viernes 10 de julio de 2020

Prohíben a bancos dar dividendos: prevén mayor incobrabilidad
Economía

Prohíben a bancos dar dividendos: prevén mayor incobrabilidad

Es para cuidar las reservas del BCRA y evitar que pueda llegar a haber una corrida bancaria.

Prohíben a bancos dar dividendos: prevén mayor incobrabilidad

"Es una medida que perjudica al accionista, aunque sea razonable para que el sistema esté fuerte en momentos como este", dice el analista Christian Buteler sobre la nueva medida del Banco Central. Dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre de este año la suspensión de la distribución de resultados de las entidades financieras.

La decisión está en línea con las medidas que tomaron bancos centrales de Suecia, Australia, Canadá, Brasil, Rusia, India y Sudáfrica para reforzar la capitalización del sistema en virtud del contexto económico que generó la pandemia de Copvid-19.

"No encontré en los bancos centrales del mundo el nivel de emisión monetaria como el que tuvimos el mes pasado: $ 499.000 millones de recaudación y $ 430.000 millones de emisión. El Estado se financia mitad con impuesto y mitad con emisión. Esa no la encontré", dispara Buteler.

"Es una medida que busca fortalecer las reservas internacionales., que se encuentran muy deterioradas y son muy necesarias en estos tiempos. Podemos encontrar en la actualidad explicaciones racionales para estas medidas, pero son dañinas si se prolongan en el tiempo", considera el analista Matías Cartier.

Para Guillermo Barbero, socio de First, no genera un gran perjuicio: "Los bancos están acostumbrados a no distribuir utilidades en tiempos de crisis económicas, pues prefieren reforzar sus balances ante posibles (y muy probables) pérdidas futuras. Es una medida prudente visto la situación actual"

. "En este contexto es razonable, es más, no me sorprendería que las pérdidas crediticias en el segundo semestre se incrementen y le quiten parte del capital económico extra (ocioso) que hoy los bancos tienen. Me parece una buena medida que busca proteger la solvencia", admite el CFO de un banco extranjero.

"En todo el mundo se puso un freno, ya sea regulatorio o voluntario a la distribución de dividendos. Sinceramente, es una medida razonable si pensás que el sistema financiero puede ver desafiado su nivel de capital por los efectos adversos de la pandemia, como mayores incobrabillidades, menor generación crediticia y costos.

Después cada banco será impactado dependiendo de la exposición crediticia y de su concentración", coincide el director financiero de un banco nacional.

El objetivo de la norma es mantener capitalizadas a las entidades financieras en un ejercicio singularmente complicado: "En otros términos, apunta a otorgarle mayor respaldo patrimonial a las instituciones en un contexto en el que la calidad de los activos inevitablemente se deteriorará. Debe considerarse que los aumentos en las irregularidades podrán afectar negativamente los resultados del ejercicio (todo dependerá de los niveles de incobrabilidad y de la magnitud en la que las carteras estén previsionadas) y, naturalmente, el patrimonio de los bancos. Por lo tanto, es un buen resguardo no repartir utilidades en un período tan crítico", observa Andrés Méndez, titular de AMF Economía.

A su juicio, un deterioro en la solidez patrimonial podría potenciar este impacto negativo, mientras un mayor respaldo en el capital de las entidades actuará como reaseguro de quienes confían sus fondos en el sistema financiero.

El asesor financiero Mauro Cognetta no lo ve como una medida alocada en el contexto tan delicado actual para hacer más fuerte el sistema financiero. Sin embargo, Ramiro Castiñeira, economista jefe de Econométrica, ataca duro: "Un clásico de Argentina: destrucción del mercado de cambios oficial y cerrar la economía".

Mariano Gorodisch