miércoles 30 de septiembre de 2020

Pierpaolo Barbieri: “Vamos a perder plata 5 ó 7 años, pero pensamos en el largo plazo”
Sup. Economía

Pierpaolo Barbieri: “Vamos a perder plata 5 ó 7 años, pero pensamos en el largo plazo”

En dos años, la compañía ya tiene más de 50.000 usuarios en Mendoza. Asegura que es un mercado para explorar. 

Pierpaolo Barbieri: “Vamos a perder plata 5 ó 7 años, pero pensamos en el largo plazo”

Pierpaolo Barbieri tiene 32 años y es historiador. Lejos de los libros de antaño hace poco más de dos años decidió buscar inversores y lanzarse con una iniciativa sobre las finanzas personales. Creó Ualá, una compañía que ofrece una aplicación de celular acompañada por una tarjeta Mastercard, con la que ya incorporó al mercado financiero a más de 1 millón de personas, muchas de las cuales no tenían los requisitos que exigen los bancos.

Hoy dirige una compañía con 140 empleados y, en plena crisis económica, está reclutando más de veinte personas por mes. Si hablamos de nuestra provincia, el 5% de las tarjetas emitidas están en Mendoza: son más de 50.000. El 62% de los usuarios son hombres. El 52% de los mendocinos en Ualá son menores a 24 años, por lo que Barbieri infiere que podría ser ésta su primera tarjeta. El 3% declaró ser extranjero, principalmente chilenos.

-¿Cómo le explicás Ualá a quien no la conoce?

- Es tu vida financiera en una tarjeta y una aplicación para el celular. No es un banco ni viene a remplazarlo. Viene a simplificar la vida financiera de la gente. Permite manejar todo desde el teléfono, sin horarios, sin sucursales, sin letra chica y sin costos escondidos. Ésa es la revolución que traemos.

Pierpaolo Barbieri. Creó Ualá | Gentileza

-¿Cómo analizás la tensión generada entre los bancos tradicionales y las fintech?

-Creo en la igualdad de condiciones y la competencia. Muy malo era cuando el sistema estaba cerrado y nadie podía competir. Nosotros somos interoperables porque a los bancos los obligaron. Hay otras fintech que no quieren eso, yo sí lo quiero. Quiero que se abra el sistema. No venimos a remplazar a los bancos; interoperamos con ellos. Estamos asociados con cuatro bancos. Con esto llegamos a mucha gente que no estaba incluida en el sistema.

-¿Qué porcentaje de la gente que usa Ualá no estaba en el sistema financiero?

Alrededor del 50%. Hay un 40% de la gente que usa Ualá como cuenta primaria. Eso significa que estamos trayendo gente a la economía en blanco, declarada. Esto es inclusión financiera. Incluso después tienen historial financiero por si quieren ir a un banco y abrir una cuenta. Cada vez la gente entiende más que el efectivo es caro e ineficiente.

-¿Apuntan a un público específico?

No, cualquiera puede usar nuestro servicio. Más del 10% de los habitantes de la Argentina entre 18 y 25 años tienen Ualá o el 3% de todo el país. Nos enorgullece llegar a toda esa gente. Tenemos más de 60.000 chicos menores de edad, con límites que setean sus padres. Usan mucho para comprar online, cargar el celular y analizar sus gastos.

-¿Cómo prevés la escalabilidad de este negocio en el futuro?

-No me gusta hablar del futuro sino del presente. Lo que puedo decir es que todos los días hacemos más de cinco mil tarjetas y me enorgullece que casi el 80% de esos plásticos están fuera de la Capital Federal y el 68%, fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires.

En medio de la crisis financiera, ustedes se largaron a dar créditos de hasta 250.000 pesos. ¿Qué los llevó a tomar la decisión?

-Sí, empezamos hace cuatro meses. Tenemos un nivel de transparencia que es único en el mercado. Y si no te aparece la posibilidad de tomar un crédito en la aplicación quiere decir que no usaste Ualá lo suficiente como para que tengamos información para ofrecértelo. Es una tasa muy competitiva, mejor que la de muchos bancos.

-¿Para qué usan el dinero quienes piden los préstamos?

-De acuerdo a los más de 1.000 préstamos por más de 40 millones de pesos que ya emitimos indica que el primer uso es para remodelar o arreglar la casa o para negocios nuevos. El segundo uso es para pagar otras deudas y bajar los costos de los intereses porque había otros lugares de hasta el 250%.

¿Qué ratio de mora tienen en estos cuatro meses?

-Menos del 1 por ciento, pero es temprano para evaluarlo. Nos ha sorprendido gratamente. Pensábamos que íbamos a estar por encima de eso.

-¿Qué tienen previsto para la plaza de Mendoza?

Tenemos más de 50.000 usuarios en Mendoza. Después de la Capital Federal, Córdoba y Rosario, es la plaza más importante. Es súper importante para nosotros. Estamos pensando abrir un hub de desarrollo y Mendoza podría ser una sede. Aquí ya no entramos en la oficina y hay un montón de gente que quiere trabajar en Ualá pero no vive en Buenos Aires.

-¿Qué explicaciones les das para que inviertan en tu compañía?

-Solamente tenemos inversores que piensan en el largo plazo. Invirtieron en Ualá sabiendo que íbamos a perder dinero por cinco años o siete años, y estamos en el año dos. Y esto sigue creciendo más allá de nuestras expectativas.