lunes 6 de julio de 2020

“Ni negros, ni gordos ni peronistas”: las exigencias de Mühlberger con sus pacientes
Da La Nota

“Ni negros, ni gordos ni peronistas”: las exigencias de Mühlberger con sus pacientes

La orden del médico de los famosos era respetada a rajatabla por sus empleados. En intrusos contaron todos los detalles.

“Ni negros, ni gordos ni peronistas”: las exigencias de Mühlberger con sus pacientes

Este viernes en el programa "Intrusos" (América), Jorge Rial y su equipo de panelistas sumaron más detalles a la causa del médico de los famosos, Rubén Mühlberger y sus exigencias a la hora de atender a sus pacientes.

Mientras la Justicia sigue su investigación sobre las denuncias que recaen sobre el profesional, el programa de espectáculos dio detalles del manejo del médico a la hora de seleccionar a su clientela.

Rodrigo Lussich dijo: "Entre tantas informaciones, circuló que Mühlberger le decía a Wally Diamante, su jefe de prensa, 'no me traigas ni gordos, ni negros, ni peronistas'. Esa es la orden que le bajaba a su jefe de prensa", informó el panelista.

Sorprendido y molesto por la información, Jorge Rial tomó la palabra y dijo: "Tengo una mala noticia… los peronistas somos todo eso, así que no vamos a ir ninguno. Igual, coincide con la ideología con su jefe de prensa que también es así", comentó.

Hace unas semanas, el conductor relató cómo vivió en primera persona el accionar del cuestionado médico: "Hasta mi hija Morena fue alguna vez a ver a Mühlberger. Y me acuerdo que cuando me enteré la quise matar. Todos pueden caer. Mi hija una vez también fue porque la llevaron y porque el tipo le prometió todo. Después, cuando se fue, seguramente él debe haber dicho barbaridades como hacía con todos. Cuando yo me enteré, me quería matar. Pero bueno, cada uno es responsable", comentó Rial al aire.

Luego cerró relatando qué hizo con la persona que llevó a su hija al médico: "Me acuerdo que llamé a la persona que la llevó, me lo quería comer crudo y lo quería agarrar por el teléfono. Obviamente este doctor trabajaba sobre la debilidad del otro. Muchos iban ahí con debilidades, con carencias", concluyó el periodista.