Por miedo al coronavirus, tuvieron que conocer a su nieta atrás de una ventana

Por miedo al coronavirus, tuvieron que conocer a su nieta atrás de una ventana
Por miedo al coronavirus, tuvieron que conocer a su nieta atrás de una ventana

Dos ancianos fueron sorprendidos por su hija cuando les presentó a su nieta. Lamentaron el no poder acariciarla.

"Este virus nos ha robado muchos momentos", con esas palabras una joven madre española intentó pedirle perdón a sus padres por no hablerles avisado el momento exacto en el que iba a dar a luz, para que de esta forma la pareja mayor no se preocupara por la saluda de la madre y de la bebé y sobre todo para que no intentaran acercarse al hospital en medio de la pandemia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A ti mamá Me perdonarás que no te llamara para decirte “mamá nos vamos al hospital, estoy de parto!!!”. Sabía que de haberlo hecho te hubieses pasado la noche en vela, dándole mil vueltas a la cabeza y sufriendo por la situación que podríamos estar viviendo en el hospital con la que está cayendo, y conociéndote, seguro que muerta del miedo por nosotras. Perdóname, pero quería evitarte ese mal trago. Mamá India llegó al mundo rodeada de amor, pero no hubo visitas, no hubo globos ni bombones, no pudiste sentarte a los pies de mi cama para hablar sobre cómo había ido, no tuve tu abrazo, ni ella tuvo tu beso. Me moría de ganas de explicarte que conseguimos ese parto natural que tanto soñaba, quería explicártelo todo, quería que te sintieras orgullosa de mi, tantas veces que te había preguntado, mamá tanto duele? Y siempre me respondias lo mismo, “mucho, pero ese dolor se olvida”, y ahora que por fin se lo que tú sentiste, no puedo compartirlo contigo como me gustaría. No has podido tener la foto de esa primera vez con tu nieta en brazos, sigues sin saber cómo de suave es su piel, ni a que huele, créeme mamá, esta niña es de terciopelo. Este virus nos ha robado muchos momentos, por ello quise daros esta sorpresa a la salida del hospital camino a casa. Quise que al menos pudierais conocerla dos minutos, me conformaba con bajarais a vuestra portería y mostraros a vuestra nieta detrás de esas mascarillas y a través de una ventana sin poder tocarla. No puedo veros las caras, pero se que papá y tu estáis sonriendo, no sois capaces de hablar sin tragar saliva, y las lágrimas en los ojos os delatan. Nunca en la vida me hubiese imaginado que sería así, nunca en la vida pensé que algo tan frío pudiera llegar a ser tan sumamente íntimo y cercano, he aprendido que los besos y los abrazos también pueden darse a través de la mirada. Mamá ese abrazo llegará, y todo lo que estamos viviendo nos servirá para valorarlo mucho más, llegará ese beso, esa caricia y podremos llenar nuestra caja de recuerdos de todas esas primeras veces, solo tenemos que esperar un poquito más. . . . #nacerenpandemia #covid #partonatural #parirenpandemia #mama #abuela #debalconabalcon

Una publicación compartida por saraguchi84 (@saraguchi84) el

La enternecedora historia saltó a la luz luego de que Sara Guchi, una enfermera que tuvo a su tercera hija el 25 de marzo último, compartiera en Instagram el momento en que presentó a India, la recién nacida.

Debido al miedo por los contagios, la pareja mayor no pudo acariciar ni besar a su famante nieta. Por el contrario tuvo que contentarse con miraarla a través de la ventana del auto en donde se encontraba la pequeña junto a Sara.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No se si acabaría antes hablando de los beneficios del porteo o de los perjuicios de no portear. Creo que todas sabemos que los bebés nacen con la NECESIDAD de ese contacto físico, de ahí la importancia del famoso piel como piel madre e hijo nada más nacer, contacto que seguirán necesitando para lograr un buen desarrollo a todos los niveles. Es por ello que me chirría tanto que me digan “Sara es que hay que dejarlos llorar para que no se acostumbren a los brazos”, por qué se sigue teniendo esa mentalidad, cuando la evidencia científica ha demostrado todo lo contrario? No es que el bebé se acostumbre a los brazos, es que necesita de ellos para su correcto desarrollo tanto físico o emocional. Esta claro que no podemos estar todo el día sin hacer nada más que tener a nuestros bebés en brazos, aquí es donde entra en juego el porteo, y así es como pasamos nuestras horas confinadas, pegaditas una a la otra como lapas, sintiéndonos, oliéndonos y disfrutándonos a un beso de distancia ???? Porteáis a vuestros peques? . . Fular elástico Boba de @kangura_portabebes . . #aunbesodedistancia #yoporteo #crianzaconapego #porteo #fularelastico #porteoergonomico #porteoseguro

Una publicación compartida por saraguchi84 (@saraguchi84) el

La emoción de los padres de la enfermera no pudo ser contenida y apenas vieron a la criatura no pudieron contener las lágrimas. Lo que sí debieron 'reprimir' fueron las ganas de abrazar a la nueva integrante de la familia.

Pero las palabras de Sara en el posteo también buscan remediar esta situación: "Mamá ese abrazo llegará, y todo lo que estamos viviendo nos servirá para valorarlo mucho más, llegará ese beso, esa caricia y podremos llenar nuestra caja de recuerdos de todas esas primeras veces, solo tenemos que esperar un poquito más".

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA