Iván de Pineda: “La vida es un elegir constante”

Iván de Pineda: “La vida es un elegir constante”
Iván de Pineda: “La vida es un elegir constante”

Llegó a TNT la segunda temporada de “Un pequeño gran viaje en 48 horas”, conducido por él. Hablamos en exclusiva con el modelo y conductor.

Podemos decir que Iván de Pineda estaba destinado a viajar desde chico. Nació en Madrid y a los 8 años se vino a vivir a la Argentina con su familia. Según sus propias palabras, era un estudiante normal con gusto por las materias humanísticas. Aunque cuando terminó el colegio se anotó en la Universidad de Buenos Aires para estudiar Abogacía. Pero nunca tuvo el tiempo necesario para cursarla bien. Es que ya trabajaba como modelo, una carrera en la que se inició casi por casualidad cuando su tío envió una foto a una agencia de publicidad para hacerle una broma. A los pocos años, Iván se convirtió en uno de los modelos más requeridos por las marcas. Hizo campañas y firmó contratos con Diesel, Kenzo, Moschino, Versace, DKNY, Verri, Valentino, Jean-Paul Gaultier y Trusardi, entre más. Desfiló por las pasarelas de Nueva York, Londres y París, y pasó mucho tiempo viviendo en el exterior para poder cumplir con su trabajo. Muy poco tiempo después de comenzar a modelar, lo tientan de la televisión. Carismático, desfachatado y con ganas de probar todo, se anima a ser notero de "El Rayo", que conducía Deborah del Corral. Después se transformaría en conductor de "Versus", a lo que le siguió el ciclo de entrevistas "Habitación 414", "Hoy me Desperté", "Hombre al Agua", "Resto del Mundo" -donde estuvo casi 10 años- y "Pasapalabra". 


De norte a sur. Iván nos llevará a conocer todos los rincones del país y nos dará apuntes para programar unas minivacaciones. | Gentileza
De norte a sur. Iván nos llevará a conocer todos los rincones del país y nos dará apuntes para programar unas minivacaciones. | Gentileza

También se animó a la actuación y en el año 2000 debutó en la tira "Calientes", en donde personificaba a Nacho; tuvo participaciones en "Poné a Francella", "Casados con hijos" y "Mujeres Asesinas". Se lo vio también en las películas "Un Buda" (2005), "Cuando ella saltó" (2007), "Las hermanas" (2008) y "Eva & Lola" (2010), con la que obtuvo el Premio Cóndor de Plata al mejor actor revelación. Cinco años más tarde lo mismo sucedería por su participación en "Un Buda". Y, aunque parezca increíble porque vive haciendo cosas, hace 20 años que sale con Luz Barrantes, a quién conoce desde que eran chicos. 

El viernes pasado, a las 23 y por la pantalla de TNT, comenzó a viajar por nuestro país en la segunda temporada de "Un pequeño gran viaje en 48 horas". Este programa propone enseñarnos a disfrutar de nuestros destinos preferidos en sólo dos días. ¿Cómo? Iván hace recorridos basados en una planificación meticulosa y conociendo los rincones indispensables para que esos destinos sean una postal inolvidable.

El programa recorre principalmente distintos destinos de Argentina (Ushuaia, Bariloche, Mendoza, Jujuy, Corrientes, San Juan, Entre Ríos, Iguazú); pero también tendrá visitas a Los Ángeles, en el marco de la entrega de los premios Emmy, y cerrará su ciclo con un periplo por Las Vegas, cuando se entreguen los Latin Grammy. El viernes 8 de noviembre se verá el episodio en donde recorre la provincia de Mendoza y por eso aprovechamos para charlar con él.

- Estuviste viajando durante años en "Resto del Mundo", parecía que habías parado, pero volviste a las rutas.

- Estoy viajando mucho más que antes. Es terrible (risas). Nunca llegué a parar. En un momento pensé que iba a venir una especie de “calma chicha”, que me iba a quedar más en casa y aprovechar para hacer otras cosas. No fue así. Uno propone, después la vida dispone.

- ¿Cuántos años hace que estás viajando?

- Desde que arranqué, teniendo en cuenta la otra etapa de mi vida como modelo, estamos hablando de 25 años. Y haciendo programas de viajes a finales de este año cumplo 14.

- ¿Qué te gusta, o que le ves de diferente, a "Un pequeño gran viaje"  respecto a otras cosas similares que hiciste?

- Para mí son los mismos desafíos: seguir conociendo, disfrutando, compartiendo con la gente destinos alucinantes. Seguir compartiendo, sobre todo, idiosincrasia y cultura. Pero lo que más me gusta son las historias que presentamos. Sea de todo el mundo o, como en este caso, la Argentina.

- Hay muchos lugares hermosos en el país...

- Me parece increíble viajar por la magnífica geografía de este país conociendo sus diferentes culturas, maneras de vivir la vida, ese arraigo fuerte a la tierra. Además, no sólo compartirlos con los argentinos sino también con la gente de Latinoamérica. Está buenísimo porque me parece que es un momento importante para poder mostrar que Argentina, para nosotros, los que vivimos en este país, y para toda la región, es un destino y un lugar como muy pocos para viajar.

- Fuiste por todo el mundo visitando cientos de lugares. ¿Qué tiene de especial o diferente mostrar tu propio país?

- Creo que es muy importante poder conocer el país en donde vivís. Con cada una de las idiosincrasias de los lugares que visitás conocés al pueblo argentino. Todos se expresan de diferentes maneras y lo hacen a viva voz. En esta temporada hemos estado en casi el límite norte de nuestro país y en los confines australes también. Hay que vivirlas estas experiencias, estando en contacto con la gente, sus ideas, pensamientos, productos, paisajes. Viajar es trasladarte, y no sólo físicamente, sino también mentalmente. Ese traslado lo podés hacer yéndote a conocer la provincia que tenés al lado, o una ciudad que queda cruzando un río. Eso también es hacer un viaje.

-¿Se puede realmente conocer un lugar con sólo 48 horas de tiempo?

- Sí que se puede. Muchas veces estamos con tiempos acotados, vivimos muy rápido últimamente. Mi caso es especial, pero cuesta mucho tomarte períodos largos de vacaciones como cuando éramos chicos y nuestros padres tenían, tal vez, un mes para tomarse. Imaginemos que viajás por trabajo a un lugar: en 48 horas podés tener un recorrido muy interesante visitando los lugares naturales, conocer los ruidos, sabores, olores del lugar, quedarte con postales mágicas. Y volvés sabiendo que tu viaje fue increíble, que aprendiste algo nuevo, que te deja algo.

- ¿Hay una elección en todo este proceso?

- La vida es un elegir constante. ¿Por qué hacemos este tipo de programas? ¿Por qué este tipo de plan? ¿O por qué elegimos este producto de la gastronomía o hacer el viaje de esta manera o este vehículo de locomoción para mostrarte algo? Todo tiene una razón. En esas 48 horas hay una historia y vos la vas recorriendo.

- ¿Qué podés contar sobre el episodio en donde visitás Mendoza?

- Mirá que he viajado y recorrido, y fui bastante a Mendoza, pero siempre me encuentro con algo nuevo que es alucinante. No sé, una postal diferente, un punto de vista distinto. Me encuentro con gente que me ofrece una mano amiga, algo para probar nuevo, mostrarme un lugar que no conocía bien. Además, sentís el cariño y la cercanía de la gente.

- ¿Seguís disfrutando de viajar luego de tantos años continuos de hacerlo?

- Son cosas que a uno lo estimulan. Esta “rutina de trabajo”, por llamarlo de alguna manera, a mí me fascina. Es parte mía. Lo hago hace años y lo voy a seguir haciendo. Lo veo como algo mágico, como una epifanía.

- Tengo que preguntarte. Cuándo te tocan las vacaciones, ¿viajás?

- Noooo, me quedo en mi casa (risas). Cuando tenés grandes desarraigos necesitás quedarte y aferrarte a algo. Querés disfrutar de esas pequeñas cosas que tienen que ver con tu lugar.

- Te está yendo muy bien con "Pasapalabra" también. ¿Cómo sigue tu año?

- A mí me divierte transitar el camino, y a medida que va pasando el tiempo y se hace este recorrido quiero poder detenerme a disfrutar de estas cosas. Quiero seguir trabajando como si fuese el primer día. Con el mismo espíritu, las mismas ilusiones, con el mismo añoro de que los programas de televisión que uno hace se terminen transformando en algo interesante para la gente.

- Hace algunos años me dijiste que querías casarte y formar familia, ¿sucederá, finalmente?

- Ya van tantos años de noviazgo que hay ciertas cosas que no cambian lo primigenio de lo que nos sucede en lo cotidiano. Pero ya llegará en algún momento, ¿por qué no?

entrevista | televisión

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA