Juicio a pareja acusada de matar a su hijo: cambiaron el juez por un problema médico

Juicio a pareja acusada de matar a su hijo: cambiaron el juez por un problema médico
Juicio a pareja acusada de matar a su hijo: cambiaron el juez por un problema médico

El juez técnico Ramiro Salinas fue reemplazado por Horacio Cadile

La cuarta jornada de debate comenzó con el reemplazo del Juez Técnico Ramiro Salinas, quien presenta un problema de salud que requiere atención y monitoreo médico. En su reemplazo, asumió la presidencia del debate Horacio Cadile, Conjuez del Tribunal Penal Colegiado N° 2.

Cadile se presentó anunciando la novedad a las partes. Tanto el Ministerio Fiscal Público, como la defensa particular de la imputada Celeste González y la defensa pública del coimputado Sebastián Tizza, no objetaron la subrrogancia, por lo que el debate continúa con la declaración indagatoria de los testigos.

El cambio en la presidencia del debate está previsto por la Ley 9040, lo que permite la continuidad del juicio por jurado, siempre que las partes manifiesten conformidad. El art 2 dice que todos los jueces son competentes y la facultad de la administradora para, en caso de licencia de un juez, designar a otro en base a la distribución equitativa de trabajo.

Celeste González (23)  y  Sebastián Tizza (24) están siendo juzgados por un jurado popular por el asesinato de su hijo Valentín, de un año y 10 meses, ocurrido el 2018 en Tupungato.

“Cuando entré en la habitación, Sebastián lo estaba agarrando a piñas en la panza”, confesó el martes Celeste.

En la madrugada del 15 de abril del año pasado, Tizza y su mujer llevaron a Valentín a la guardia del hospital Las Heras. Los médicos que lo atendieron establecieron que el menor ya había muerto y que evidenciaba signos de haber recibido golpes: presentaba lesiones en el abdomen y en la frente, además de hematomas en un ojo y en otras partes del cuerpo.

Como defensa y durante la instrucción, la pareja dijo que el niño estaba enfermo y fue llevado una semana antes a un curandero que le habría “recetado” una cataplasma que le comprimió la zona abdominal.

El hombre tenía una prohibición de acercamiento al pequeño que no respetó. La medida había sido dictada porque, cuando el niño tenía 9 meses, había ingresado al hospital también luego de ser golpeado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA