jueves 16 de julio de 2020

Mendoza pide ayuda a la Nación para poder pagar los aguinaldos
Política

Mendoza pide ayuda a la Nación para poder pagar los aguinaldos

El Gobierno provincial necesita asistencia del nacional para poder cumplir con el sueldo complementario.

Mendoza pide ayuda a la Nación para poder pagar los aguinaldos

El gobierno de Rodolfo Suárez insistió este mes con el pedido a la Nación de préstamos del Programa de Emergencia Financiera Provincial, lanzado en el marco de la pandemia del coronavirus, y afirmó que el pago en tiempo y forma de los aguinaldos a los estatales de nuestra provincia "está atado a estos préstamos de asistencia".

Hasta el momento, la Provincia pidió a la Nación 2.500 millones de pesos en préstamos: en abril, uno por $1.250 millones; y otro por el mismo monto en mayo, respecto del cual todavía no ha tenido respuestas. "Creemos que si la Nación nos aprueba uno en junio, deberá ser con un monto sensiblemente más alto", expresaron.

Este pensamiento que tiene el Gobierno guarda relación con lo que ya ha ocurrido con otras provincias, como por ejemplo Chubut, que firmó un crédito por 5.000 millones de pesos; mientras que en Tucumán, se rubricó uno por 6.000 millones de pesos. En ambos casos, los montos fueron más altos que los que le tocarían si se tuvieran en cuenta los porcentajes por coparticipación federal.

Debido a la fuerte caída de la recaudación provincial de impuestos (sobre todo el rubro correspondiente a  ingresos brutos), Mendoza económicamente tiene su suerte atada a los programas de emergencia lanzados a nivel nacional.

En total son 120.000 millones de pesos los que repartirá la gestión del presidente, Alberto Fernández entre todas las provincias, de los cuales 60.000 millones de pesos serán en concepto de Adelantos del Tesoro Nacional (ATN), gestionados por el Ministerio del Interior; y otros 60.000 millones de pesos en préstamos a tasas bajas y con plazos de gracia, manejados en este caso por el Ministerio de Economía.

A Mendoza ya le llegaron $1.255 millones de pesos en dos desembolsos por ATN (uno de $825 millones en abril y otro de $430 millones en mayo), pero apunta a recibir más, teniendo en cuenta que, si se aplica el mismo porcentaje que se aplica para dividir la coparticipación entre provincias, debería acceder a unos 5.000 millones de pesos ($2.500 millones por ATN y $2.500 millones por préstamos).

El reparto nacional

Sin embargo, esta ecuación no se ha dado así hasta el momento, ya que los montos de los préstamos a las provincias se calcularán de la siguiente manera, según la resolución 223/2020 del ministerio de Economía: un 20% en base al índice de población con Necesidades Básicas Insatisfechas que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC); otro 20% con el índice de informalidad y cuentapropistas y también en función de los contagios por Covid-19; y el 60% "para financiar los requerimientos de aquellas Provincias que presenten necesidades financieras sin fuentes de financiamiento alternativas".

Para el gobierno esta ecuación "no es equitativa" y consideran que "se está premiando la ineficiencia. ¿Para qué sirve el esfuerzo? Esto no puede ser un premio al desequilibrio. En la economía de Mendoza impactó muy fuerte el coronavirus, al igual que en el resto de las provincias, y la caída en la recaudación debiera ser un justificativo para recibir los préstamos, con los mismos montos que están recibiendo el resto de las provincias", disparó una fuente de Casa de Gobierno.

El Estado paga parte del sueldo a más de 2 millones de empleados privados

Para amortiguar el impacto de la cuarentena, el Gobierno lanzó un abanico de planes de asistencia. Para el mercado laboral puso en marcha el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Hay 280.000 empresas que entraron a este programa en abril, el 99% de ellas pymes. Para los sueldos de mayo la cantidad de compañías se redujo a 193.000.

Un informe de Laura Caullo, economista del IERAL, muestra que el ATP tiene dos grandes grupos de beneficiarios. Por un lado, los empleados formales del sector privado, que trabajan en empresas afectadas por la pandemia. Por el otro, los monotributistas y autónomos que registraron un recorte en sus ingresos. En el primer caso, el Estado paga al trabajador parte de su salario; en el segundo, se compromete como garante de créditos a tasa cero. En este último caso ya se pusieron en marcha préstamos para 450.000 contribuyentes con un período de gracia de 6 meses y que podrán abonarse en 12 cuotas fijas sin intereses. El monto máximo del crédito es de $ 150.000.

Sobre un conjunto de 6,4 millones de asalariados registrados en el sector privado nacional, 2,4 millones -el 37%- recibieron el salario complementario mediante ATP.