lunes 10 de agosto de 2020

Ofrecerán cuotas a quienes no paguen la luz pero con interés
Economía

Ofrecerán cuotas a quienes no paguen la luz pero con interés

Según el EPRE, ciertos usuarios, entre ellos Pymes y cooperativas podrán acceder a un plan de pago de hasta seis cuotas mensuales.

Ofrecerán cuotas a quienes no paguen la luz pero con interés

La morosidad en el servicio eléctrico supera el 50%, según datos de las distribuidoras en Mendoza. Si bien esperan que mayores bocas de pago (re apertura de Rapipago y Pago fácil apartir del lunes) los números tenderán a mejorar, lo cierto es que quienes no paguen accederán a cuotas, pero con intereses del 24%. 

El Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) especificó en qué casos y qué requisitos deberán cumplir los usuarios del servicio eléctrico en Mendoza para que se los exceptúe de un corte ante la falta de pago, y sumó la posibilidad de abonar facturas atrasadas en 6 cuotas con interés.

Igualmente, desde las distribuidores advirtieron "voluntad de pago" entre los usuarios y esperan que con una mayor cantidad de cajas habilitadas para el cobro en efectivo, la morosidad que hoy supera el 50% tenderá a disminuir. 

De acuerdo con las disposiciones del Epre, el beneficio incluye a empresas y comercios que atraviesen dificultades económicas, como consecuencia del "aislamiento social, preventivo y obligatorio", con el que el Gobierno Nacional busca achatar la curva de contagios y, en definitiva salvar vidas, pero que está teniendo efectos adversos sobre el funcionamiento de la economía provincial y del país. Así, a las Pymes, cooperativas, y las instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas, quedarán incluidas dentro del grupo a quienes no se les puede cortar el suministro eléctrico. 

El gobernador Rodolfo Suárez adhirió al decreto firmado el 25 de marzo por el presidente Alberto Fernández, y así quedó dispuesta la prohibición de suspender los servicios de energía eléctrica, agua corriente, gas por redes, telefonía e Internet, y televisión por cable a los usuarios vulnerables. En el decreto del gobernador se incluye que se deberán facilitarse planes de pago para la posterior cancelación de las deudas que se generaran durante la emergencia social. 

Así, el EPRE dispuso que no podrá cortarse el suministro en los casos de "mora o falta de pago de hasta dos facturas consecutivas o alternadas, en el caso de facturación bimestral, y de hasta cuatro facturas consecutivas o alternadas, en el caso de facturación mensual, con vencimiento a partir del 1º de marzo de 2020, por el término de 180 días corridos" a los "usuarios que tengan dificultades en su capacidad de pago".

Asimismo, se les facilitará el pago de la deuda en "hasta seis cuotas mensuales y consecutivas". "En estos casos, las Distribuidoras podrán aplicar solo la tasa de interés de hasta el 24% (Tasa Nominal Anual para los Créditos para Pymes del Banco Nación, según las últimas disposiciones por la emergencia), debiendo abstenerse de aplicar cualquier tipo de recargo moratorio o similar". 

Beneficiarios 

Como ya se dijo, la medida no alcanza a todos los usuarios, y no se trata de una condonación de deuda, sino que una vez pasados los 180 días desde el 1 de marzo, se deberá comenzar a pagar lo que se adeude, más intereses.

Además, se explicita como usuarios vulnerables a los usuarios residenciales beneficiarios de la Tarifa Social, y a los demás usuarios residenciales alcanzados por subsidios provinciales, y las empresas con certificación MiPyMEs. También se tendrá en cuenta a las Cooperativas de Trabajo, instituciones de salud, y a las Entidades de Bien Público que contribuyan a la distribución de alimentos en el marco de la emergencia sanitaria. 

Los que pagan 

Desde el comienzo del aislamiento, Edemsa advirtió una merma en el cumplimiento de los pagos que pasó a ser del 42%, lo que implica una pérdida del 58% (que a la fecha se mantiene), en relación a lo que habitualmente se cobraba en esta época. No obstante, los últimos cambios no efectuaron modificaciones en la forma de trabajo, ya que habían decidido desde el 18 de marzo suspender los cortes por mora, al menos hasta que finalice la cuarentena, como forma de contribuir con la sociedad. 

En tanto que desde la cooperativa Alto Verde, José Luis Álvarez, señaló que al comienzo de la cuarentena la recaudación cayó de forma evidente (estaba en el orden del 70% antes de marzo), pero fueron autorizados a abrir una caja en la sede de la empresa, y comenzó a mejorar de forma progresiva.

"Siempre nos manejamos con bancos y con Pago Fácil, después tuvimos que abrir una caja, y lo que hemos notado es que la gente ha venido a pagar, hay cultura de pago, especialmente por parte de los jubilados y la gente de menores recursos, en cambio los más grandes dan vueltas para pagar, entregan cheques o buscan otras facilidades", señaló Álvarez.

El titular de la Cooperativa explicó que advierten mayores dificultades para cobrar a Bodegas de la zona Este (no a todas), y a grandes empresas que, sin embargo, no han detenido sus actividades durante la cuarentena.

En la actualidad, la mora para Alto Verde está en el orden del 45%, y advirtieron una mejora del 17% en una semana y media, desde que se habilitara la caja en la sede de la Cooperativa. "Entregamos barbijos, y nos pusimos a disposición de las personas que, a pesar de las dificultades, vienen y pagan para que podamos seguir brindando el servicio con normalidad", explicó Álvarez.

Por su parte, Raúl Stasi, de la distribuidora Edeste, comentó que estaban esperando que se habilitaran más bocas de pago, para que la gente no tenga que hacer colas, y celebró la autorización del Banco Central para que los locales de Rapipago y Pago Fácil puedan funcionar con normalidad. "Mucha gente paga en efectivo y tampoco pueden hacer el trámite por internet", comentó.

Desconcen cómo se implementará con las empresas

A pesar de la última resolución del Epre, el titular de Edeste consideró que aún no está claro cómo comprobar que empresa que hoy está alcanzada por los decretos nacionales y provinciales realmente presentan dificultades para el pago producto de la emergencia, y por lo tanto falta una disposición gerencial del mismo organismo para entender cómo se va a instrumentar, porque como está redactado pareciera que es de amplio alcance, cuando en realidad, no todos los comercios y vecinos estarán exceptuados del corte por mora.

En tanto que Álvarez advirtió una dificultad adicional, si bien el Epre deja en claro que el interés a cobrar será del 24%, Cammesa le cobra a las distribuidoras ese porcentaje por mora para las categorías T1 residencial, pero para las T2, que corresponde a las industrias o al riego agrícola, el mismo es del 36,95% desde el 3 de marzo (antes estaba en el orden del 60%).

En este caso, las distribuidoras deberán esperar para ver cómo se les pagará la diferencia entre lo que les cobra la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), y lo que ellos podrán trasladarle a los usuarios que no paguen.