domingo 25 de octubre de 2020

Más de 100 presos protestaron en los techos de la cárcel de Boulogne Sur Mer
Policiales

Más de 100 presos protestaron en los techos de la cárcel de Boulogne Sur Mer

Los internos reclamaron beneficios frente a la situación del Covid-19 en Mendoza y mostraron su malestar frente a las autoridades.

Más de 100 presos protestaron en los techos de la cárcel de Boulogne Sur Mer

Un grupo de presos protagonizó una acalorada protesta en el penal de Boulogne Sur Mer en la tarde de este lunes, reclamando beneficios frente a la pandemia del coronavirus.

Varios internos se subieron a los techos con objetos en sus manos y gritando "estamos todos unidos":  La situación, en general, no pasó a mayores y las autoridades se abrieron a negociar y revisar situaciones particulares para controlar el accionar de estas personas.

Pasadas las 17 comenzó la revuelta en esta penitenciaría, que no se extendió al complejo de San Felipe. Más de 100 reos, algunos encapuchados, ganaron los techos con frazadas y banderas. Se trata de detenidos de los pabellones 9 y 12. 

Familiares que se mantenían en contacto con los manifestantes aseguraron que el reclamo fue pacífico, pero que igual fueron reprimidos.

Móviles policiales están apostados frente a la cárcel de Boulogne Sur Mer | Claudio Gutiérrez / Los Andes

Esto se dio en un contexto de mucho movimiento en los últimos días en la cárceles del país, como sucedió en el penal de mujeres de El Borbollón, en Las Heras, el viernes, y en Devoto, Buenos Aires.

En todos estos establecimientos de detención los pedidos son similares: mayores condiciones sanitarias y de higiene, y la liberación o arresto domiciliario para presos que están dentro del grupo de riesgo por el Covid-19.

Desde la semana pasada en Boulogne Sur Mer y San Felipe algunos presos iniciaron una huelga de hambre también como medida de protesta, viralizando algunas fotos de ellos con la boca cosida. Ahora, además de subir a los techos, habrían quemado algunos colchones.

Finalmente, cerca de las 20 los presos depusieron su actitud y se bajaron de las alturas luego de la promesa del director del Servicio Penitenciario, Eduardo Orellana, de analizar a partir de este martes junto con la Justicia quienes pueden acceder a beneficios.