Perpetua a la pareja que mató con brutales golpes al pequeño Giuliano

Perpetua a la pareja que mató con brutales golpes al pequeño Giuliano
Perpetua a la pareja que mató con brutales golpes al pequeño Giuliano

Yamila Ibáñez, madre del niño de 2 años asesinado en 2017, y Maximiliano Ortiz fueron condenados por homicidio agravado por el vínculo y por

Un tribunal popular encontró culpables a Maximiliano Ortiz Rosales (29) y a Yamila Ibáñez Benavidez (26) del asesinato de Giuliano Ibáñez, un niño de 2 años y 9 meses de edad. El juez Diego Lusverti condenó a la pareja a la pena de prisión perpetua.

Así, finalmente se resolvió el séptimo juicio por jurado y el primero que abordó la problemática del maltrato infantil que, en este caso, terminó con la vida de un menor.

La particularidad del debate fue que existieron dos posiciones antagónicas: la mujer acusó a su pareja del ser autor de violentísimo golpe mortal que le quebró la columna vertebral a Giuliano y le dañó el sistema nervioso central. Ortiz, por su parte, señaló que ella fue la agresora de su propio hijo.

La violencia del golpe quedó registrada en la necropsia: la causa de la muerte fue un "shock mixto", una mezcla de un shock hipovolémico, que implica una gran pérdida de sangre, y un shock neurogénico, que se produce por un dolor extremo. 

Además los forenses detectaron 11 moretones producidos en los últimos 20 días de vida del niño. Este cuadro señala que Giuliano fue víctima de continuos maltratos que terminaron el 28 de noviembre de 2017, cuando falleció en el hospital pediátrico Humberto Notti.

Alegatos enfrentados

Ayer por la mañana, el primero en alegar fue el jefe de los fiscales que Homicidios Fernando Guzzo, quien solicitó al tribunal popular que se expidiera sobre la culpabilidad de la pareja formada por Ortiz e Ibáñez, madre del chico asesinado.

Ambos habían sido acusados por homicidio agravado por el vínculo y por alevosía y, por lo tanto, la única pena posible era la perpetua o la absolución.

Hacia esta última posición apuntaron las defensas: los defensores oficiales Miriam Gil Yoma y Rubén Castro solicitaron que se declarara la inocencia de la mujer y los abogados de Ortiz -Raúl Sánchez y Antonio Andino- se inclinaron por la inocencia de su cliente, cerrando así acusaciones cruzadas.

Guzzo sostuvo que los dos acusados maltrataron al niño y le causaron la muerte y que no eran juzgados "por ser vulnerables sino por ser asesinos".

El fiscal volvió a decir que no sabía quién había ejecutado el golpe que terminó con la vida de Giuliano. Pero indicó que la "bisagra" de caso fue el 21 de octubre de 2017 porque desde ese día sólo la pareja estuvo en contacto con el chico.

"Actuar y omitir es lo mismo. Si un padre ve que su pareja golpea a un niño y no hace nada, también es culpable", afirmó Guzzo.

En relación a la muerte, el fiscal indicó que la necropsia muestra que es un caso de maltrato: "El golpe fue intencional, incompatible con una caída".

Luego de sostener que el OAL intervino en el caso desde 2012, afirmó que “el Estado hizo lo que pudo pero no estuvo ausente”.

Fuego cruzado

Castro, el defensor oficial de Yamila, advirtió al tribunal que “el fiscal trata de confundir”.

"Dice que los dos fueron responsables pero no puede decir quién fue. Fue uno solo el autor del golpe y el fiscal no ha podido determinar quién fue y no fue Yamila", afirmó.

Luego dijo que la mujer se enteró del asesinato del niño cuando el fiscal, al día siguiente del hecho, le dijo lo que había pasado "y en ese momento ella contó la verdad".

Los defensores de la imputada señalaron como agresor a Ortiz, en tanto que los abogados del hombre responsabilizaron a la madre de Giuliano. Estas posiciones antagónicas son las que se mantuvieron durante todo el debate.

Raúl Sánchez, por su parte, señaló que en el juicio "no se ha individualizado al autor, no hay prueba directa. El fiscal dijo 'no sabemos la verdad' y eso es cierto".

Para el defensor, el día del hecho su cliente estaba en el baño cuando sintió un grito y encontró a su pareja haciéndole reanimación a Giuliano "que se había quedado sin aire". Después fue a buscar al vecino para que los llevara al hospital.

Luego de deliberar hasta pasadas las 18, el jurado llegó a un veredicto unánime y encontró culpables por homicidio agravado por el vínculo y por alevosía a Ibáñez y a Ortiz.

Autopsia

11 hematomas fueron detectados en el cuerpo de Giuliano en la necropsia. Habían sido provocados los 20 días anteriores a su asesinato. Murió por shock mixto tras la fractura de columna.

Polémica por fotos “que pueden herir la sensibilidad”

La frase "una imagen vale más que mil palabras" sobrevoló en el juicio por jurado por el asesinato de Giuliano Ibáñez. Es que durante el debate las partes polemizaron sobre si los 12 integrantes del jurado debían o no ver las fotos del cadáver del pequeño que figuran en el informe de la necropsia.

Si bien tanto la fiscalía de Homicidios como los abogados defensores habían convenido con anterioridad que esas fotos no se exhibieran para no herir la sensibilidad del jurado, el fiscal Fernando Guzzo solicitó ver tres imágenes.

Los defensores se opusieron y el juez Diego Lusverti indicó que sólo se verían si surgía alguna polémica en relación a la pericia. Finalmente no se exhibieron.

Pero en los alegatos el fiscal sostuvo que les habían “privado de ver las fotos de un niño que si era visto en la calle, nadie hubiera dudado en denunciar (el maltrato)”.

El defensor Sánchez le respondió que sólo quería lograr un impacto en el jurado y que luego lo reflejaran los medios.

En los seis juicios por jurado anteriores es notable la reacción que genera en el tribunal este tipo de imágenes que no siempre “aclaran” algún punto oscuro de la pericia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA