viernes 10 de julio de 2020

McCartney pidió justicia para la familia de George Floyd: "No decir nada no es una opción"
Mundo

McCartney pidió justicia para la familia de George Floyd: "No decir nada no es una opción"

El ex integrante de la legendaria banda The Beatles recordó además cuando cancelaron un concierto por la segregación racial.

McCartney pidió justicia para la familia de George Floyd: "No decir nada no es una opción"

Paul McCartney pidió justicia para la familia de George Floyd y para todos aquellos que "murieron y sufrieron" por la brutalidad policial, sostuvo que es necesario "escuchar más, hablar más, educarse y tomar acción" y recordó cuando Los Beatles cancelaron un concierto en Estados Unidos por la segregación racial.

A través de las redes sociales, McCartney se pronunció a favor de las protestas surgidas como consecuencia del asesinato de George Floyd a manos del "racismo policial" y expresó: "Apoyamos a todos los que protestan y elevan sus voces en este momento. Quiero justicia para la familia de George Floyd, quiero justicia para todos los que murieron y sufrieron. No decir nada no es una opción".

En el comunicado, el músico sostuvo: "Mientras continuamos viendo las protestas y manifestaciones por todo el mundo, muchos queremos saber qué podemos hacer para ayudar. Ninguno tenemos las respuestas y no hay una forma rápida de repararlo, pero necesitamos un cambio".

En tal sentido, el compositor invitó a "trabajar todos juntos para superar cualquier tipo de racismo" y agregó: "Debemos aprender más, escuchar más, hablar más, educarnos y, por encima de todo, actuar".

McCartney, quien lleva una militancia activa contra el racismo, recordó -en el mismo descargo- el show que Los Beatles decidieron cancelar en Jacksonville (Luisiana, Estados Unidos) en 1964, debido a la segregación racial de la organización respecto del público.

Los cuatro grandes de Liverpool se negaron a cantar bajo esas condiciones: "Nos pareció mal, así que dijimos 'no vamos a hacer esto' -escribió- Y el concierto que sí dimos fue el primero sin una audiencia segregada. Luego nos aseguramos de que esto estuviera en nuestro contrato. Nos parecía de sentido común".

"Me siento enfermo y enojado porque pasaron 60 años de ello y el mundo está en shock por las horribles escenas del asesinato sin sentido de George Floyd a manos del racismo policial, junto con otros innumerables que ocurrieron antes", indicó el compositor y se proclamó a favor de las protestas contra el racismo.