martes 11 de agosto de 2020

La Corenave quiere que haya un examen para elegir a la Reina
Sociedad

La Corenave quiere que haya un examen para elegir a la Reina

La Comisión de ex Reinas nacionales propone que las soberanas pasen por una evaluación en distintos aspectos que les sumará puntos.

La Corenave quiere que haya un examen para elegir a la Reina

La Fiesta de la Vendimia siempre da para debates. Este año, el foco principal estuvo en el planteo de si las Reinas deben seguir eligiéndose o no. La realidad es que no se trata de un debate nuevo sino que lleva varios años.

Sin embargo, en esta edición de la fiesta vendimial el mechero se encendió cuando la periodista del canal América, Julieta Navarro (Virreina Nacional de la Vendimia 2008), aseguró que a la celebración "le sobra una parte", en referencia a la elección.

Mientras el debate sigue, desde la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia (Corenave) trabajan en pos de que las soberanas sean elegidas por su preparación y no por una cuestión estética.

La impulsora del proyecto es Dana Otero (Reina Nacional 2004), quien asumió como secretaria de la comisión en 2016 y, en busca de los cambios, se comunicó con los organizadores de la Fiesta Nacional de la Ganadería de Zonas Áridas, para poder asistir y observar cómo eligen allí a su soberana.

"Fui jurado de la fiesta", recuerda, agregando que en la provincia "está ese antecedente y el de la elección de la Flor de la Tradición, en los que las chicas son sometidas a un sistema de evaluación".

De qué se trata

Según explicaron desde la Cámara de Comercio de General Alvear, a cargo la organización de la misma, las candidatas de cada departamento son evaluadas por un jurado integrado por "alguien relacionado a la ganadería, pero que no sea de la provincia, una ex Reina, alguien de Cultura y alguien de Turismo".

Ellos deben completar una planilla en la que figuran distintos ítems como oratoria, presentación, baile, etc. Las coordinadoras también dan puntuación, por ejemplo, teniendo en cuenta la puntualidad. Cada aspecto representa un porcentaje que, al ser sumado, llega al 100%.

A la prensa se le otorgan 60 votos que deben introducir en la urna que es custodiada por una escribana, una de las coordinadoras departamentales elegida por sorteo y una persona de la organización. Además, a cada candidata se le entrega un número de sufragios que deben depositar en la urna.

Una vez evaluadas las candidatas y emitidos los votos, se hace una reunión entre el jurado, las personas a cargo de las urnas y personal de la Cámara para sacar números y ver quién es la ganadora.

En cuanto al proyecto que viene trabajando Corenave, Otero explica que tienen pensado que "el examen represente entre un 40 y un 50 por ciento del total de los votos. El resto sería para el público".

Un camino complejo

A pesar de que el proyecto suena interesante, llegar a ese objetivo implica cumplir otros antes. "La idea, primero, es definir el rol de la Reina, porque todos hablan de lo que tiene que hacer y hay muchas cosas que no dependen de ella", remarca la soberana 2004.

Una vez definido su papel, deberán delinearse bien sus funciones para luego trabajar en la capacitación necesaria. "Si voy a exigirle que haga algo, debo darle las herramientas. O sea, si querés que hable idiomas, se trabajará con eso", ejemplifica Dana.

Para que el proyecto sea viable, la idea de la Corenave es que "a las distritales se les dé un curso básico, a las departamentales uno más completo y a las que sean elegidas nacionales se les brinde una capacitación constante a lo largo del año".

Si bien desde Cultura han dado el visto bueno a la idea, el panorama es complicado si se tiene en cuenta que para que la rueda funcione todos los municipios deberían asumir el compromiso de formar a las candidatas en su departamento. La autonomía de la que gozan las comunas deja esa decisión a la buena voluntad de cada uno.

Teniendo en claro todos los obstáculos, en la Corenave no quieren seguir esperando y empezaron a armar un cuadernillo para brindar charlas a las chicas que desean presentarse y aún no se deciden. Como en 2017 llegaron tarde, las charlas fueron principalmente a las chicas que ya habían sido elegidas.

"Sofía Haudet (Reina 2014) puso su auto para que pudiéramos ir a todos lados. En algunos departamentos nos recibieron re bien; en Lavalle inclusive nos pusieron movilidad para que fuéramos y hasta hubo uno en el que nos dijeron que no fuéramos", destaca Otero.

Otro dato a tener en cuenta es que, para que la provincia pueda brindar los cursos necesarios a todas las Reinas departamentales, las mismas deberían estar elegidas al menos un mes antes del Acto Central. Eso, en consecuencia, implicaría modificar los calendarios vendimiales de cada municipio.

Finalmente, la bella rivadaviense cierra con una reflexión: “El proyecto es tan amplio que es difícil poder incorporarlo. Será algo que se va a ir dando de a poco y no de un momento a otro”.