Lucas Reyes, embajador del básquet mendocino

Lucas Reyes, embajador del básquet mendocino
Lucas Reyes, embajador del básquet mendocino

Nacido en el semillero de Murialdo y con un paso muy importante en Anzorena, hoy brilla en Instituto de Córdoba.

Embajador del deporte y del básquet mendocino. Estamos hablando de Lucas "Chiriguita" Reyes, hijo del recordador Chirigua Reyes, base campeón con Mercado, Regatas y Murialdo. El "Chiri" hoy, jugador de Instituto de Córdoba, pero nació en el semillero Canario y luego vistió los colores de la Asociación Deportiva Anzorena. Reyes, fue el único mendocino, que intregró la Selección Argentina que disputó el Mundial U19 en Grecia y terminó en el 11° escalón, con un récord de 5 triunfos y 2 derrotas, derrotando a tres equipos europeos. Raro e injusto el sistema de competencia de la cita ecuménica. Sin embargo, la cámada 2000 de Argentina dejó sus huellas y estas fueron muy positivas.

Lucas Reyes dialogó con Más Deportes, minutos después de la chicharra final final del Mundial U19 entre Estados Unidos y Mali, es decir entre "el candidato" y "la gran revelación del certamen". Y hubo un resultado lógico, ya que Estados Unidos fue el campeón al ganar por 93 a 79, después de estar arriba el primer tiempo solamente por dos puntos (42-40). Apenas llegado al hotel, el mendocino dio sus primeras impresiones con respecto al campeón: "La final fue un muy lindo partido. Después de un primer tiempo muy parejo, en el segundo tiempo Estados Unidos sacó quince puntos, que la pudo mantener hasta el final. Pero la verdad que fue un muy entretenido partido".

La Selección Argentina después de terminar invicta la primera fase, perdió el cruce contra Puerto Rico en cuartos de final y tuvo que jugar del 9º al 16º puesto. Sobre el torneo que disputó la Argentina  (terminó en el 11º lugar), Reyes afirmó: "Hicimos un torneo bárbaro. Terminar con un récord de 5-2 no es poca cosa. Pero lamentablemente el partido que teníamos que ganar, fue el peor partido del torneo que tuvimos. La pelota no entró. Pero después de eso, supimos reponernos, le ganamos a Nueva Zelanda y sacamos adelante el torneo".

El base mendocino que supo jugar TNA con Anzorena en el año 2014, disputó los siete partidos que jugó Argentina con un promedio de 11.8 minutos con 6.6 puntos, 1.1 rebotes y 2.1 asistencias. El embajador mendocino realizó un balance de su torneo en Grecia: "En lo personal, estoy muy contento. Fue una experiencia increíble, que supe aprovechar. Los pocos minutos que tuve, los pude aprovechar al máximo y sacarle el mayor jugo posible. Considero que fue un lindo torneo, en donde aprendí mucho y me enfrenté a grandes jugadores".

Sergio Hernández, DT de la Selección Mayor, a través de su cuenta personal de twitter escribió: "#FIBAU19 Así son los mundiales, un mal juego puede disimular el gran torneo de un equipo, nuestra selección tuvo récord de 5-2 (el mejor desde 1979) le ganó a 3 europeos y por sobre todo mostró respeto por el juego y tuvo mentalidad competitiva.

Buen trabajo chicos y entrenadores”. Con respecto a este mensaje de apoyo del entrenador nacional, el mendocino comentó: “Está muy bueno que Hernández tenga una buena impresión sobre lo que se hizo en el torneo. Eso significa que hiciste las cosas bien. Creo que hay que estar contento y orgulloso de lo que hicimos en este mes y medio de concentración”.

Pese a la distancia y el cambio horario, el jugador de Instituto de Córdoba siguió las finales de la Liga, en donde el conjunto cordobés cayó en la final ante San Lorenzo por 4-3: "Viví a full toda la final. Me levantaba todas las mañanas y apenas nos daban el celular, lo primero que veía era como habíamos salido. Cuando me enteré que perdimos, me sentí un poco mal. Pero hicimos una temporada histórica en donde se consiguió un subcampeonato de la Liga Sudamericana y de la Liga Nacional".

No todos los jugadores de basquetbol del país tiene la posibilidad de vestir la camiseta de la Selección Argentina. En base a esfuerzo y mucho talento, Lucas Reyes pudo cumplir el sueño de muchos deportistas: "Fue una de las cosas más lindas que me tocó vivir. Trabajé mucho para estar en este Mundial. Venía de varias concentraciones, donde no quedaba seleccionado. Por esta razón, cuando me llamaron a la habitación del entrenador en el Cenard y me dijo que estaba entre los 12, pensé en mi papá, mamá y hermana. Mi familia es fundamental. En Grecia, fue todo fantástico.

Que se escuche el himno, sentir el apoyo de mucha gente estando tan lejos. Terminaba cada partido y leer mensajes de tus amigos, técnicos que tuve y de mi familia, es algo muy lindo. Fue una experiencia increíble”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA