jueves 26 de noviembre de 2020

Tres de cada diez kioscos, en venta por la caída del consumo
Economía

Tres de cada diez kioscos, en venta por la caída del consumo

La crisis golpeó con fuerza al sector. Preocupación por el alza de los costos.

  • jueves, 14 de noviembre de 2019
Tres de cada diez kioscos, en venta por la caída del consumo

La caída del consumo afectó al sector minorista y los kiosqueros advirtieron una caída en las ventas cercana al 40%. Los ingresos van por la escalera y los egresos por el ascensor. Es que los alquileres y la energía subieron,y esta situación hizo que muchas familias dejaran sus emprendimientos.

Las cifras corresponden a la Cámara de Kiosqueros Unidos de Mendoza (CKUM), cuyo titular es Gustavo Suárez. El representante del sector señaló que de los 6.000 kioscos que ellos tienen registrados 30% vende de forma permanente sus fondos de comercio.

"En la cámara tenemos 2.000 asociados del Gran Mendoza, no todos los comerciantes del rubro están en la cámara pero si tenemos relación constante con todos", explicó. 

La mayor baja en las ventas se observa en las golosinas y especialmente en los productos de primera marca, como alfajores o gaseosas. Los precios subieron hasta el punto en que muchos mendocinos prefieren no comprarlos, pero la estructura de costos para los kiosqueros se vio incrementada.

"Por un negocio promedio (de 30m2), en un local céntrico, se paga un alquiler que ronda los $ 20.000, y a eso se le suma que por cuatro heladeras exhibidoras, más luces y aire acondicionado, el comerciante paga cerca de $12.000 en luz. Sin contar monotributo, habilitación municipal y otros impuestos, esos son los costos básicos de un kiosco", agregó Suárez.

Nuevos aumentos 

Los hábitos de consumo también varían, mientras que hace algunos años una familia compraba botellas individuales para salir, hoy compran una grande o una mediana y la comparten. Además, optan por segundas marcas en busca de un menor precio.

“Entre un alfajor de primera y segunda marca hay $ 25 de diferencia, la elección del cliente tiene que ver con el precio. Hoy elige las segundas categorías”, señaló Suárez.

En tanto que las remarcaciones tampoco cesan y los empresarios tanto de comercios chicos como de supermercados e hipermercados ya están recibiendo listas de precios con aumentos. "Tenemos una inflación acumulada del 40% en todos los productos, y 24 horas después de las PASO recibimos listas de precios nuevas con incrementos del 20% en promedio en todos los productos", agregó el representante de los kiosqueros.
La situación se repite también en los supermercados.

Así, en las góndolas empezaron a verse nuevos incrementos en almacén, frescos, limpieza, perfumería, alimentos para mascotas y bebidas, que van del 8% al 18%.

Entre las empresas que renovaron sus listas de precios se encuentran Coca-Cola, Molinos, Mastellone, Ledesma, Procter&Gamble, Unilever, L'Oreal, Ledesma, Molinos Río de la Plata, Tres Arroyos y Las Marías.

Inmediatamente después de las elecciones cadenas de supermercados como Walmart o

Carrefour anunciaron su compromiso por no aumentar los precios durante 15 días, y trasladaron el “desafío” a sus proveedores y otras cadenas, pero este miércoles vence el periodo de tregua y los aumentos podrían comenzar a notarse.

Alerta por nueva legislación cordobesa

En el año 2014 el senador Armando Camerucci (UCR) impulsó un proyecto para impedir que los cigarrillos ocupen las vidrieras de los kiosquos, y la Unión de Kiosqueros de la República Argentina, con sus representantes en Mendoza, organizó manifestaciones para repudiarlo, aduciendo que generaría pérdidas de puestos de trabajo, y este no prosperó.

Sin embargo, en octubre, una iniciativa aprobada por la Legislatura cordobesa restringe la exhibición de cigarrillos en quioscos, así como la publicidad dentro de los locales comerciales, una medida que ya había sido aprobada en Santa Fe. En este contexto, la CKUM teme que se intente impulsar nuevamente una medida similar en Mendoza que podría castigar más las ventas de un sector que ya está en caída. 

Si bien destacan que la rentabilidad no es muy alta, se trata de un producto que atrae a los clientes para consumir otros, y entre ventas directas y asociadas, la comercialización de cigarrillos significa el 50% de las ventas de un kiosco.

"El cigarrillo se va a seguir consumiendo, pero la medida en Santa Fe fue destructiva y en Mendoza hay temor de que se replique", comento el titular de CKUM, Gustavo Suárez, quien destacó que para evitar esta situación, el ministerio de Salud podría incentivar capacitaciones u otras medidas que no impliquen la imposibilidad de exhibir sus productos.