sábado 4 de julio de 2020

Mendoza se quedó hace una década sin plata para afrontar las crisis
Política

Mendoza se quedó hace una década sin plata para afrontar las crisis

El Fondo Anticíclico creado en 2004 debería alcanzar para pagar dos meses los sueldos estatales.

Mendoza se quedó hace una década sin plata para afrontar las crisis

Mendoza creó el Fondo Anticíclico en 2004, durante la administración de Julio Cobos, cuando se sancionó la ley 7.314, que era la adhesión a otra ley, la 25.917, sancionada por el Congreso Nacional en agosto de 2004 y que creó el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal.

Los memoriosos juran que cuando se fue Cobos, dejó dos nóminas salariales de respaldo para momentos en los que bajara la recaudación, justo como sucede ahora debido la crisis económica derivada de la pandemia. Ese fondo terminó diluyéndose en la era Celso Jaque.

Si hoy la Provincia tuviera un ahorro similar, y teniendo en cuenta que los sueldos insumen cada mes 6.587 millones de pesos, Rodolfo Suárez dispondría de algo más de 13.000 millones de pesos. Sin embargo, está rogando que lleguen alrededor de 5.000 millones de asistencia del Gobierno nacional.

Los memoriosos juran que cuando se fue Cobos, dejó dos nóminas salariales de respaldo para momentos en los que bajara la recaudación. Y se gastó en la era Jaque. | Archivo

El Fondo Anticíclico llegó con el régimen Federal de Responsabilidad Fiscal. En el artículo 20 de la ley 25.917 se establece que el Gobierno nacional y las provincias "constituirán fondos anticíclicos fiscales a partir de la vigencia de la presente ley".

Cobos se fue a la vicepresidencia dejando un colchón. Hay debate respecto del monto que dejó. En el radicalismo juran que fueron dos nóminas salariales. El Consejo Empresario Mendocino (CEM) señaló en un informe de setiembre de 2007 que rondaba los 150 millones de pesos.

Según un informe de la Biblioteca Digital de la UNCuyo, "Responsabilidad Fiscal: evaluación del régimen en la provincia de Mendoza 2004-2016", lo que dejó Cobos fueron 165 millones de pesos. En noviembre de 2007, la Provincia pagó en salarios 220 millones de pesos; en diciembre, incluidos los aguinaldos, salieron de las arcas públicas 312 millones de pesos.

La exigencia legal, según el artículo 11 de la ley provincial 7.314, era "una integración mínima equivalente a una nómina salarial, la que será reservada". Si las estimaciones del CEM y del informe de la UNCuyo (realizado por el director de la Maestría en Gestión Financiera del Sector Público Juan Argentino Vega) son correctas, Cobos dejó algo menos de una masa salarial.

En diciembre de 2007 asumió Jaque. En el presupuesto 2008, empiezan los hachazos al Fondo Anticíclico: en el artículo 29 se exceptúa a la provincia del cumplimiento del artículo 11, es decir de reservar el mínimo de una masa salarial del fondo anticíclico.

Luego, en la ley 7.843 se destina la renta generada por las inversiones realizadas con la plata del fondo a financiar los créditos de cosecha y acarreo y las garantías de Cuyo Aval. Según el informe de la UNCuyo, al finalizar 2008 quedaban $ 146 millones. 

El ex  ministro de Hacienda Adrián Cerroni (2007-2011) recuerda que en 2009, por la gripe A y el impacto de la crisis financiera mundial, "todas las reservas empezaron a acabarse y había que hacer frente a muchos gastos. De hecho, se suspendieron algunos artículos de la ley de Responsabilidad fiscal y se permitió cubrir necesidades de caja".

"Desde 2009 no se aportó más dinero al Fondo Anticíclico", dice Cerroni respecto de su gestión en Hacienda. "El quiebre se produjo ahí porque el acceso al mercado de crédito era carísimo. Entonces se echó mano al fondo. La recaudación no crecía y los gastos sí. Incluso con la gripe A el Gobierno pagó hasta salarios privados de hoteles y restaurantes", explicó el ex ministro.

En el presupuesto 2009, un artículo destina la renta financiera de lo que queda del Fondo Anticíclico, aunque esta vez para financiar créditos de micro, pequeñas y medianas empresas y para las garantías de Cuyo Aval. Al final de ese año, quedaban 38 millones, siempre según el informe de la UNCuyo. 

Hay que recordar que el fondo se nutría del 50% del excedente de la recaudación prevista en el presupuesto y eran épocas de déficit fiscal. La misma carestía continuó en 2010 y 2011. Según la UNCuyo, el fondo anticíclico continuó cayendo a 13 y 4,7 millones de pesos respectivamente.

"Mientras yo estuve, siempre se suspendió" recuerda Marcelo Costa, quién fue ministro de Hacienda de Francisco Pérez entre diciembre de 2011 y junio de 2014.

En el presupuesto 2012, el artículo 13 dispone la suspensión de la constitución del Fondo Anticíclico, en tanto exista déficit provincial, y que la mayor recaudación deberá destinarse "a atender las erogaciones necesarias para solventar los acuerdos paritarios, destinando los excedentes a cubrir el déficit estimado para el presente ejercicio". Al cierre de 2012, según la UNCuyo, quedaba sólo $ 1,7 millones, muy lejos de la masa salarial que debía reservarse.

Ese artículo volvería a repetirse, con ligeros ajustes, en los años posteriores, incluso hasta este 2020.

La obligación de constituir un fondo anticíclico sigue vigente en las leyes de responsabilidad fiscal nacional y provincial. Pero la realidad de las cuentas públicas de Mendoza no ha permitido juntar los pesos para constituirlo.