jueves 9 de julio de 2020

Mito o realidad: ¿El coronavirus es clasista en Argentina, como dijo Cafiero?
Sociedad

Mito o realidad: ¿El coronavirus es clasista en Argentina, como dijo Cafiero?

El Jefe de Gabinete de la Nación aseguró que la mayoría de los fallecidos por la enfermedad son “trabajadores de barrios populares”.

Mito o realidad: ¿El coronavirus es clasista en Argentina, como dijo Cafiero?

Este domingo, el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, aseguró que "el coronavirus es democrático para infectarse, para expandirse, pero clasista cuando hay que contar los muertos, que en su gran mayoría son trabajadores de barrios populares". Ese fue su argumento para justificar la rigidez de las medidas tomadas por el Gobierno, luego de las protestas para flexibilizar la cuarentena por el Covid-19.

Para fundamentar sus dichos, Cafiero utilizó los ejemplos de Brasil, Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo, según publicó Clarín, las realidades en esos países tienen matices diferentes a lo que pasa aquí, por lo que no sería adecuada la comparación.

Con las dos muertes confirmadas este domingo, ya son 530 los fallecidos por la pandemia en todo el país. Se trata de dos mujeres, de 43 y 72 años. El primer caso es casi una rareza estadística, ya que el promedio de mortalidad está en 75 años. Los dato los dio Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias de la Nación.

Los dos casos pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires, el distrito más adecuado para comprobar que en nuestro país el coronavirus mata más por edad que clase social.

Hasta este sábado, de los 221 fallecidos registrados en Capital Federal, sólo 28 vivían en barrios vulnerables. Un 12,7%. Más datos porteños: el 85,4% de los contagiados tienen entre 0 y 59 años, pero el 83% de los fallecidos se dio en mayores de 60, según las cifras publicadas por el mencionado medio.

Una vez que el virus se metió en las villas, la proporción fue creciendo allí día a día, lógicamente por las condiciones de hacinamiento y la imposibilidad de cumplir con el aislamiento preventivo. En un mes, pasó de poco más del 10% al 41,6% acumulado hasta este sábado: 3.905 casos en barrios vulnerables sobre 9.392 en toda la Capital.

Aunque la premisa de que el virus es más peligroso en "trabajadores de barrios vulnerables" es falsa. El virus contagia más en las villas pero es más letal fuera de ellas. La mortalidad en barrios vulnerables no llega al 1% cuando en el resto es más del doble. 

Estas cifras se pueden explicar desde el factor de la edad: en barrios vulnerables los contagiados son más jóvenes y muchos fueron detectados con pocos síntomas o ninguno. Por eso mueren menos.

Así se puede comprobar que en los barrios vulnerables la cifra de contagiados crece de manera exponencial, aunque eso no implica que el número de fallecidos lo haga de la misma manera.