domingo 5 de julio de 2020

Inclusión tecno: mendocinos crearon una app que permite expresarse con sólo mover los ojos
Sociedad

Inclusión tecno: mendocinos crearon una app que permite expresarse con sólo mover los ojos

Profesionales de la Salud, con apoyo del gobierno de General Alvear, desarrollaron AppDi, un software para personas con discapacidad.

Inclusión tecno: mendocinos crearon una app que permite expresarse con sólo mover los ojos

En General Alvear desarrollaron un software que vino a revolucionar la comunicación de personas que padecen discapacidad múltiple y trastornos en la comunicación. Con AppDi un niño con parálisis total, un adolescente con trastorno neurológico que no puede hablar ni expresarse más allá de algún gesto, un adulto o anciano que sufrió un ACV y perdió la capacidad de comunicarse, ahora tienen la posibilidad de hacerse comprender con solo mover los ojos.

La particularidad que hace tan especial a la AppDi es que, además de operar con un mouse convencional, tiene incorporada la tecnología para captar el movimiento del iris. Con una mirada, la persona puede indicar lo que siente, contar qué le duele o simplemente pedir algo. También puede interactuar, jugar y aprender. Además está incorporado un teclado óptico que permite escribir con sólo mirar la letra y, por ejemplo, colocar en la barra del navegador la dirección de Los Andes en internet y leer el diario.
Otro aspecto innovador del programa diseñado por la Agencia de Ciencia y Tecnología de la comuna alvearense y profesionales de la Asociación de Protección del Discapacitado en Alvear (APID), es que se puede descargar gratuitamente a cualquier dispositivo: un celular, tablet o una computadora.

Trabajo en equipo

Son varios los que intervinieron en el desarrollo del software, desde la idea, las gestiones hasta llegar al creador.

Unos tres años atrás, la fonoaudióloga Sandra Salinas y la psicóloga Gabriela Notaro, ambas integrantes APID, tuvieron una primera experiencia con un programa alternativo, pero los altos costos y la necesidad de equipos muy sofisticados tornaron imposible adquirir el sistema.

En este punto entró a tallar el concejal Pablo Longo. El edil continuó con las gestiones hasta que encontró eco el municipio sureño y Gabriel González, con el apoyo de las profesionales de APID, se puso manos a la obra hasta que le dio forma a la AppDi.  
Desde que escribieron el primer código hasta que el sistema estuvo concluido transcurrieron tres meses.

"La aplicación cuenta con una parte de comunicación aumentativa y alternativa, donde pueden transmitir lo que desean y otra parte educativa y lúdica, con juegos, alfabetos, espacios para pintar, hacer música y mucho más, dado que está pensado para estimular la parte creativa y que puedan encontrar todo dentro del mismo software. Además es importante destacar que funciona a través de la cámara web con un ratón ocular que toma las pupilas y la punta de la nariz, por lo que aquellos chicos con discapacidad múltiple pueden utilizarlo", explicó Gabriel González.

"Es una herramienta que nos permite llegar a diferentes patologías facilitando la comunicación con los chicos con discapacidad, tiene un muy fácil acceso y es posible  trabajarlo en casa", comentó Gabriela Notaro durante la presentación de la app.

"La aplicación tiene distintas categorías y además cuenta con un sistema de combinaciones automáticas. Si la persona coloca 'baño' automáticamente le surgen alternativas como 'yo quiero ir'. Con la mirada toca el 'sí' o el 'no' según que desee. Tiene un mapa de Alvear y fotos; entonces el paciente puede decir dónde estuvo. Es un sistema que además tiene respuesta por voz y se puede personalizar para adaptarlo a cada uno en particular", contó con una felicidad que le salía por los poros, la fonoaudióloga Sandra Salinas.

La app se puede descargar sin costo desde la página web de la Municipalidad de Alvear y en los próximos días estará disponible en Play Store.

El “milagro” de Alexis, un joven con parálisis

La AppDi cumple con una doble funcionalidad. Ofrece la posibilidad de saber a ciencia cierta qué necesita una persona con trastorno de la comunicación. Pero al mismo tiempo le permite, por ejemplo, a una madre que jamás escuchó de su hijo palabra alguna y sólo puede imaginar -o cuanto mucho intuir- qué le sucede, estar segura de que la comprende. Lo mismo aplica para un docente o un profesional.

Cuando Alexis Guajardo tenía cinco meses de vida, Patricia supo que algo no andaba bien y esa intuición de madre se comprobó. La parálisis total que padece lo mantuvo toda la vida en silla de ruedas y es tan fuerte que no le permite hacer uso de la función del habla. Tiene 29 años.

Tres años atrás, cuando desde APID intentaban encontrar un sistema para la comunicación de personas con discapacidad, hicieron una prueba con Alexis y ese día se quedaron con la boca abierta. La madre y las profesionales descubrieron que él podía reconocer colores, que identificaba figuras, entre otras cosas.

"Fue una experiencia muy linda. Hasta ese momento sólo se comunicaba por señas o algún gesto", recordó Patricia Guajardo.

Esa fue la única vez que tuvo un ida y vuelta con su hijo. Se podría decir la primera charla. Por eso, el sólo imaginar lo que podría hacer con el nuevo software, la llena de esperanza. "Me encantaría tenerla (la app) para poder comunicarme con Alexis. Nunca habló y tener la posibilidad de saber qué piensa es algo realmente hermoso", afirmó.