martes 4 de agosto de 2020

Mendoza perdería 3.400 millones de pesos por la caída del precio del petróleo
Economía

Mendoza perdería 3.400 millones de pesos por la caída del precio del petróleo

Si el crudo se mantiene en su valor actual, la provincia recaudará un tercio menos de lo proyectado.

Mendoza perdería 3.400 millones de pesos por la caída del precio del petróleo

El desacuerdo entre los gobiernos que conforman la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) podría costar caro a la provincia. Es que en pocas horas el barril de crudo Brent se desplomó de U$S 50 a U$S 33 y si ese valor se mantiene a lo largo del año, Mendoza recaudará $ 3.400 millones menos de los proyectado en concepto de regalías.

Así lo aseguró el ministro de Hacienda de Mendoza, Miguel Lisandro Nieri, quien recordó que las empresas petroleras tributan el 12% sobre el valor de su producción. "Las regalías se calculan en función de la cantidad de crudo extraída y el precio del barril, que se determina por el valor del Brent en el mercado internacional", explicó.

“El Presupuesto fue pensado con un barril más alto (cercano a los U$S 55). Si el precio se mantiene bajo, podríamos recaudar sólo dos tercios de los $ 10.375 millones proyectado por regalías (de ahí se deduce la pérdida de $ 3.400 millones)”, comentó.

"La situación será diferente si el Brent repunta o si el Gobierno nacional establece un 'barril criollo', con un precio más alto", señaló. Cabe recordar que en diferentes oportunidades Argentina ha fijado valores de referencia propios para el petróleo (barril criollo), con el fin de dar equilibrio al mercado en épocas de mucha volatilidad internacional.

Eso condujo a una mayor estabilidad en los valores de boca de expendio, pero provocó que las petroleras bajaran su ritmo de inversiones en años en los que el petróleo se pagaba mucho mejor fuera de Argentina.

De todas formas, desde la Secretaría de Energía de la Nación descartaron que ésa sea una opción por el momento. "Se realizará una convocatoria a las petroleras para estudiar medidas y para cuidar el trabajo argentino, pero no vamos por el barril criollo ni por el precio sostén", afirmó un funcionario nacional.

El riesgo a largo plazo

Aunque la consecuencia más inmediata de la caída del precio del barril de crudo es la reducción de los ingresos por regalías, Nieri aseguró que el problema mayor será otro. "Lo que más preocupa, es una posible merma en los niveles de producción", indicó.

"El precio bajo del petróleo desincentiva las inversiones a futuro y eso puede provocar una reducción en los niveles de actividad del sector petrolero", lamentó.

Actualmente, la extracción de crudo representa el 6,3% del Producto Bruto Geográfico (PBG) de Mendoza, aunque los niveles de producción vienen cayendo en los últimos años.

Tendencia bajista

De acuerdo con Nieri, hoy la recaudación por regalías representa el 6% del total de los ingresos de Mendoza, pero el porcentaje podría bajar si se cumple el peor de los escenarios.

Además, el monto recaudado por regalías ya sufrió una retracción del 16% en 2019, según datos de Administración Tributaria Mendoza (ATM). La baja fue provocada por la caída en la producción y la baja en el precio del crudo, que tras alcanzar un pico cercano a los U$S 70, bajó hasta los U$S 55.

¿Y el combustible?

Aunque resulta lógico pensar que la abrupta caída del precio del crudo debería repercutir en una baja de los precios en bocas de expendio, por ahora no hay indicios de que eso pueda ocurrir. Diferentes economistas consultados por Los Andes señalaron que el valor del combustible tiene un retraso del 15%, por lo que no habrá un impacto directo en los precios a la baja, al menos en el corto plazo.

Por otro lado, indicaron que en otros países hay vínculos entre los precios del combustible y el petróleo, pero en Argentina esa correlación no existe. Sí ocurrió durante la gestión de Mauricio Macri, pero los valores "se separaron" después de las elecciones presidenciales primarias.

Los economistas coincidieron además con la lectura del ministro Nieri respecto de la posible merma productiva. De hecho, aseguraron que el efecto de la caída internacional del crudo se va a notar en las inversiones en Vaca Muerta. El problema es que la extracción del crudo que se encuentra bajo la "roca madre" tiene un costo muy elevado. Con un barril tan bajo, el negocio se vuelve inviable.