sábado 19 de septiembre de 2020

+ Deportes

Policía y Ministerio Público “se tiran la pelota” por el desborde en el funeral del Loco

Cortocircuito en la investigación por el masivo rompimiento de la cuarentena en la despedida de Loco Julio.

La polémica por el masivo rompimiento de la cuarenta –unos 1000 tombinos salieron a la calle- durante la despedida de los restos del recordado "Loco Julio" ha generado una nueva polémica, en esta caso "oficial": el Ministerio Público Fiscal apuntó cierta inacción policial casi cercana a una suerte de "zona liberada" y ahora la Policía sostiene que le avisó a la fiscalía de Godoy Cruz y la respuesta fue sólo "síganlos de cerca".

Resulta indudable que un "fiesta" popular como el que generó el entierro de Julio Roque Pérez (80) el  13 de mayo pasado, cuando gran parte de la hinchada de Godoy Cruz se volcó a las calles para darle el último adiós al hincha nº 1 del club, es una situación –se veía venir en la previa- que iba a sobrepasar todos los pronósticos, de cara a la actual cuarentena. Ningún hincha se fijó si su documento tenía terminación par o impar, y salió a la calle sin barbijo y con bombos a vivir el descontrol que la pandemia le negó.

Pues bien, tras el caos, desde el Ministerio Público Fiscal abrió una investigación de "de oficio", a cargo del fiscal Fernando Giunta que apunta a saber las responsabilidades de los presuntos organizadores: el club, la municipalidad de Godoy Cruz y la policía.

En relacion a los uniformados, inicialmente, la investigación judicial se encaminaba a saber por qué la policía no dio aviso a la Justicia, sobre todo teniendo en cuenta que el punto de concentración fue la plaza departamental, que cuenta con una comisaría  y con 5 cámaras de seguridad que son monitoreadas por el Centro Estratégico de Operaciones (CEO).

La versión policial

La confusa situación no pasó desapercibida para la Inspección General de Seguridad (IGS), el organismo de control de los uniformados a cargo de Marcelo Puertas. Pues bien, las autoridades policiales han enviado un informe a la IGS, explicando la fuerza se enteró del entierro de Loco, por las redes sociales del Godoy Cruz Antonio Tomba.

No element of type reference found.

Entonces, un móvil policial llegó hasta la calle Balcarce, a las 14, hora en que había en las cercanías del club unas 400 personas. De inmediato, por teléfono, un policía avisa a la Oficina Fiscal 4, tal como indicaría el protocolo. Y, desde la fiscalía le ordenaron algo así como "que sigan de cerca la manifestación sin generar ninguna situación conflictiva".

"Vamos a chequear esta versión ofrecida por la Departamental de Godoy Cruz. Si es cierta, la actuación policial habría sido buena, sin ninguna irregularidad.  Si bien el llamado a la Oficina Fiscal se hizo por teléfono, la orden posterior debe estar en las grabaciones del CEO que desplazó dos móviles más", explicó una fuente de la IGS.