jueves 9 de julio de 2020

Juan Cappadona: “Estamos llegando a nichos de mercado a los que les costaba proveerse"
Fincas

Juan Cappadona: “Estamos llegando a nichos de mercado a los que les costaba proveerse"

El gerente de "La Pulpera" en San Rafael cuenta cómo lograron procesar esta temporada 7,5 millones de kilos de fruta.

Juan Cappadona: “Estamos llegando a nichos de mercado a los que les costaba proveerse"

Al hablar de volumen de producción esta temporada "La Pulpera" procesó 7,5 millones de kilos de materia prima y estableció un récord para la planta ubicada en el Parque Industrial de Cuadro Nacional en San Rafael. Actualmente elabora una partida por encargo de 300 toneladas de zapallo.  En tres años de vida, la firma agroindustrial duplicó su magnitud de trabajo. Desarrolló un audaz plan de tareas para extender la temporada hasta junio, su gerente Juan Carlos Cappadona habló sobre innovación, los mercados e integración social.

-¿Qué nivel de aceptación han logrado con el sachet con tapa a rosca, para pulpa?

-La respuesta del mercado ha sido muy buena. Es una propuesta atractiva e innovadora, es un proyecto que  desde que se pensó hasta que se logró llevar a cabo en la planta de San Rafael pasaron casi 13 años. El objetivo siempre estuvo enfocado en transformar en imperecederos los productos de los pequeños productores. Tomamos la materia prima: la fruta, la procesamos sin el agregado de conservantes y elaboramos una pulpa que se conservará durante dos años.

-¿La innovación permitió ampliar el volumen de elaboración?

-Empezamos a trabajar, en la temporada 2017-2018, elaborando 3,5 millones de kilos de fruta. En el segundo año sobrepasamos los cuatro millones de kilos y ahora establecimos una marca de 7,5 millones de kilos extendiendo la temporada hasta junio. Lo importante es que esta fábrica está enfocada a un fin social, queremos que el productor se vea beneficiado y obtenga una mejor renta por su trabajo. Ha logrado hasta un 40% más valor que vendido la fruta en el mercado.

-¿Cuáles son los productos que elaboran?

-Arrancamos con el damasco, ciruela roja y membrillo, luego innovamos con la pulpa de melón y tomate. Este año se trabajó con duraznos, ciruelas frescas, peras, manzana, melón y tomate,  ahora con pulpa de zapallo que nos pidió la cooperativa La Terre. Asimismo, de cara a lo que se viene, estamos preparando otro proyecto que es trabajar con la ciruela desecada, un plan que arrancamos el año pasado con muy buenos resultados.

-¿Costó ganar posiciones en el mercado interno?

-Empezamos a trabajar con este tipo de productos y el mercado interno fue muy receptivo. Nuestras pulpas, por su rinde, tuvieron gran aceptación en el sector de la gastronomía y de la hotelería, en los bares sanrafaelinos –por ejemplo- desbancamos al jugo de naranja como parte del desayuno. Elaborar un litro de jugo natural puede costar $ 35. Hoy despachamos mercadería por catálogo a distintos destinos del país, una conocida heladería desarrolló con nuestros productos una línea de helados naturales mezclando crema con membrillo, entre otros.

-¿Piensan en el público masivo?

-En San Rafael mucha gente conoce el sabor de nuestros productos pero no tiene acceso a ellos, no los identifica como una marca. Son la base con la que se elaboran jugos, mermeladas, helados o respostería, lo importante es poder llegar hasta la gente y que lo que nuestros productores realizan sea requerido en las góndolas.

-¿También elaboran para terceros?

-Este año hemos procesado cinco millones de kilos de tomate para otra industria, procesamos materia prima para otras empresas, contamos con una buena capacidad de elaboración; en términos de producción si nos dedicáramos solo a la fruta en marzo hubiésemos terminado nuestra labor con la cosecha, diversificamos la oferta y estamos trabajando en junio. Eso  mejora nuestra posición para afrontar los gatos fijos y la amortización de la maquinaria.

-¿Se han hecho gestiones para ganar mercados?

-En 2018, recorrimos las fábricas de Brasil y junto con algunos directivos de la Municipalidad de San Rafael, generamos buenos contactos. Somos los más chicos de Mendoza, pero fuimos ganando un espacio con trabajo, golpeamos puertas y logramos vender pulpa de membrillo. Por medio de una cooperativa asociada logramos un acercamiento al mercado mejicano; no es sencillo vender al exterior, lleva su tiempo. De a poco vamos obteniendo buenos resultados.

-¿Cómo es vender al por menor?

-Nos debemos al trabajo social, tenemos una buena cartera de clientes que compran así y los atendemos igual que a los que llevan seis camiones al mes; esto implica la mima logística. Los minoristas elaboran mermeladas u otros productos alimenticios en Santa Fe, Buenos Aires o San Juan, hemos alimentado un feedback con ellos y estamos atentos a sus pedidos. Llegamos a nichos de mercado a los que les costaba proveerse.