lunes 10 de agosto de 2020

La Embajada de Suecia cruzó a Alberto Fernández: "Es difícil hacer comparaciones directas"
Política

La Embajada de Suecia cruzó a Alberto Fernández: "Es difícil hacer comparaciones directas"

El gobierno sueco respondió a los dichos del Presidente, quien destacó los modelos del país europeo y Argentina frente a la Covid-19.

La Embajada de Suecia cruzó a Alberto Fernández: "Es difícil hacer comparaciones directas"

El presidente Alberto Fernández encendió una polémica al cuestionar el modelo de Suecia para combatir el coronavirus, con el fin de resaltar el "éxito" de la cuarentena en Argentina. Tras los dichos, desde la embajada sueca le contestaron al jefe de Estado.

"Cuando me dicen que siga el ejemplo sueco, la verdad lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, hoy cuenta más de 3.000 muertos por el virus. De haber seguido ese ejemplo nosotros hoy tendríamos 13.000 muertos", había manifestado el Presidente en la conferencia de prensa el viernes. "Si abrimos la economía vamos a terminar como terminó Suecia", advirtió.?

Este lunes, en un comunicado publicado en su sitio oficial, la sede diplomática detalló las decisiones que tomó el gobierno sueco para combatir la pandemia y negó que la vida en ese país continúe de forma normal. Además, remarcó que es "difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países" y aseguró que Suecia tiene tasas de mortalidad "más altas que algunos otros países que han impuesto la cuarentena, y más bajas que otros que también han impuesto la cuarentena".

"Esta es una nueva enfermedad y pasará tiempo antes de que sepamos qué modelos funcionan mejor", afirmó el gobierno sueco.

La embajada aclaró que pese a las diferencias en las medidas tomadas con otros países, en Suecia también se busca "salvar vidas y proteger la salud pública", en relación al lema que tanto ha repetido Fernández respecto al freno en las actividades económicas.

"Fomentamos el distanciamiento social, protegemos a los grupos vulnerables y a los de riesgo, realizamos testeos y reforzamos nuestro sistema de salud. El objetivo es aplanar la curva de contagios y evitar que el sistema de salud se sobrecargue", dijo la sede diplomática. Y agregó: "Las medidas de Suecia difieren de otros países solamente en tres aspectos: nosotros no hemos impuesto un aislamiento social, preventivo y obligatorio, no hemos impuesto el cese de la actividad comercial a algunas empresas y no hemos cerrado jardines de infantes ni escuelas primarias".

El gobierno sueco desmintió además que una cuarentena menos rígida que en otros países evite un derrumbe económico: "La vida en Suecia no continúa como de costumbre. La economía sueca se vio fuertemente afectada por la pandemia y se espera un ascenso dramático del desempleo".

En ese sentido, la embajada aclaró que algunas de las áreas que no se paralizaron en ese país responden a "consideraciones de salud pública" y no a "intereses económicos".

"Mantener las escuelas abiertas tiene, por ejemplo, efectos positivos en la salud infantil y permitir que las personas trabajen es positivo para la salud pública. Estas medidas también fortalecen la igualdad de género", afirmó.

En el comunicado en el que Suecia aseguró estar "abierta a dialogar con otros países" para generar aprendizajes mutuos y también señaló que "una parte importante de las medidas de prevención" consiste en "proporcionar a los ciudadanos información confiable" para que eviten contagiarse.