jueves 1 de octubre de 2020

Las inversiones que recomiendan los fondos en medio de la incertidumbre global
Economía

Las inversiones que recomiendan los fondos en medio de la incertidumbre global

Sugieren dolarizar portafolios, apostar por bonos corporativos de empresas con buena calidad crediticia e ingresos en dólares

Las inversiones que recomiendan los fondos en medio de la incertidumbre global

En medio del pánico global, los analistas locales recomiendan la cautela. Hasta tanto no se estabilicen las variables, los fondos comunes de inversión sugieren posicionarse en estrategias defensivas, buscando la dolarización de carteras, aprovechando la disminución del diferencial de tasa por legislación para pasarse a bonos que operan bajo ley extranjera o incluso invertir en bonos corporativos con exposición elevada a las exportaciones.

El contexto de incertidumbre generalizada que provoca la crisis del coronavirus está haciendo que los activos financieros se desplomen a una velocidad sin precedentes. Los bancos centrales y los gobiernos de todos los países buscan actuar contra reloj para minimizar las consecuencias económicas que tendrá esta crisis.

Diego Falcone, head portfolio manager de Fondos Cohen, señala que el mundo enfrenta una recesión global atípica y que dependerá del buen juicio que tengan las autoridades políticas para reiniciar el funcionamiento de la economía y evitar un desenlace caótico.

"El lockdown (cuarentena) impuesto en la mayoría de los países europeos implica una retracción de la oferta y de la demanda al mismo tiempo. En una recesión tradicional, es uno de los componentes el que se retrae. En 2020 las empresas no enfrentan una crisis de liquidez (todavía) como en 2008, tampoco la falta de un insumo estratégico como el petróleo, sino la imposibilidad de mantenerse en actividad. Esta situación de cero ingresos para muchas industrias (aviación comercial, hotelería) es imposible que se sostenga en el tiempo", alertó.

A nivel local, el mercado sigue a la expectativa de la presentación de la propuesta de reestructuración de deuda. Por el lado fiscal, el ministro de Economia, Martín Guzmán aseguró que no se realizarían ajustes, algo que no luce positivo de cara a la negociación con los acreedores. Además, el contexto se hace más difícil si se tiene en cuenta que la oferta de dólares comerciales en los próximos meses podría verse seriamente disminuida por el doble efecto de un default de la deuda soberana, y una recesión global por el brote del virus. Todo esto tendrá nuevos impactos sobre los precios de los bonos.

En un contexto de caídas rápidas y generalizadas, las valuaciones de los activos se muestran interesantes tanto para acciones como para los bonos. Sin embargo, el contexto económico y la falta de un acuerdo sobre la deuda hace que dicho atractivo sea radicalmente menor y que la selectividad del crédito sea más puntillosa.

Falcone remarca que su recomendación sigue siendo de cautela -"wait and see"- porque aún no hemos visto que el pánico al brote del virus COVID-19 supere al de un colapso económico.

"Es pronto todavía para recomendar la compra de activos locales a pesar de las atractivas valoraciones. El contexto es negativo para que la propuesta de canje de deuda del Gobierno tenga un nivel de aceptación elevado. En ese escenario, vemos atractivo dolarizar posiciones con futuros moneda Rofex. El costo para cubrirse con futuros es del 45% anual en pesos, es decir, el 3,1% mensual. Esta tasa es superior al dato de inflación más reciente pero no difiere con el dato estimado si no existiera un retraso en el cuadro de tarifas de los servicios públicos", afirmó.

Por su parte, desde el punto de vista operativo, desde Capital Market Argentina (CMA) señalaron que en el actual contexto de baja de tasas e incertidumbre respecto al repago de los vencimientos de corto plazo en moneda local, no ven atractivo en bonos en pesos.

"Los últimos comunicados del Tesoro respecto al manejo de deuda no dan señales claras sobre la política a seguir por parte del mismo", advirtieron en CMA. En cuanto a bonos corporativos argentinos, desde la compañía recomiendan exposición a empresas exportadoras, con ingresos en el exterior o altos porcentajes de ingresos en dólares.

"Algunos ejemplos pueden ser compañías como Arcor, Adecoagro, Aeropuertos Argentina 2000 o Transportadora de Gas del Sur, para mitigar el riesgo de descalce de monedas. Además, en el marco de las emisiones de Obligaciones Negociables de corto plazo, podrían ser atractivas las que no tengan plazos mayores a 12 meses, de empresas de buena calidad crediticia y tasas no menores al 7%", dijeron desde CMA.

La reciente caída de los bonos hizo que sus paridades caigan a niveles del 30% en promedio. Debido al desarme de posiciones global y a que los bonos ley extranjera están en manos de tenedores internacionales, estos últimos fueron más castigados que los bonos ley local. De esta manera, se abren oportunidades para pasarse de legislación a tenedores de bonos ley local hacia ley extranjera.

Sobre este punto, los analistas de Balanz señalaron que, entre los bonos cortos y luego de haberse reducido la diferencia entre el precio de los bonos bajo ley extranjera y nacional, hay una oportunidad para los tenedores de bonos bajo ley local de pasarse a títulos bajo ley extranjera. Por otro lado, dentro del tramo medio de la curva en dólares, a los precios actuales, los analistas de Balanz ven mayor preferencia por los bonos Discount por sobre los Globales.

Por Julián Yosovitch