miércoles 5 de agosto de 2020

Los anuncios de Fernández anticipan fuerte aumento del gasto público
Economía

Los anuncios de Fernández anticipan fuerte aumento del gasto público

El Presidente dijo que quiere una macro ordenada, pero hay “prioridades” a atender. Dará a conocer su plan para precios, salarios y tarifas.

Los anuncios de Fernández anticipan fuerte aumento del gasto público

En las más de 7 mil palabras pronunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández no figuró la del "gasto". Pero todas las propuestas confirmadas ponen al Estado en la situación de tener que incrementar fuerte sus erogaciones para poder financiarlas.

Esa instancia y los mensajes sobre la demora que habrá en el pago de la deuda, provocaron que ayer el mercado financiero no diera una buena bienvenida al nuevo Gobierno, con caídas de acciones y bonos de hasta el 8%, en Buenos Aires y en Wall Street.

Fernández definió que una macroeconomía ordenada es una condición necesaria para dejar lugar a la creatividad de las políticas en pos del desarrollo. "No hay progreso sin orden económico", agregó. Pero no precisó si buscará el equilibrio fiscal desde el principio. 

Incluso, sostuvo que para reordenar a la economía necesitamos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los cuatro años que terminaron ayer, con la salida de Mauricio Macri del poder.

“La consistencia integral de lo que proponemos en materia de todas las variables del plan -precios, salarios, tarifas, tipo de cambio, aspectos monetarios, fiscales y sociales-, serán explicitadas en los próximos días, convocando a todos los sectores involucrados”.

Ariel Guzmán, analista de la sociedad Rava Bursátil, opinó que los inversores esperan propuestas concretas en lo que respecta al ordenamiento de la macroeconomía.

Por ello, al margen de los mensajes puntuales expresados por Fernández, mientras siga sin haber definiciones respecto del plan económico integral, la volatilidad seguirá reinando sobre los activos del país, indicó Guzmán.

Como anticipó Los Andes, Macri dejó en caja a su sucesor unos 150.000 millones de pesos, provenientes de adelantos transitorios del Banco Central. La Casa Rosada está en condiciones de pedir otros 230.000 millones más.

El discurso de Fernández no estuvo apuntado sólo a los acreedores del país, sino también a los agentes de la economía real. Habló de identificar "prioridades urgentísimas". Hizo hincapié en la pobreza, el desempleo y la necesidad de poner en marcha el circuito productivo.

"Queremos un Estado presente, constructor de justicia social, que dé aire a las economías familiares: por eso vamos a implementar un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas", anunció el Presidente. 

Señaló también que la situación de las pymes tiene “proporciones dramáticas”, requiriendo un alivio fiscal y estímulos apropiados. Indicó que la economía popular y sus movimientos organizados, el cooperativismo y la agricultura familiar, serán también actores centrales de estas políticas públicas.

Fernández dijo que la cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales con todos los beneficios de la seguridad social. Por eso, pondrá en marcha acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral.

Agregó que pretende garantizar el derecho al primer empleo, a través de becas solventadas por el Estado para que jóvenes se capaciten y trabajen en empresas, PyMEs, organizaciones sociales y de la economía popular y la agricultura familiar.

Por todos estos motivos y porque el proyecto de Presupuesto enviado al Congreso, por el gobierno que terminó,  preveía la continuidad del ajuste fiscal, Fernández decidió que no se debata esa iniciativa y que él enviará una propia en abril o mayo.

Precios: la inflación de noviembre rondará el 4%

Mañana jueves el Indec dará a conocer la inflación de noviembre que, según las estimaciones de los economistas y consultoras privadas, promediará el 4%, según publicó Clarín. Un mayor envión inflacionario se espera para diciembre, por razones estacionales y por el potencial impacto que puedan generar las inminentes medidas económicas del nuevo Gobierno.

Para la consultora de Orlando Ferreres, la inflación de noviembre fue de 4,6% y registró una variación de 52,1% en términos interanuales. Mostró así una leve aceleración respecto de la inflación de octubre.

El rubro de alimentos y bebidas fue el que más pesó el mes pasado. Según el IPC de Ferreres, tuvo una suba del 5,1%. Transporte y comunicaciones creció 4,1%, producto de las subas en las naftas y celulares. "Además, Esparcimiento evidenció un aumento del 7% debido a incrementos en paquetes turísticos y electrodomésticos. Otros rubros tuvieron subas por encima del nivel general, como Educación (9,5%) y Salud, que subió 4,6% por los aumentos en prepagas y medicamentos.

Martin Vaughtier, economista de la consultora Eco Go, señaló que el movimiento de los precios, después de la última devaluación post PASO, fueron discretos pero continuos y estimó en 4,1% el nivel de inflación de noviembre. "Para diciembre, nosotros estimamos un alza del 5,5% pero sigue siendo una incógnita", cerró.