sábado 24 de octubre de 2020

Implacables: ganaron Talleres y Maipú-Giol
+ Deportes

Implacables: ganaron Talleres y Maipú-Giol

En el debut de las mendocinas en el principal torneo del país, el elenco Azulgrana derrotó a Murialdo en tanto las Celestes, a Valenciano.

Implacables: ganaron Talleres y Maipú-Giol

Andes Talleres comenzó con el pié derecho su participación en la Liga Nacional femenina 2019, las orientadas por Ariel Moreno derrotaron a su similar de Leonardo Murialdo por 5-0.

En tanto Municipalidad de Maipú-Giol dio cuenta de Centro valenciano por 6-4 e Impsa se inclinó ante las campeonas continentales y mundiales de Concepción Patín Club, por 3-2

Los primeros 25 minutos fueron intensos y entretenidos. El quinteto visitante salió a buscar el arco de Andrea Jara. Pero las canarias tejieron una telaraña defensiva impenetrable para Valentina Fernández y compañía. El gol no llegaba a pesar del toque y profundidad de llegadas de las visitantes.

Hasta que Murialdo empezó a soltarse más en los descuentos y ahí  fue el momento, que se quebró el cero a cero: cincminutos antes de final Agustina Fernández pudo desarticular a la golera Canaria. Después el juego se abrió.

El local se acordó que era su pista y empezó a presionar: tuvo dos buenas chances de abrir el marcador, en la primera Martíni cedió a Massara y la “Seis” no pudo pegarle bien y eso que estaba al lado del palo de la arquera Azulgrana. Posteriormente fue Perea quien probó de media vuelta y Kemnitz ahogó el grito de gol a la “3” local.

En el complemento, un par de  desconcentraciones le permitieron a las matadoras sumar. Primero fue Defeliche y un poco más tarde, luego de que Moreno pidiera "Más velocidad": Sad y Defeliche se despacharon con un par de goles de otro partido. Al promediar la etapa, Moreno estaba conforme y relevó a Kenmitz por Guzzo. Por último, sobre la caída del telón: Defeliche con bocha detenida convirtió el quinto tanto, para la visita.

La figura

Florencia Kemnitz. La arquera de Andes Talleres sacó tres bochas claras de gol, una de ellas a Massara y también a Perea. Cada vez que tuvo que defender su arco lo hizo con atención,  concentración y mucha seguridad.