económicas el 16 de octubre de este año.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA