La ola feminista del reggaetón

La ola feminista del reggaetón
La ola feminista del reggaetón

Aunque es un género cantado en su mayoría por hombres, en los últimos años se destacan distintas figuras de mujeres que pisan firme.

Una de las observaciones de las artistas de la música, es que de cada 10 hombres músicos hay 2 mujeres en la industria. No es nada nuevo en la historia. En el rock, el metal e incluso la música popular, la industria le da un lugar predominante al trabajo de los compositores y cantantes varones. En el reggaetón ocurre lo mismo. Con el agregado de que desde su nacimiento, hace casi tres décadas cuando el panameño 'El General' popularizó internacionalmente el pegadizo ritmo, las interpretaciones estaban concentradas en necesidades y satisfacciones masculinas.

Pero con el tiempo esa voz fue mirando a la otra vereda, la de las mujeres; que quieren más que ser objeto de compañía, menear sus caderas, mostrar sus pechos y ser el blanco de cada letra ardiente o misógina del ritmo. Ellas buscan ser las protagonistas de un cambio; y de a poco lo están logrando.

De las madres a las hijas del perreo

Distintos movimientos como el #MeToo y Time's Up, que nacieron tras las acusaciones de acoso sexual contra el productor de cine Harvey Weinstein, generaron una cadena de solidaridad entre las mujeres de la industria.

En el ámbito del reggaetón, la primera que se animó a salir del lugar de sumisión impuesto por los hombres fue la legendaria puertorriqueña Ivy Queen. Ella se abrió paso hace más de dos décadas y le allanó el camino a las recientes estrellas actuales del género.

"Yo quiero bailar" fue una declaración feminista en el auge del ritmo y a sus 46 años sale nuevamente al ruedo con "Por mí", canción con la que muestra su poder frente a los deseos del hombre. "Cuando iba a las discotecas, veía que a todas las 'pretty girls' los hombres las agarraban y querían llevárselas a bailar; pero era un contacto muy agresivo. De ahí nació 'Yo quiero bailar'", cuenta Ivy Queen en el documental "Hasta Abajo: feminism, sexuality and reggaeton".

A fines de los 90 la ola puertorriqueña del reggaetón vio nacer estrellas masculinas como Daddy Yankee, Nicky Jam, Tito El Bambino, Don Omar y Tego Calderón. Entre tantos hombres fue Ivy Queen la figura de la isla, que mostraba su carácter frente a un ritmo gobernado por hombres.

Hoy estrellas como Anitta, Natti Natasha, Karol G, Becky G y la española Brisa Fenoy continúan ese camino y reflejan el grito femenino en el ritmo urbano más escuchado en el planeta.

Sin ir más lejos, el último suceso del reggaetón "Despacito", de Luis Fonsi y Daddy Yankee tiene a una mujer entre sus autoras. La panameña Erika Ender, que logró trascendencia internacional.

Uno de los casos más resonantes de la industria actual es Anitta, la cantante brasileña que con 25 años bate todo los récords y cruzó la frontera Latina. Con más de 70 millones de visualizaciones en Youtube, y 13 millones de seguidores en las redes sociales, comenzó cantando funk en su país y llegó a Europa de la mano del reggaetón. "Yo empecé haciendo música osada para que las mujeres se sintieran libres. Brasil es muy machista y conservador, yo he querido recalcar que no debemos ser juzgadas si decidimos ser sexis, si bailamos, si tenemos pareja o no", expresó la intérprete de "Medicina".

Las figuras argentinas

Nuestro país también tiene sus protagonistas. El grupo Chocolate Remix y Miss Bolivia son claras referentes de esta marea femenina en el reggaetón. La banda liderada por la cantante Romina Bernardo define su música como reggaetón lésbico. Hace más de cuatro años viene copando la escena del género y no reniega del machismo, sino que revierten la historia desde una mirada feminista y de libertad sexual. "La idea del proyecto tenía dos partes. Por un lado, una burlona en la que tenía la intención de jugar con todo el imaginario que uno tiene del 'macho reggaetonero', no sólo satirizándolo sino viendo qué pasa si lo reemplazo por una mujer. Y por el otro, reapropiarme de un género en el que un gran porcentaje de las letras hablan muchísimo de sexo", declaró en la BBC la cantante y productora. "Como me gusta a mí", "Lo que las mujeres quieren" y "Bien bow" son algunos de los títulos donde declara el compromiso con temas del feminismo actual.

María Paz Ferreyra, más conocida como Miss Bolivia, toma el desenfreno y la cadencia del reggaetón para sumarlos en su mix bailable y explosivo. "La militancia y la canción social de protesta es una opción. Un micrófono, un escenario y un público te ponen en una situación de poder. Y el poder uno puede elegir si se lo agarra para el ego o lo usa para empoderar", dice Miss Bolivia.

El baile candente y la sensualidad son parte de su estética, mientras canta una mezcla de rap, pop y reggaetón denunciante: "Si tocan a una nos tocan a todas. El femicidio se puso de moda...", expresó con furia en su último single "Paren de matarnos", sumándose a la campaña #NiUnaMenos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA