Liberan a Kosaka Kumiko, la monja acusada por los abusos en el instituto Próvolo

Liberan a Kosaka Kumiko, la monja acusada por los abusos en el instituto Próvolo
Liberan a Kosaka Kumiko, la monja acusada por los abusos en el instituto Próvolo

Lo resolvió un tribunal penal pero sólo en algunas de las causas. La querella afirma que seguirá presa por otros hechos que tiene el caso.

Tras más de un mes de suspenso y de un par de audiencias sin definición, este jueves se conoció que Kosaka Kumiko, una de las monjas imputadas por los abusos en el instituto Próvolo, recuperará la libertad en algunos de los hechos, con el pago de una fianza. Actualmente estaba con prisión domiciliaria.

Lo definió el tribunal integrado por los jueces Ariel Spektor, Diego Lusverti y Eduardo Martearena, como respuesta a lo planteado por el abogado defensor de la religiosa japonesa, que solicitó la nulidad de las pruebas en su contra y el cese de la prisión preventiva. La sospechosa está detenida desde mayo del 2017, y sus causas-presunta participación primaria y autora de algunos abusos- ya fueron elevadas a juicio. 

En las audiencias anteriores habían alegado, además del abogado de Kumiko, los querellantes en representación de la víctima y el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana.

Luego de sus exposiciones, este jueves se le dio la posibilidad de hablar a la monja, quien sostuvo: "Las víctimas me acusan falsamente. Mienten". 

Finalmente los magistrados resolviaron su liberación, que se haría efectiva luego del pago de una fianza de $2.000.000. El fallo se habría basado en que a esta altura ya no existiría riesgo de fuga ni entorpecimiento de  la causa al no estar detenida. 

La resolución ha causado mucho enojo y hasta temor en las más de 20 víctimas que tiene el caso, que se habían manifestado en contra de la posible liberación de la sospechosa.

Sus abogados aseguran que Kumiko queda libre en algunas causas, pero seguirá detenida por otros hechos y por orden del fiscal, a la espera de que le dicten prisión preventiva en esas denuncias.

La japonesa es una de las 14 imputadas de la megacausa de abusos a chicos sordos en el colegio de Carrodilla, que se conoció en noviembre del 2016. El expediente ya tiene una condena, mientras que el resto espera ser juzgado. 

La primera sentencia fue la de Jorge Bordón, el empleado administrativo que admitió los hechos en su contra y en un juicio abreviado recibió 10 años de prisión por ser autor material de los vejámenes.

Bajo la misma acusación aguardan el debate oral los curas Nicola Corradi-con domicliaria por su edad-y Horacio Corbacho, y el empleado Armando Gómez.Esta es la primera parte de la causa.

El segundo expediente es exclusivo de Kumiko, y el tercero tiene imputadas y en libertad a ex directoras, docentes, empleadas y a la monja Asunción Martínez, en tanto que la ex representante legal de la escuela, Garciela Pascual, está con detención domiciliaria y como sospechosa de ser partícipe necesaria de los abusos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA