martes 22 de septiembre de 2020

Los productos mendocinos, exceptuados del nuevo esquema de retenciones
Economía

Los productos mendocinos, exceptuados del nuevo esquema de retenciones

El decreto de Fernández no afecta a ningún exportable de la provincia. Y hasta beneficia al ajo.

Los productos mendocinos, exceptuados del nuevo esquema de retenciones

La suba en las retenciones terminó por golpear de lleno a la Pampa Húmeda pero la economía regional de Mendoza y sus exportables, terminaron de alguna forma "evadiendo", por ahora, el puñetazo. 

El 70% de los productos mendocinos exportados están comprendidos por: vinos, que representan casi la mitad del total facturado; preparados de hortalizas, legumbres y frutas, con una participación de 9,9%; y materias plásticas y sus manufacturas -industria petroquímica-, con el 7,9% del total exportado provincial.

Con el nuevo esquema tributario, la mayoría de las posiciones arancelarias para Mendoza seguirán pagando retenciones de 3 pesos por dólar exportado, que en este contexto inflacionario tiende a perder peso relativo. Es que cuando se fijó la alícuota, en setiembre de 2018, esto significaba una retención efectiva del orden del 10% al 12%  mientras que con la suba del tipo de cambio, en la actualidad, se ubica en un monto cercano al 5% o 6%. Exactamente el mismo valor que se pagó durante la era K en nuestra región.

"Podríamos decir que casi el 100% de los productos de Mendoza están exceptuados de nuevos pagos. Por lo que vemos, se deberá seguir pagando con el esquema de 3 pesos por dólar exportado", explicó a Los Andes Mario Lázzaro, director de ProMendoza.

Esto comprende a las nueve posiciones arancelarias que tiene la vitivinicultura (granel y fraccionado) y también  las ciruelas deshidratadas, el aceite de oliva y las conservas. El dato de la jornada, entre tanta queja del sector del campo, es que el ajo finalmente salió beneficiado. Según explicaron desde ProMendoza, con la anterior normativa pagaba 4 pesos por dólar y ahora pasará a pagar 3 pesos por dólar, todo esto enmarcado dentro de un contexto de buenos precios internacionales y con el mercado de Brasil demandante.

Mendoza “for export” 

En el actual contexto inflacionario los envíos al exterior han tenido sus vaivenes. Durante la primera mitad del año las exportaciones mostraron claras señales de recuperación para la colocación de mercancía en el mundo. Así, mientras que en varios sectores se prendían luces rojas, el exportador daba muestras de mejoría y lograba un crecimiento en volumen del 14% pero una caída del 3% en valor FOB. Las manufacturas de origen agropecuario son las de mayor peso en el portfolio de productos exportables.

Pero con datos parciales de diferentes sectores de la economía, ya se sabe que tras la devaluación de agosto los envíos agropecuarios, como los de la industria vitivinícola, se dinamizaron. Es que los exportadores comenzaron a ser competitivos en segmentos de precios bajos, donde se mueve un gran volumen. Allí apareció la colocación del granel, que crece rápidamente y ayuda a descomprimir el mercado interno. También repuntaron, después de varios meses, los envíos de embotellado, y volvió, al menos en los números, en los segmentos de precios de 32 dólares la caja FOB, que se había perdido.

También este año viene con muy buenos precios el mercado de Brasil para el ajo. Es que la barrera anti dumping que se impuso al ajo chino en ese mercado, dejó con un buen margen a los empacadores locales que ya tienen la industria en marcha para colocar la producción en esa región.

Cambio en la condiciones 

La medida del gobierno nacional tomó por sorpresa al sector agropecuario de la provincia. Durante las primeras horas del sábado hubo bastante desconcierto y la mayoría de los representantes de las cámaras gremiales empresarias coincidieron en que "ya no se pueden soportar más impuestos". Al margen de que los productos que se envían al exterior desde estas latitudes hayan salido prácticamente "ilesos", los dirigentes coinciden en que los cambios llegan justo en el medio de la temporada de cosecha.

"En este contexto no hay lugar para retenciones. Hoy no hay tasa de interés, no hay crédito y tenemos presión tributaria. Es algo aislado e inconsulto", dijo a Los Andes el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, uno de los mendocinos que forman parte de la Mesa de Enlace. El representante gremial aseguró que aplicar más impuestos a productores que tienen que invertir en Argentina para poder colocar sus productos en el exterior, "sólo desalienta el desarrollo local". 

Iannizzotto fue muy duro al sostener que "éstas son medidas vinculadas únicamente a solucionar problemas del Estado sin conocer las necesidades de los productores y pymes que están en estado de vulnerabilidad y de pobreza". 

El alvearense Carlos Achetoni, presidente de otra de las entidades que forman parte de la Mesa de Enlace, la Federación Agraria Argentina, dijo: "Siempre recordamos las palabras de Alberto Fernández que nos dijo, todavía en campaña, que no iba a tomar ninguna medida que no fuera consensuada. La verdad es que nos llama poderosamente la atención este tema y que haya sido de esta manera, de enterarnos de las decisiones así". 

Para Raúl Giordano, presidente de la Cámara de la Fruta Industrializada de Mendoza (Cafim), al margen del resultado para Mendoza, "esta decisión no deja de preocuparnos. Principalmente porque para trabajar e invertir hace falta previsibilidad en las empresas y hoy hay muchos rumores dando vueltas. Esto desalienta y crea un marco de incertidumbre". 

Los bodegueros, si bien celebraron el hecho de que no haya cambios, retomaron los pedidos que tiene el sector para la Nación. Patricia Ortiz, presidenta de Bodegas de Argentina, volvió sobre el tema de que para que el mercado externo siga teniendo potencial y que se puedan colocar más botellas de vino en el exterior, es necesario trabajar sobre las variables macro, lo que claramente incluye una baja de la inflación. 

En tanto, Ariel Zuccarelli, de la Asociación de Exportadores de Ajo, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocam), se mostró tranquilo tras la "baja" de las retenciones para su sector. Cabe recordar que, con el decreto de Macri, Asocam llevó adelante varias gestiones para mostrar la realidad de los ajeros, pero no logró el cambio de posición.