jueves 24 de septiembre de 2020

La construcción está frenada y se retrasa el pago a 12.000 trabajadores
Economía

La construcción está frenada y se retrasa el pago a 12.000 trabajadores

Uocra y Cecim advierten que, pese a estar exentos de la cuarentena, no pueden trabajar por la falta de proveedores y el cierre de los bancos

La construcción está frenada y se retrasa el pago a 12.000 trabajadores

Aunque la actividad de la construcción está exceptuada del cumplimiento de la cuarentena obligatoria, en la realidad son muy pocas las obras que siguen adelante. Según las empresas del rubro, no hay proveedores de materiales activos. Además, el cierre de las entidades bancarias imposibilita los pagos por parte de las compañías, tanto a sus proveedores como a sus trabajadores.

Atilio Calzetta, vicepresidente de la Confederación de Pymes Constructoras de la República Argentina (CPC), explicó que ese escenario se repite en todo el país, razón por la cual, se intentará llegar a una solución con el Gobierno Nacional. Por lo pronto, la Cámara de Empresas Constructoras Independientes de Mendoza(Cecim) y la delegación mendocina de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) enviaron una carta al gobernador Rodolfo Suárez para pedir una serie de medidas que permitan destrabar la situación.

Las dificultades

En la carta dirigida al mandatario provincial, Cecim y Uocra explicaron que el viernes 20 de marzo fue el vencimiento de quincenas para la mayoría de las empresas que trabajan con esa modalidad. Sin embargo, fruto del cierre de las entidades bancarias, muchas compañías no pudieron hacer efectivo el pago de haberes. 

 "Los cheques que ingresaron por cámara y excedieron los acuerdos en Cuenta Corriente, fueron rebotados por razones de fuerza mayor, debido a que los titulares de las cuentas no pudieron acudir a hacer los depósitos correspondientes", detallaron.

 "Esta situación genera perjuicios tanto a el emisor, como al depositante, lo que contribuye al deterioro de la cadena de pagos", lamentó Calzetta.

Fuera de esto, las constructoras han tenido otras dificultades para realizar su trabajo con normalidad. Los empresarios informaron que "la totalidad de los proveedores han informado el cierre de comercios y actividades mientras dure la cuarentena". Es decir que, dejando de lado el problema de la falta de pagos, las obras solo pueden continuar mientras tienen materiales. "En el momento en que se necesario salir a buscar proveedores, ya no se puede avanzar", advirtió Atilio Calzetta.

Por otro lado, desde Cecim señalaron que, pese a que los trabajadores presentan la correspondiente autorización al personal policial que controla el cumplimiento de la cuarentena, "igual son enviados a sus casas". De hecho, remarcaron que los propios intendentes están visitando obras y "solicitando al personal que se retire a sus hogares". 

Los pedidos

Ante la compleja situación que describen los constructores, Uocra y Cecim le solicitaron al gobernador que, aun en cuarentena, todos los agentes del Estado que puedan  dar continuidad a sus labores por vía remota, realicen el tratamiento de la totalidad de las piezas administrativas que posean "facturas emitidas por obras realizadas", para que se pueda hacer el pago inmediato y de esa forma, se evite la ruptura de la cadena de pagos.

"Debe comprenderse que la mayoría de las pymes de la construcción no poseen obras privadas en ejecución que le den posibilidad alguna de financiamiento, más que el cobro de sus trabajos realizados", apuntaron.

Más allá del pedido, desde el Ministerio de Infraestructura y Planificación de Mendoza, aclararon que "no hay retrasos en los pagos que superen los 60 días, a excepción quizás de algún caso puntual, por cuestiones de índole administrativa".

Preocupación gremial

Miguel Ponce, secretario general de la Uocra en Mendoza, explicó que en esta oportunidad el sindicato tiene las mismas preocupaciones que el sector empresario. "Estamos en una situación complicada, porque no sabemos como se le va a pagar a los trabajadores. No hay desembolsos inmediatos por parte del Estado y gran parte de los afiliados no ha recibido sus pagos", aseguró.

"Además, la obra privada está paralizada en un 100% la obra pública trabaja a muy bajo ritmo. Solo se están terminando algunas obras grandes, como la ampliación del hospital Lagomaggiore, pero nada más", continuó Ponce.

"Queremos saber si existirá algún salvataje para las empresas constructoras, sobre todo si sigue la cuarentena. En la carta a Suárez, se pidió por ejemplo la prórroga de vencimientos impositivos", agregó el secretario general de Uocra.