miércoles 16 de junio de2021

La conmovedora historia de Agustín, un joven de Malargüe que cruza un río para estudiar
La conmovedora historia de Agustín, un joven de Malargüe que cruza un río para estudiar
Sociedad

La conmovedora historia de Agustín, un joven de Malargüe que cruza un río para estudiar

En Portezuelo del Viento, el chico de 15 años cruza el Río Grande con mercadería y su cartilla para realizar la tarea escolar.

  • domingo, 26 de abril de 2020
La conmovedora historia de Agustín, un joven de Malargüe que cruza un río para estudiar
La conmovedora historia de Agustín, un joven de Malargüe que cruza un río para estudiar

En el lugar donde se construirá la obra más importante de Mendoza, Portezuelo del Viento, vive Agustín, un chico de 15 años que a diario cruza por encima del Río Grande para poder seguir estudiando en medio de la pandemia de coronavirus. 

Él vive en un puesto ubicado en Bardas Blancas, Malargüe y asisite a la escuela albergue 4-206 Mapu Mahuida que, como todos los establecimientos del país, debió suspender el dictado de clases presenciales. Pero en el Sur de la provincia enfrentan otro problema además del aislamiento, la gran mayoría de los chicos no posee acceso a Internet, por lo que la educación virtual no es opción.

Desde la institución elaboraron cartillas para que los chicos puedan seguir aprendiendo y Agustín fue puesto como ejemplo por parte del intendente del departamento, Juan Manuel Ojeda, ya que a diario hace un gran esfuerzo para poder hacer la tarea.

"Agustín lo hace cotidianamente. En Portezuelo del Viento; él cruza por encima del Río Grande con mercadería y su 'cartilla' para la tarea escolar. Está en 3er año de Escuela Albergue 'Mapu Mahuida' de Bardas Blancas. Así de generosa es la vocación que habita en el corazón malargüino", escribió el mandatario sureño.

Mercedes Núñez, directora de la escuela, comentó que todos están haciendo un esfuerzo muy grande para continuar con la educación y la alimentación de los chicos. "Nuestra forma de trabajo ahora es la elaboración de cartillas. Cada profesor manda la cartilla de su materia, la regente ahora y yo en marzo, imprimimos todo, armamos las cartillas para cada alumno. Se las llevamos usando el transporte que lleva y busca a los chicos todos los meses. Y por suerte este mes pudimos hacer los bolsones de mercadería con el dinero del fondo de comedor", dijo en diálogo con el sitio El Sanrafaelino.

"Agustín me llamó hace unos días, cuando tuvo señal y le expliqué algunos ejercicios de matemática, además tenemos grupos de whatsapp de cada curso y, fundamentalmente por los comunicados de la radio de Malargüe, que sabemos que todos escuchan", sostuvo la educadora.

Los chicos que asisten a la institución son de puestos ubicados desde Las Loicas, El Manzano, El Alambrado y Mechanquil, y más de la mitad de ellos no poseen conexión a Internet.