Segundo mes consecutivo de caída en la venta de cemento

Segundo mes consecutivo de caída en la venta de cemento
Segundo mes consecutivo de caída en la venta de cemento

El consumo de cemento bajó 12,4% en agosto, es decir, que se compraron 3088 toneladas menos el mismo mes del año pasado.

El consumo de cemento se contrajo un 12,9% en Mendoza durante agosto. Así lo demuestra un informe estadístico de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), que revela una caída del consumo de cemento de 3.088 toneladas en comparación con el mismo mes del año pasad. Se trata del segundo mes de caída ya que este año venía mostrando números positivos esta industria.

Los datos de AFCP indican que entre enero y agosto de este año se consumieron 161.975 toneladas de cemento a granel, el número más alto desde el año 2016 (116.566), pese a las últimas caídas, y un 3% más que el registro acumulado para los mismos ocho meses de 2018.

En lo que respecta a 2019, en febrero se dio el mayor aumento, con un consumo 20.003 toneladas, lo que implicó un incremento del 25,6% con respecto al mismo mes del año anterior, aunque luego se contrajo en marzo (-3,62%).

La caída de agosto es la más alta desde que comenzó el año (-12,42%), aunque esto se explica por el aumento considerable que se registró en el mismo mes de 2018, cuando se alcanzó el récord de consumo (24.872). En 2016 se registraron ventas a granel por 16.337 toneladas; en agosto de 2017, 20.729; y este año 21.784.

La situación se replica a nivel país, aunque con un efecto más moderado que el local (-7,2% en agosto y -6% en el acumulado) y, de acuerdo con los datos provisorios de septiembre, ese mes sumaría una tercera caída. El último mes se despacharon en todo el país 938.972 toneladas, un 10,4% menos que el mismo mes del año anterior, y entre enero y septiembre 8.449.466 toneladas, es decir un 6% menos que durante los primeros nueve meses del año anterior.

Actividad de la construcción

El consumo de cemento portland es uno de los insumos que toma en cuenta el Instituto Nacional de Estadísticas (Indec) y censos para estimar el nivel de actividad del sector construcción, junto al asfalto, la venta de cales, grifería, hierro y aceros, hormigón, ladrillos, pisos y revestimientos entre otros.

En este sentido, la retracción en este producto se relaciona con los últimos datos registrados por el organismo nacional y publicados en setiembre, que dan cuenta de que a julio de 2019 la actividad tuvo una caída del 1,7% con respecto a igual mes del año 2018. El acumulado de los siete meses de 2019 presenta una disminución de 8,3% respecto a igual período del año anterior.

El sector es responsable de 432.597 puestos de trabajo en todo el país y durante los primeros siete meses del año reportó una caída de 2,4% en puestos laborales.

Sin obra privada

El sector de la construcción tiene sus particularidades según se trate de obra pública o privada. Si bien todavía quedan varias obras en ejecución, lo cierto, es que la transición tanto nacional como provincial ha ralentizado la obra pública en la provincia. De hecho, desde hace algunos meses referentesde sector vienen dando cuenta de la situación. No obstante, se cree que Portezuelo del Viento va a poner en marcha la industria.  

De acuerdo con Mario Yaser, vicepresidente de la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza (Cecim) los datos de AFCP tienen que ver con la obra pública que comenzó con fuerza este año, sobre todo en los meses previos a las elecciones, pero luego no se han anunciado nuevas.

"Yo ejecuté cuatro barrios, tres los estoy terminando y en los próximos dos o tres meses finalizo el último, y no se han anunciado nuevas obras. Todo lo que tiene que ver con vivienda está complicado, aunque esperamos que el IPV licite algunas viviendas", explicó.

Según el empresario de la construcción se estima que por cada casa que se construye trabajan en promedio 1,5 personas, lo que implica que para 2.500 viviendas (los barrios anteriormente mencionados) se contratan 4.000 personas y a menudo que finalizan dichas obras los contratos finalizan.

En cuanto a la obra privada comentó que continúan con la misma dificultad que marcó todo 2019, las altas tasas de inflación que complicaron el fondeo de nuevos proyectos y que al mismo tiempo hicieron que los ahorristas se volcaran al sistema para aprovechar los rendimientos que ofrecían los bancos. "El precio del m² de construcción (37.570 según el promedio del BCRA) también complica la inversión particular o para comercializar", cerró. 

Igualmente, Marcelo Bargazzi, Presidente de la Cámara de la Construcción de Mendoza, señaló que se están terminando obras importantes y que van quedando las más chicas, lo que explica la merma en el consumo. Hacia el año próximo se espera que Portezuelo del Viento logre redinamizar el sector, pero entre medio se "necesitan fundamentalmente obras (ya sean barrios u otros emprendimientos públicos)" para que eso suceda.

En el caso del sector privado, la incertidumbre electoral se sumó a las altas tasas de interés para que prácticamente se paralizaran las obras.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA