martes 22 de septiembre de 2020

Naturaleza femenina: la educación para la gestión del ciclo menstrual
Sociedad

Naturaleza femenina: la educación para la gestión del ciclo menstrual

Las mujeres están cambiando una visión muy arraigada en todas las culturas: que la menstruación no sea un tabú.

Naturaleza femenina: la educación para la gestión del ciclo menstrual

Desde siempre la gestión de los ciclos menstruales ha sido parte del cotidiano e íntimo mundo femenino. Sin embargo, paralelamente, la necesidad de ocultarlo siempre fue una imposición. Recientemente, en Japón, una empresa implementó el método de la utilización de cartelitos para que las empleadas visibilizaran los ciclos menstruales. La medida, que generó gran revuelo, fue una decisión de la empresa para hacer evidente la necesidad de naturalizar los ciclos. Para la psicóloga Clarisa Perullini, la importancia de la visibilización va más allá de la herramienta que se utiliza: "En Japón, ponen una etiqueta; en las organizaciones tribales, se ponían un collar para indicar que las mujeres sangraban o que estaban amamantando. Independientemente de cómo lo hagamos, lo importante es el propósito". comentó en una entrevista a Clarín.

Carolina Zotta tiene su emprendimiento de copita menstrual y trabaja en la visibilización de la gestión menstrual.  "El acompañamiento empieza con la educación desde el primer sangrado, con toda la explicación que se le dio previa y posteriormente a esa persona, así como el acompañamiento que puede dar el entorno", dice.

Desde su proyecto, llevaron adelante una iniciativa que proponía visibilizar cómo fueron las experiencias de las primeras menstruaciones: "Son muy llamativas las experiencias de las nenas a las que, quizás, les vino en el colegio, o las que no tuvieron un acompañamiento y no sabían lo que les estaba pasando, o las que quizás se asustaron...

Visibilizarlo es fundamental para que la sociedad lo integre y que el tránsito por este proceso natural sea acompañado,  sin toda esta carga tabú que recae sobre el cuerpo menstruante en su vida cotidiana. Poner las cosas por su nombre y visibilizarlas lleva a una mejor experiencia en toda la vida cíclica que tenemos", describe Carolina Zotta.