sábado 19 de septiembre de 2020

Mario Abed: “No podés hacer un gobierno en 4 años, lo digo con conocimiento de causa”
Política

Mario Abed: “No podés hacer un gobierno en 4 años, lo digo con conocimiento de causa”

Impulsará en la Legislatura la reforma para que el gobernador tenga una reelección, incluido Rodolfo Suárez.

Mario Abed: “No podés hacer un gobierno en 4 años, lo digo con conocimiento de causa”

Mario Abed, vicegobernador electo, vive sus últimos dos meses como intendente de Junín, donde gobierna desde el 2003. Es decir, hace 16 años. El 10 de diciembre dará el salto al gobierno provincial, aunque su nueva casa será la Legislatura como titular del Senado provincial.

A dos días del triunfo de la fórmula que compartió con Rodolfo Suárez, habló con Los Andes y aseguró que nunca dudó de la victoria de Cambia Mendoza, ni siquiera tras la "paliza" de Alberto Fernández contra Mauricio Macri.

Envalentonado por esto, dijo que tiene dos objetivos prioritarios para impulsar en forma de leyes: la reforma constitucional con reelección del gobernador (algo que también quiere Suárez, incluyendo la Legislatura unicameral) y una Ley de Educación provincial.

-¿Se siente uno de los hacedores del triunfo electoral del domingo?

-Fueron 203 días de campaña, 21.300 kilómetros he hecho, mirá si no me siento parte.

-En esos 203 días pasó de todo, sobre todo con la economía nacional que perjudicó a la provincia. ¿Como explica que igual ganaran?

-Que tengo 55 años de edad, que conozco todos los avatares de la Argentina, que vengo desde la época militar hasta entrada la democracia, que encuentro adultez política en cada una de las votaciones, que he visto las 5 votaciones que llevamos (este año) todas distintas.

-¿Y ese voto tan volátil es bueno o malo?

-Yo lo veo muy positivo. Yo viví las elecciones en San Martín anticipadas muy cerca, donde dos candidatos tuvieron casi un empate y un tercero sacó 20 puntos, Cristian Etem. Luego este hombre se abrazó con Giménez, que tenía 30 puntos, entonces todos dijeron “son 50 puntos”. .. Y la verdad que después le gana Rufeil 46 a 38. Entonces fijate cómo la gente aprende. Luego pasamos a una PASO de gobernador entre medio, donde en San Martín nosotros le ganamos a la fórmula de Sagasti-Tanús, siendo Tanús de San Martín. Después viene la general presidencial, donde hay paliza (de Fernández) y donde pierdo yo también en mi departamento.

-¿Eso no habla de que hay un voto impredecible?

-No, yo creo que la gente sabe votar, sabe cuál es una elección municipal, provincial o nacional.

-Después del 11 de agosto, ¿tuvo miedo de que pudieran perder la provincia?

-No. Con toda la humildad del mundo, no. Y más después de la elección general en San Martín, donde teníamos una gran candidato, muy fuerte. Haber ganado San Martín fue muy bueno. Por eso no tuve dudas.

-Lleva 16 años como intendente en Junín, más 4 de concejal, es decir 20 años como funcionario municipal. Cómo imagina el salto ahora a la provincia y a la Legislatura? Es como dejar la casa propia para ir a una ajena donde encima va ser el anfitrión.

-(se ríe)…   Hay que prepararse. A mí me decían “hay que salir de la zona de confort” y yo puteaba porque ¿dónde está el confort? Yo me levanto a las 6 de la mañana y me acuesto a la hora que puedo. Pero empecé a conocer la provincia, me cultivé mejor, creo que aprendí un montón de muchísima gente que escuché... Vengo con todas las ganas a la provincia. Y me siento muy orgulloso porque es la primera vez en la historia que mi departamento trae a alguien en una fórmula provincial.

-¿Es el primer juninense?

-Que yo me acuerde sí, y del Este el otro es Santiago Llaver.

-¿Cuál es el rol que debe tener el vicegobernador? ¿Qué impronta quiere darle a la función?

-Yo se lo he dicho personalmente: quiero ser el mejor amigo de Rodolfo (Suárez). Ser el mejor amigo significa decirle la verdad. Y decirle la verdad significa andar mucho en la calle. Si bien él va a tener sus ministros, yo creo haber interpretado mucho el mensaje que me dio el pueblo de Mendoza, la gente del agro, y poder trasladarlo a la toma de decisiones. Entonces quiero ser tan buen amigo para ir con la verdad, golpearle la espalda y decirle “mirá, no estamos tan bien en esto”.

-Pero su rol va a estar más en la rosca política con la oposición…

-(se ríe)… Yo no le digo rosca, le digo conciliación política. Eso lo tengo y me merecen el mayor de los respetos todos los partidos políticos. Soy amigo de muchos en la política, y amigo de verdad.

-¿Con usted en la Legislatura van a ser todos amigos, se va a a acabar la grieta?

-No, se va a acabar cuando veamos la necesidad del mendocino a través de una ley. Lo demás, claramente va a haber, cómo no lo va a haber.

-¿Va a impulsar la reforma de la Constitución con reelección del gobernador?

-Sin lugar a dudas. No podés hacer un gobierno en 4 años, lo digo con conocimiento de causa. Un intendente o gobernador que no tenga 8 años de mandato, es imposible desarrollar lo que soñó toda una vida.

-¿Y debería incluir a Suárez en la reelección?

-¿Por qué no?

-Ha sido el gran obstáculo de todos los gobernadores que han pretendido la reforma, tener que excluirse.

-Todas las veces que se han excluido, se cae. Soy político hace casi 40 años, conozco esto. Cada vez que se excluye un gobernador, se cae la reforma. Y esta no es una reforma solo por el tema reelección. Con la seriedad que corresponde y el consenso de todos los partidos políticos, se puede hacer.

-¿Es prioridad, es una de las primeras medidas que van a implementar?

-No, primero se requiere el consenso de la oposición, con los tiempos de la política.

-¿Y qué otro proyecto pretende impulsar desde la Legislatura?

-La ley de educación es primordial.

-¿Qué es lo que hay que cambiar?

-Mucho, sobre todo saber hacia dónde queremos ir, que no me cambien las cosas según quién gobierna. Pongámonos de acuerdo todos, vamos hacia el mismo camino y hagamos una ley donde los chicos tengan un futuro.

-¿Eso quiere decir que usted participará de la elección de quien se hará cargo de la DGE?

-Eso es responsabilidad de Rodolfo, pero claro que voy a opinar si me da la posibilidad.

-Hablando del gabinete, para usted que ha estado en los temas productivos y de la vitivinicultura: ¿Mendoza debería tener un ministerio de la Producción o algo similar?

-Yo lo único que verdaderamente sueño en este rol de vicegobernador es, repito, ser muy buen amigo del gobernador. Después, de ahí van a haber un millón de personas.

-Pero no me respondió la pregunta…

-(Se ríe otra vez)… Creo que sí. Te lo dice alguien que es ejecutivo 100%.