lunes 6 de julio de 2020

Los anuncios de Suárez que Cornejo no concretó durante su gestión
Política

Los anuncios de Suárez que Cornejo no concretó durante su gestión

El 1 de mayo el Gobernador planteó desde la reforma constitucional hasta la ampliación de ciclovías. Objetivos que no cumplió su antecesor.

Los anuncios de Suárez que Cornejo no concretó durante su gestión

El primer discurso de Rodolfo Suárez en la casa de las leyes tuvo dos particularidades: fue frente a una Asamblea Legislativa virtual por la emergencia sanitaria del Covid-19 y estuvo plagado de anuncios.

A diferencia del último discurso de Alfredo Cornejo en el que anunció el envío de un solo proyecto de la Legislatura (para neutralizar el robo de cubiertas y autopartes), en casi 90 minutos de alocución Suárez hizo un recorrido por los ministerios del Estado y aseguró que enviará al menos ocho iniciativas para su tratamiento por parte de senadores y diputados. Es que después del traspié con la modificación de la ley 7.722 y la imposibilidad de reactivar la economía con la minería, el Gobernador recurrió a una batería de proyectos de ley -algunos para poner en marcha las empresas y comercios, y otros vinculados a temas sociales, educativos, ambientales y de seguridad-.

Una gran parte de los anuncios son ideas que se plantearon durante la gestión de su antecesor y se llevaron a cabo parcialmente o nunca se concretaron. En este punto se refleja la continuidad que pregonaron desde el radicalismo durante la campaña, pero también queda al descubierto cómo el mandatario tiene que reflotar viejas ideas para mostrar gestión en un contexto acotado por la pandemia, con las cuentas del Estado en rojo y -por ahora- sin financiamiento.

Los anuncios reciclados van desde la reforma constitucional, pasando por los beneficios fiscales para las empresas, la ley de piedemonte, la transformación del Epas, hasta la ampliación de la red de ciclovías.

 Uno por uno

Como prometió en campaña, Suárez va por la reducción del gasto público; para ello impulsará una reforma constitucional cuyos ejes serán la unicameralidad y la eliminación de elecciones de medio término.

Aunque puntualmente Cornejo no planteó estas modificaciones en la Carta Magna, en más de una oportunidad expresó sus deseos de hacer una reforma constitucional, siempre y cuando alcanzara el consenso de todo el arco político. En mayo de 2018 habló de llamar a una Convención Constituyente y sobre el final de su mandato de hacer enmiendas a algunos artículos, pero todo quedó en nada y solamente promulgó la limitación a la reelección de los intendentes.

En cuanto a reducción del gasto público, el mismo Suárez en su discurso del 1° de mayo hizo referencia a la herencia de la gestión anterior. "La austeridad profunda y la racionalización inteligente de los recursos estatales mediante una administración, tal como venimos haciendo desde finales de 2015, será vital para que el Estado sume efectividad en la prestación de servicios", dijo haciendo clara referencia a los 10 mil estatales menos con los que recibió la Casa de Gobierno y a la implementación del ingreso por concursos.

El otro anuncio que no tiene novedad y que se concretó el año pasado es Portezuelo del Viento. "Está en proceso de recepción de ofertas y lo pondremos en marcha antes de fin de año", dijo Suárez en la Asamblea Legislativa y aseguró que mandará una proyecto para que el dinero producto de la venta de la energía de la obra hidroeléctrica sea reinvertido en Mendoza. Pero evitó decir que el ex gobernador abrió en septiembre pasado el proceso licitatorio en Malargüe, tras trece años de postergación. Portezuelo era una promesa incumplida desde 2006, cuando Julio Cobos y Néstor Kirchner firmaron un acuerdo extrajudicial para la construcción de la presa.

En materia económica, el mandatario provincial también retomó la idea Cornejista de seducir inversores con beneficios fiscales. Suárez quiere que las empresas se instalen en los parques industriales municipales o provinciales y les ofrece a cambio algunas ventajas impositivas. Cornejo propuso algo similar pero para en una sola zona: el año pasado con la ayuda de los diputado nacionales radicales ingresó en el Congreso un proyecto para hacer una zona franca en el Pasip de Palmira e impulsar de esta manera nuevas inversiones industriales.

Con respecto al ambiente, el gobernador dijo que enviará en los próximos días la ley de piedemonte. Este texto es uno de los más avanzados porque se ha elaborado casi por completo durante la gestión de Cornejo, es más, el secretario de Ambiente Humberto Mingorance es uno de los que Suárez decidió mantener en su cargo y venía trabajando  desde 2015.

La única acotación que hizo es que "en la nueva ley el área es mayor a la que contemplan las leyes vigentes e incluye a todas las cuencas". De todas formas Alfredo Cornejo tomó en su momentos medidas drásticas como en febrero del año pasado, cuando decidió paralizar los emprendimientos inmobiliarios en la zona. Y sus acciones sobre el piedemonte vienen desde antes y están enumeradas en el discurso del 1° de mayo de 2018, como la creación de la comisión, el programa interjurisdiccional y  el señalamiento de áreas de riesgo.

Otro de los anuncios de Suárez fue la licitación de la primera etapa de la red integrada de ciclovías para Unicipio y prometió 90 kilómetros nuevos de bicisenda en el Gran Mendoza o 110 kilómetros más en una segunda etapa. "Este proyecto ya cuenta con un financiamiento internacional del BID de 10 millones de dólares", dijo el gobernador.
Esto también lo hizo Cornejo el año pasado en plena campaña electoral. "Hay 8 millones de dólares que estamos en proceso de licitación para ampliar la red que incluye a Lavalle, Maipú y Guaymallén", dijo tras una bicicleteada por Las Heras con dirigentes del Cambia Mendoza, el actual diputado nacional. Incluso el master plan de ciclovías está escrito desde 2018.

El proyecto que inició Cornejo y Suárez se propone ampliar es el Observatorio de Seguridad Ciudadana Provincial. "Servirá para recopilar múltiples datos de todas las áreas del Estado provincial, nacional y municipal, para procesarlos en una plataforma de big data que nos permitirá hacer minería de datos y análisis predictivo", puntualizó en el discurso.

Esta iniciativa ya existe en el Área Metropolitana de Mendoza y Cornejo la mencionó en su resumen de gestión en la Legislatura en 2017. Ahora, la idea es extenderla al resto de los departamentos. En Capital, la implementación estuvo a cargo de Raúl Levrino y él será el encargado de aplicarla a nivel provincial.

Un plan viejo es la reestructuración del Epas. “De modo similar a la transformación que se hizo con la Empresa Provincial de Transporte, nos proponemos repensar y eficientizar organismos de control que se han visto desnaturalizados porque ahora fiscalizan empresas reestatizadas, siendo que nacieron bajo el paradigma de controlar servicios privatizados”, dijo Suárez sin nombrar al ente que controla el agua de Mendoza. Aunque parezca una idea novedosa, Cornejo también impulsó cambios en este organismo y quiso fusionarlo con el Epre, pero nunca se llegó a concretar.

 Idea peronista

Suárez propuso desde el principio un gobierno de diálogo y el 1° confirmó la conformación de un Consejo Económico, Ambiental y Social. "Mi gobierno está dispuesto a propiciar y liderar, convocando a todos los sectores a discutir el futuro de Mendoza más allá de la crisis que atravesamos", expresó el Gobernador.

Inmediatamente, salieron al cruce los dirigentes del PJ que recordaron que ese proyecto era de su autoría. " Suárez hizo el tradicional discurso de apertura de sesiones ordinarias y presentó propuestas que ya han venido siendo trabajadas por legisladores del Frente de Todos", detallaron desde el bloque del FdT.

Y la diputada provincial Silvia Stocco fue más punzante: "Cómo no apoyar y ver con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial, por fin, haya tomado la decisión y se encamine hacia un proceso socioeconómico y político para el desarrollo de políticas públicas participativas".