sábado 24 de octubre de 2020

Las app entran al negocio del alquiler de autos
Economía

Las app entran al negocio del alquiler de autos

Se trata de un servicio que no está regulado en Mendoza, pero que puede realizarse.

Las app entran al negocio del alquiler de autos

El sector de las aplicaciones móviles está en constante desarrollo y resulta difícil encontrar productos o servicios que no estén asociados ya a una de ellas. Con una app se puede, entre otras cosas, contratar un delivery, solicitar un servicio de transporte y ahora, en Mendoza, hasta alquilar un auto. 

En todos los casos, la premisa de los servicios que funcionan por medio de las aplicaciones es una alternativa ágil y más económica, y en casos como Uber, Cabify, Pedidos Ya o Glovo, también es una posible salida laboral. A estas aplicaciones que irrumpieron en la provincia y se metieron en terrenos que antes eran cubiertos por empresas que prestaban servicios de forma convencional hay que sumar a "Cocoche", la plataforma de alquiler de autos entre particulares, o el "Airbnb de los autos", como describió uno de sus desarrolladores. 

La aplicación fue creada por un ingeniero argentino, Luciano Bernal, en conjunto con su socio, el publicista francés, Raphael De Lasa. El desarrollo implicó una inversión de U$S 60.000 y proyecta ofrecer 500 vehículos en línea para la segunda mitad del 2019.
Si bien ya era posible alquilar un auto por medio de una aplicación, el servicio estaba asociado con empresas que ya estaban en el negocio y se habían adaptado a las nuevas tecnologías. También hay casos como el de "Toyota Mobility", que permite alquilar vehículos propios por un mínimo de $ 483 la hora o $ 1.931 el día. En este caso, a través de la app, el dueño del automóvil puede ponerlo en alquiler para que otros puedan usarlo.

Cómo funciona

Si bien Cocoche nació en 2017, su llega a la provincia es reciente y por el momento hay solo cinco vehículos que se alquilan regularmente en Ciudad, Godoy Cruz y Maipú.

De acuerdo con Luciano Bernal, todos aquellos que tengan un vehículo con una antigüedad menor a diez años pueden ponerlo en alquiler en la plataforma (app o web) de Cocoche, y el inquilino se lleva el vehículo con un seguro todo riesgo.

Se trata de un modelo que vieron en Europa y que planean expandir desde Argentina a toda América Latina. Actualmente se encuentran realizando las gestiones para trabajar en conjunto con una compañía chilena y funcionar en el país vecino.

"Desarrollamos una aplicación para que el dueño del vehículo pueda alquilar su auto y recibir un capital a cambio. Para los inquilinos resulta positivo, porque el precio está un 30% por debajo del de las prestadoras clásicas", afirmó Bernal.

Requisitos para participar

Lo primero a tener en cuenta a la hora de poner en alquiler el auto es tener la cédula verde al día, porque de lo contrario solo el dueño del vehículo podrá transitar sin mayores inconvenientes. 

De acuerdo con la Ley de Tránsito 24.449, toda persona que quiera conducir un vehículo sin ser su titular deberá contar con la "cédula de identificación para autorizado a conducir", comúnmente llamada cédula azul, aunque la misma no esté a su nombre.

Esto último es obligatorio en caso de que la cédula verde esté vencida.

Por tratarse de una actividad comercial, y no de un servicio de transporte, no se rige por la ley de movilidad provincial, y no se necesita estar registrado bajo sus términos.

Trabajar con el auto propio

De la misma forma que Cocoche, Uber y Cabify se utilizan para que quien tenga un vehículo particular relativamente nuevo pueda "ponerlo a trabajar", aunque en estos casos, sí están regulados bajo la Ley de Movilidad, y los chóferes deben ser profesionales en la provincia de Mendoza.

En septiembre de 2018 comenzaron a operar estas plataformas electrónicas en la provincia. Desde entonces Uber cuenta con 408 conductores y Cabify tiene alrededor de 100 usuarios trabajando.