jueves 9 de julio de 2020

María Teresa Day: “Trabajé y aporté muchísimo en la celeridad de los procesos judiciales”
Política

María Teresa Day: “Trabajé y aporté muchísimo en la celeridad de los procesos judiciales”

Puede ser la primera mujer en la Corte desde Aída Kemelmajer. Con fama de “dura”, dice que llevará al tribunal su espíritu reformista.

María Teresa Day: “Trabajé y aporté muchísimo en la celeridad de los procesos judiciales”

Su pliego aún no llega a la Legislatura, pero ya enfrenta cuestionamientos desde varios frentes. Con la voz calma y en su actual rol de Coordinadora General del Ministerio Público Fiscal, María Teresa Day habló con Los Andes de su postulación para la Suprema Corte.

Jura que desconocía la intención del gobernador Rodolfo Suárez de postularla porque "estaba trabajando y me llamó para confirmarme que me recibía en la residencia en La Puntilla, que tuve que preguntar dónde era porque no tenía idea. Ahí me hizo esa propuesta que me llena de orgullo".

Muy exigente con su trabajo, no dejó de trabajar ni en cuarentena. El aislamiento obligatorio la encontró en Honduras, donde estaba dictando unos cursos, por lo que quedó varada un mes. Sin embargo, siguió trabajando y a través de la firma digital, emitiendo resoluciones a fiscales.  

-¿Qué la motiva de la propuesta?

-Es lo máximo a lo que puede aspirar un abogado que trabaja en la justicia.

-La tildan como una mujer dura, ¿le han hecho mala fama?

-(Se ríe) Para mí no es mala fama, soy dura porque soy dura conmigo también, soy exigente. Todos pueden decir que exijo pero yo hago lo mismo. Yo nunca apago el celular así se me queman los teléfonos. Es más, la computadora que tuve en Honduras, cuando llegué al hotel, se quemó.

-¿Hay una comunión entre la mirada de la justicia de Cornejo y de Suárez que se concreta con su postulación?

-He trabajado en varios proyectos de ley no sólo con Cornejo, sino con los gobiernos anteriores, con el procurador anterior (González). Y siempre se acostumbra a pedir, ya sea por escrito en la Legislatura y en el Poder Ejecutivo, que uno opine y eso es muy bueno.

-Cornejo impulsó varias reformas judiciales, ¿cree que ayudaron a resaltar su tarea en el MP?

-La coordinación era distinta porque antes no había Fiscal Adjunto y el Procurador no podía hacer designaciones, no tenía el poder que tiene después de la ley 8911. Antes los nombramientos eran por acordadas de la Corte.

-¿Qué comparte de esas reformas?

-Trabajé y aporté muchísimo en la celeridad de los procesos en general. Yo no trabajé con Cornejo sino con un equipo que tenía Cornejo. Lo del Estado inteligente lo entiendo, creo que debe ser así, el estar al servicio de la gente y entender qué necesita la gente y poder ponerlo en una ley, porque soy enemiga de la queja constante.

No al aborto 

María Teresa Day llegará a la Corte con la lupa en su perspectiva de género, una demanda que se le hace a la Justicia. Asegura que cumplirá con la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) si la ley así lo decide pero que personalmente no está a favor del aborto. Y elige no compararse con la única mujer que fue parte del Tribunal, Aída Kemelmajer.

"Creo que es importante que la Corte tenga una mirada de mujer que no la tiene desde hace 10 años. Por supuesto que no hay ningún tipo de comparación con Aída Kememajer, que es otro nivel. La mirada como mujer no estaba, no obstante se trabaja bien con el tema de la ley 26485 (Protección Integral a las Mujeres), la Ley Micaela, en el MP siempre hemos estado en consonancia con ello", agrega.

-¿Con qué impronta llegará a la Corte?

-Con la impronta que tengo en el MP de acercar la justicia a la gente, de poder estar más cerca, de ver las necesidades de la sociedad, de brindar un buen acceso a la justicia, de implementarlo. El sistema informativo es fundamental porque en este momento se ha visto. Mi idea es sumar y no restar. Si vamos a poner audiencias por Skype también vamos a dejar las audiencias presenciales, lo mismo en la mesa de entradas. Tenemos que cambiar la cabeza y flexibilizar para poder hacer más cosas.

-Se le cuestiona que no tiene los 10 años de ejercicio de la profesión, ¿cómo despeja esas dudas?

-Me recibí en agosto de 1995 y se me suspende la matrícula para ingresar al Poder Judicial. Además de tener la matricula, para ejercer algunos cargos es necesario ser abogado. El coordinador anterior era Ramiro Salinas, el cual rindió para Defensor Penal de Menores, yo también rendí, estuve en una terna y no me eligieron. Tenemos eso en común.