Malargüe dividida por la participación en Vendimia

Malargüe dividida por la participación en Vendimia
Malargüe dividida por la participación en Vendimia

Se esperaba ayer que el Concejo Deliberante de la comuna sureña ratificara o rectificara el decreto del intendente.

La participación o no de Malargüe en Vendimia sigue sin una definición concreta y ya tiene más capítulos que la novela turca de la siesta.

Todo comenzó el 28 de diciembre de 2019, cuando el intendente Juan Manuel Ojeda comunicó las conclusiones de una reunión entre miembros del municipio, referentes de las principales Cámaras y algunos vecinos, por la derogación de la ley 9.209, que dejaba a Malargüe sin poder explotar su minería.

Allí, entre otros temas, se decidió -tal cual el comunicado enviado a los medios en esa oportunidad-: "Eliminar, por ordenanza municipal, la fiesta departamental de la Vendimia y la participación de Malargüe en la Fiesta Nacional de la Vendimia por no contar con viñedos ni bodegas".

Días después de ese encuentro, Los Andes se comunicó con Ojeda, quien confirmó que había enviado al Honorable Concejo Deliberante (HCD) un decreto para que los ediles votaran y ratificaran o no la decisión: "Si la ordenanza es aprobada por el Concejo, desde el Municipio estamos pensando en generar nuestra propia Fiesta, que tenga nuestra esencia y haga honor a nuestra matriz productiva que es el petróleo, la minería y lo agropecuario", afirmó en esa oportunidad el intendente.

Efectivamente, el decreto (ver aparte) ingresó al HCD de Malargüe el miércoles 8 de enero, a las 12.30, y se iba a tratar ayer (viernes) en sesiones extraordinarias, algo que finalmente no ocurrió.

Ante esta situación, el Concejo difundió un comunicado explicando que según el artículo 13ro de su reglamento interno las extraordinarias son convocadas solamente para tratar temas que hayan sido calificados en Parlamentaria como urgentes, algo que no ha ocurrido aún con el decreto de Ojeda.

De esta manera, el Concejo aclaró cómo debe actuar institucionalmente un Cuerpo de Ediles para llamar a sesiones y, en este caso, ratificar o rectificar el decreto del Departamento Ejecutivo.

"Estábamos convencidos de que ayer íbamos a poder debatir el decreto y dar una respuesta final, pero no pudo ser por falta de información, algunas ausencias y falta de voluntad de la oposición. Ahora tenemos que esperar que llamen a sesiones extraordinarias y esa facultad recae absolutamente en Paola Jofré, del partido Justicialista", dijo a Los Andes el concejal radical Martín Palma, dejando entrever que el conflicto es puramente político.

Ocurre que la justicialista Jofré es vicepresidenta primera, pero hasta el 28 de febrero también está a cargo de la Presidencia del Concejo y sobre ella recaen todas las decisiones para avanzar en el debate de la propuesta/decreto del intendente.

Tanto es así, que ya remitió el decreto a cada uno de los bloques para que lo puedan analizar en Labor Parlamentaria el próximo martes 14, a las 11.

"La oposición está dilatando el tratamiento y ha politizado toda esta situación", acusó Palma, quien además resaltó: "Cuando nos toque votar el decreto, tendremos un empate técnico. Somos cinco ediles por cada bloque. El desempate lo tiene el voto de Paola Jofré".

Días atrás, Gustavo Mirás, titular de la Cámara de Comercio de Malargüe, también opinó sobre esta medida y declaró que fue su idea que el departamento no participara de la Vendimia: "Fue una opinión personal, pero que fue y es apoyada por varias entidades y vecinos. Malargüe no cuenta con bodegas y no está incluida en los Caminos del Vino. Tenemos un clima y una geografía diferentes. Por eso considero que nos merecemos nuestro propio festejo, uno que destaque nuestros chivitos y la minería".

No obstante, Mirás aclaró que no les molesta la idea de estar "pero como invitados" y que, por ejemplo, participarían de la "Vendimia Federal" para mostrar a los mendocinos y a los turistas las riquezas del territorio sureño.

La palabra del Intendente

Los Andes intentó comunicarse con el intendente Juan Manuel Ojeda, pero fue imposible. Al parecer está fuera de la provincia.

Sin embargo, desde su entorno aseguraron que él "pretendía brindar una rápida respuesta institucional sobre este tema y contar con el aval del Concejo, algo que está demorando" y es por eso que el titular del municipio "no ha definido todavía" si hará uso del decreto o "continuará esperando la decisión" de los ediles.

Fiesta del Trabajo y la Producción

Ante este incierto panorama, el área de Cultura malargüina no puede avanzar cómodamente en lo que sería la organización y armado de la "Fiesta del Trabajo y la Producción", el nuevo nombre de la fiesta departamental si se cancela definitivamente la Vendimia. Esta actividad será complemento del tradicional Festival del Chivo que comienza el 28 de enero y finaliza el 2 de febrero.

Hasta ahora, según el calendario de las vendimias departamentales, el 31 de enero es el turno de Malargüe.

"Estamos a la expectativa. Necesitamos la definición urgente", manifestó a este diario el director de Cultura del departamento, Facundo Linderos. Agregó: "Tenemos actores, bailarines y muchísima gente esperando una respuesta para ponerse de lleno a preparar nuestra fiesta, ésa que tendrá nuestra identidad y rendirá homenaje a nuestra producción y tradición minera".

Corona sin reina

Si no hay Fiesta, tampoco habrá Reina 2020 para Malargüe, lo que representa otra gran incógnita a la hora de saber qué pasará con los atributos de Melina Martínez cuando finalice su reinado.

Linderos aseguró que si bien aún no está definido, él estima que tanto la corona como la banda y el cetro serán entregados por Melina a las autoridades presentes en la nueva fiesta del departamento y devueltos luego al Gobierno provincial.

Desde mitad del siglo XX

Malargüe es un departamento bastante joven. En noviembre cumplió 69 años. Es por este motivo que su participación en la elección de la Reina comenzó recién en 1951, quince años después de la primera Fiesta Nacional, y lo hizo bajo el nombre de departamento General Perón. Yolanda Celis fue la soberana por aquel entonces.

En la historia vendimial, Malargüe obtuvo sólo dos coronas nacionales. La primera, en 1991 cuando fue elegida Patricia Cecconato; la segunda y última vez fue en 2013, con la elección y coronación de Candela Berbel.

Pero también logró dos virreinas nacionales de la mano de Liliana Dorado, en 1986, y Verónica Milisevich, en 1995.

Sepa más

Extracto del Decreto Municipal N° 27/2020: "La Fiesta Nacional de la Vendimia es una festividad tradicional y popular originaria de la Provincia de Mendoza; refleja la celebración de la uva transformada en vino a través del esfuerzo que los viñateros llevan a cabo en las viñas... 

"Malargüe no cuenta con viñedos ni bodegas; Malargüe se caracteriza por la cría de ganado caprino, también por actividad turística, petrolera y minera; no es la vid la que genera ingresos económicos al Departamento. Distintos sectores del Departamento manifiestan preocupación por el nivel de violencia generado en la capital provincial debido a la reforma de la ley 7.722, siendo Malargüe el principal promotor de esta actividad, por lo que solicitaron la exclusión de nuestra anfitriona departamental en los festejos vendimiales."

Así lo expresa el acto normativo firmado por el intendente Ojeda, mediante el cual decreta la exclusión de la Municipalidad de Malargüe de participar de la Fiesta Nacional de la Vendimia, deja sin efecto al acto departamental en el cual se corona la reina de la Vendimia e instituye la "Fiesta departamental del Trabajo y la Producción", festividad que representaría la matriz productiva del muncipio más austral de Mendoza.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA