jueves 9 de julio de 2020

Los detalles geométricos de esta casa la transforman en una edificación asombrosa
Mundo Club House

Los detalles geométricos de esta casa la transforman en una edificación asombrosa

Simpleza de líneas puras en una casa inspirada para disfrutar de una vista increíble, en contacto directo con espacios verdes y aire puro.

Los detalles geométricos de esta casa la transforman en una edificación asombrosa

Casa PM es un proyecto de gran valor estético y, sobre todo, funcional, proyectada por Mora Hughes Arquitectos y ubicada en Barrio Dalvian; el complejo residencial más importante de Mendoza. Entre sus características principales destaca la inmensidad de sus ventanales, el detalle geométrico, su estructura en niveles, lo maravilloso de su espacio verde y una vista sin igual. La construcción, perfectamente diseñada y montada, se conecta con el entorno a la vez que realza sus cualidades.

Esta vivienda unifamiliar tiene una distribución formada por distintos niveles. Uno de ellos parece flotar y alejarse de la construcción madre, brindando una sensación de relajación y desconexión con el mundo exterior. La excelente fusión de los bloques de hormigón logra integrar los niveles y brindar un estilo sofisticado y una estética apropiada a la edificación.

La excelente fusión de los bloques de hormigón logra integrar los niveles y brindar un estilo sofisticado y una estética apropiada a la edificación.

El proyecto responde a requerimientos programáticos particulares, condicionantes propios del lugar y situaciones del contexto natural y cultural de gran importancia.

El predio presenta fuertes pendientes naturales del terreno, amplios desniveles a lo ancho y largo predisponen a una resolución compleja en cuanto al manejo de ingresos, alturas y relaciones espaciales.

En este sentido la obra está resuelta en tres niveles: el más bajo, responde al nivel de vereda donde se resuelven los ingresos y zonas de servicio; el intermedio, responde al nivel más alto del terreno donde se dispuso la zona social con vinculación directa al jardín y, el superior, en el que se ubicó la zona nocturna con excelentes vistas a la ciudad desde lo alto. Los tres están vinculados con un solo núcleo vertical central que permite una fluida y rápida conexión entre todas las áreas de la vivienda de manera cómoda, directa y sin mayores pretensiones.

Sobre una topografía con pendientes, suelo seco y pedregoso, típico del piedemonte mendocino; la obra intenta relacionarse con la condición del lugar mediante un zócalo de hormigón ciclópeo hidrolavado al que se le incorporó piedras del lugar. El mismo funciona de soporte para el resto de la edificación que se posa y eleva en búsqueda del sol y las mejores vistas.

El zócalo pétreo penetra en el interior del terreno resolviendo el ingreso por debajo de la casa. Se buscó crear un recorrido cognitivo que disponga al habitante a tomar conciencia del momento de ingresar, el contraste del mundo exterior y el mundo interno, un pasaje que intenta servir de desconexión del ruido y las preocupaciones externas para ingresar a la paz y tranquilidad del hogar.

La obra está resuelta en tres niveles: el más bajo, responde al nivel de vereda ingresos y zonas de servicio; el intermedio, responde al nivel más alto del terreno donde se dispuso la zona social con vinculación directa al jardín y, el superior, la zona nocturna con excelentes vistas a la ciudad.

Desde la oscuridad tectónica del suelo, la casa se eleva de manera potente con volúmenes simples que buscan el sol y las excelentes vistas procurando intimidad donde es requerida.

Prismas puros de hormigón armado enmarcan el horizonte mientras que la presencia del cielo diáfano mendocino acentúa su existencia por medio de ojos de cielo dispuestos en la losa superior.

Construida en un terreno con pendientes naturales, las líneas de esta vivienda evocan armonía espacial y visual. La utilización del cristal en fusión directa con el paisaje circundante, capta más luz, crea vistas espectaculares a la vez que brinda estilo y buena estética. Suelo, hormigón, madera, cielo, montaña y horizonte se conjugan para dar lugar al espacio deseado y generar un ámbito de bienestar.

Ficha Técnica

Proyecto: Estudio Mora Hughes Arquitectos

Ubicación: Barrio Dálvian, El Challao, Las Heras

Superficie Cubierta: 420,20 m2

Superficie terreno: 900,00 m2

Año de construcción: 2016-2017

Ingresá a la edición digital 173 para leerla igual que la revista impresa, haciendo click aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.