jueves 22 de octubre de 2020

Luismi vuelve: Netflix aún no confirmó fecha de la secuela que se estrena este año
Espectáculos

Luismi vuelve: Netflix aún no confirmó fecha de la secuela que se estrena este año

Luego de más de un año de la finalización de la primera temporada de “Luis Miguel la serie” llega la segunda parte con cambios

Luismi vuelve: Netflix aún no confirmó fecha de la secuela que se estrena este año

Tras el anuncio de Netflix del estreno de la segunda temporada de "Luis Miguel la serie" comenzaron a salir a la luz los entretelones de lo que se podrá ver durante el 2020 pero que aún no tiene fecha cierta de estreno. Según adelantaron los productores y el mismo Diego Boneta (que casi se queda sin el papel) en esta segunda parte protagoniza a Luis Miguel en su edad adulta, con cambios de fisonomía a los que tuvo que adaptarse y hasta el uso de una prótesis que le permite encarnar con mayor fidelidad al astro mexicano.

En una entrevista realizada para la plataforma donde saldrá la serie, Boneta contó que uno de los grandes dilemas fue el de los dientes. ¿Cómo hacer para que la separación natural (se llama diastema) que muestra en su sonrisa Luismi, también estuviera en la de Diego. Los odontólogos probaron con varias prótesis. "Muchos hacían que me viera como Austin Powers y algo que para mí era muy importante del personaje, y que había estudiado mucho, era la sonrisa", dice Boneta.

Entonces fue el propio odontólogo personal del actor quien encontró la solución aplicando una resina negra permanente (que es muy común en los brackets) que el actor tuvo aplicada durante ocho meses.  

"Pero para la segunda temporada, hay escenas donde tengo que tener el gap (la separación) y otras donde no, tuvimos que encontrar otra manera de resolver esto, para no ir todos los días al dentista a que me lo quiten y me lo pongan".

En esta nueva temporada, a Boneta le toca encarnar un Luis Miguel más adulto y se enfrenta a otros desafíos que ya tienen 20 años de diferencia. 

Un parecido muy logrado

En la primera temporada Diego tuvo que aclararse el color de pelo y ahora, en la segunda, tendrá otros retoques en su cabellera. Pero además, para marcar más el paso del tiempo, Boneta tendrá que acostumbrarse, según contó, a una prótesis de papada.

En el trailer que anuncia la segunda parte de Luis Miguel, la serie, a Boneta se lo ve increíblemente parecido al cantante, incluso con unos kilos de más, un sobrepeso que muchos le criticaron al artista en la vida real, atribuyéndoselos a los excesos.

Recuerdos de la primera temporada

En la misma entrevista, Diego relató dos momentos graciosos detrás de escena que vivió en la primera temporada. La icónica escena donde Luis Miguel y su padre, Luis Rey se enfrentan y el hijo le dice: "¡Salte de mi vida!", fue totalmente improvisada. "Beto, el director, me pidió que saliese de la parodia y reaccionara como yo creería que lo diría el personaje", relató el actor.

Por último, Boneta, que tomó clases de canto especialmente para interpretar al Sol de México, también hizo referencia a las escenas de los shows de Luis Miguel donde se ven a miles de personas. "Todos los conciertos que hicimos, donde creen que son estadios con 50 mil personas, fueron recreados en un mismo foro. Las 50 mil personas eran 150 extras que se iban moviendo acompañados por los efectos", dijo. "Había que motivarlos, por lo que para mi era como dar un concierto lo más real posible".

El éxito aseguró la segunda temporada

Diego Boneta logró encarnar un ídolo popular que está vivo y que conocen todos y relanzar tanto la historia como la trayectoria de Luis Miguel, un artista que vendió más discos que Frank Sinatra. Fue una apuesta arriesgada: un solo error hubiera sido considerado como una afrenta terrible por sus fans.

Pero el éxito masivo que logró la bioserie en su primera temporada que contaba la vida de la estrella internacional desde su infancia difícil hasta transformarse en un artista consagrado, terminó por convencer a los productores, que en un principio habían asegurado que la historia no tendría segunda parte.

Sin embargo, cuando decidieron continuarla, la duda era si el aspecto juvenil de Boneta podía ser un impedimento para que participara de la secuela. Y así, los productores y el mismo Luis Miguel barajaron otros nombres de actores mexicanos, que daban con perfil de un hombre cuarentón

Pero Boneta, al parecer, siempre estuvo dispuesto caracterizarse como fuera, para dar con el aspecto más adulto de Luismi y se pone nuevamente en la piel del cantante ya en su vida adulta, encarando todos los conflictos que Luis Miguel atravesó en estos últimos años de su carrera.

La duda sobre si Boneta iba a formar parte de la segunda temporada de Luis Miguel, la serie, tenía que ver, básicamente con la edad. El actor mexicano tiene 29 años y para algunos, no iba a dar con la caracterización necesaria para personificar al Luis Miguel adulto, que está a punto de cumplir 50.

La serie contó con la autorización del propio cantante, y fue transmitida en España, México y toda Latinoamérica por Netflix y en los Estados Unidos por Telemundo.

Los detalles dramáticos y escabrosos de la vida de la cantante durante su infancia y su adolescencia, la conflictiva relación con su padre, la misteriosa desaparición de su madre y otros episodios dolorosos fueron relatados en la serie que causó sensación y consolidó a Boneta como actor internacional.

La escena final que dejó helados a los fans y esperando la secuela

La serie tuvo un impacto sin precedentes en Argentina, tanto que el astro agregó funciones para nuestro país en la gira del año pasado. Es que la identificación con la historia es muy fuerte, ya que parte del misterio de la desaparición de Marcela Basteri, madre del ídolo, incluye viajes a Buenos Aires. Para ir calentando motores, les dejamos un repaso de lo más importante del último capítulo. 

Mientras agonizaba, Luis Rey le pedía a Tito -su hermano- que por ningún motivo le dijera la verdad a Luis Miguel sobre el paradero de su madre Marcela, porque su voluntad era hacerlo por sí mismo. Entonces, en el último capítulo Alejandro y Luis Miguel ven a su padre a punto de exhalar el último suspiro. El cantante le dice al moribundo: "Tú sabes dónde está".

Pero no obtiene respuesta, porque en ese preciso momento Luisito muere. En un arranque de rabia, el Rey Sol le grita: "¡Hijo de puta!". El final presentaba al mánager, Hugo López, dándole a Luismi un sobre amarillo con la investigación que había hecho el Mossad acerca del paradero de Basteri.

Sus palabras dejaban la intriga en su punto más alto: "La encontraron. Encontraron a tu madre".