jueves 13 de agosto de 2020

Médicos mendocinos dicen que no les envían suficientes insumos
Sociedad

Médicos mendocinos dicen que no les envían suficientes insumos

Desde Ampros y desde ATE coincidieron en resaltar que el gobierno retacea la protección para el personal de salud.

Médicos mendocinos dicen que no les envían suficientes insumos

Los sindicatos provinciales de la salud piden al gobierno que envíe los materiales de bioseguridad para los trabajadores que se encuentran en los lugares críticos, ya que según dijeron, son escasos y se ven obligados a utilizar el mismo equipo descartable durante una semana, aumentando el peligro de reinfección dentro de los hospitales y poniendo en riesgo al personal.

Además, pidieron que se tenga en cuenta a los profesionales especializados que son agentes de riesgo, para que puedan realizar el aislamiento y no concurrir a los lugares de trabajo. E insistieron con el pedido de regularizar la situación de los prestadores, que son los que se encuentran en mayor vulnerabilidad laboral y epidemiológica.

Isabel del Pópolo, secretaria general de Ampros (Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud), manifestó la preocupación del sector por los insumos en cuanto a cantidad y calidad ya que según dijo, "los kits se reciben de a poco" bajo el argumento del gobierno de "evitar el mal uso" por los profesionales.

Si bien aclaró que la cantidad de insumos depende de los pacientes que se atiendan, consideró que deberían entregarles el total y dejar la distribución a un efector interno.

En cuanto a las medidas que toma el sector para proteger a los médicos, señaló que en el Hospital Central están trabajando en grupos -tipo brigadas- por 14 días corridos. El objetivo es mantener a los profesionales dentro del contexto hospitalario durante el período de incubación para evitar, en caso de estar infectado y desconocerlo, que vuelva a su casa y así diagnosticarlo rápido y someterlo a tratamiento. "Porque el test no sólo debe considerarse para los enfermos que llegan al hospital sino también para los profesionales", dijo Del Pópolo considera que esta es una buena medida y que debería instalarse en otros nosocomios.

Falta de distribución

En este sentido Adriana Iranzo (secretaria adjunta de ATE Mendoza) coincidió en cuanto a la falta de material de bioseguridad y enfatizó que el trabajador "debe tener dos capas: abajo el ambo y arriba otra capa herméticamente cerrada, desde las cofias que cubran cuello, gafas con pantallas, barbijos N95 y delantales hidrofóbicos descartables con botas doble capa y doble guante". A la vez, señaló la falta de distribución por parte del gobierno: "Todo ese material dicen que está pero lo están escatimando y guardando para el momento crítico. Pero hoy el virus está circulando y deben tenerlo", apuntó.

Además alertó acerca de la situación de quienes están fuera del circuito hospitalario, pero reciben y atienden a personas con sintomatología que, al igual que los administrativos, no cuentan con ninguna barrera de bioseguridad: "Hay centros de salud donde todavía no está llegando el material. Y donde ha llegado le dicen al trabajador que le tiene que durar mucho. Exigimos al gobierno que entregue el material necesario", insistió.

Por su parte, Del Popolo se refirió a los profesionales médicos que se encuentran en el rango de riesgo por tener una patología preexistente. Pidió que se atienda la situación de profesionales cuya especialidad no es requerida, y que “por su edad o por su condición, son inmunodeprimidos o pacientes de riesgo y su situación no ha sido contemplada: diabéticos insulinodependientes, hipertensos, cardíacos, trasplantados, con patologías reumáticas autoinmunitarias e incluso, existen casos de profesionales jóvenes que desde pequeños las poseen y son obligados a trabajar en un contexto de pandemia, resulta una verdadera amenaza para su salud”. En este sentido destacó la labor del Hospital Schestakow donde “están poniendo a las personas con patologías leves a atender teléfonos nada más, o permitirles que se queden en su casa”.

Además mencionó la situación de los profesionales más jóvenes, que se encuentran trabajando como prestadores de servicio en las guardias, centros de salud o haciendo atención domiciliaria: “Son los de mayor riesgo”.

Por último, pidió al gobierno que realice videos con información específica para profesionales "para mantenerse en conocimiento de la patología, de la norma, del cuidado personal, a quién se le pone barbijo, a quién respirador. El trabajador de la salud que se enfrenta por primera vez a una pandemia debe estar en profundo conocimiento de esta virosis", subrayó.

"No hay suficientes respiradores"

Un punto aparte merece el tema de los respiradores que recibe la provincia ya que, según Adriana Iranzo (ATE) "la Nación ha confiscado toda la producción porque lo que van ver las necesidades de las provincias". Y destacó la posibilidad del gobierno provincial de adquirilos mediante compra en el exterior en caso de necesitar más. Consideró que dadas las circunstancias, no habrá suficientes respiradores: "como vienen aumentando los casos creo que son escasos los 250 respiradores que hay". Luego subrayó que aún si hubiera suficientes, no hay lugares adecuados para su instalación: "no todos los lugares que han adaptados están preparados".