sábado 4 de julio de 2020

Hackeo a la Justicia: periodistas debatieron cómo abrir el acceso a la información
Sociedad

Hackeo a la Justicia: periodistas debatieron cómo abrir el acceso a la información

Periodistas y especialistas participaron de una nueva jornada en la que se debatió la importancia de la transparencia de las gestiones.

Hackeo a la Justicia: periodistas debatieron cómo abrir el acceso a la información

Hoy se realizó la segunda jornada de Justicia Abierta, el encuentro con la partipación de especialistas nacionales y provinciales que debaten y exponen sobre la importancia de la transparencia de las gestiones, el aporte de la Justicia y de la Universidad.

De uno de los paneles de hoy (Justicia, Medios de comunicación y Periodismo de Datos) participaron distintos referentes de los medios de comunicación de Mendoza y del país. Por parte de diario Los Andes participó Leonardo Oliva, periodista y editor de la sección InfoDatos, quien valoró que la Justicia provincial se sume al mundo de la información pública y abierta, ya que consideró que es una deuda que tiene con la sociedad mendocina.

"Y no sólo la Justicia, sino que también los tres poderes del Estado. Todavía duerme en la Legislatura un proyecto de ley de información pública que el Gobierno provincial no se convence a impulsar o, al menos, no tiene entre sus prioridades inmediatas", aseveró Oliva.

El periodista de Los Andes se refirió a algunas dificultades fallidas que enfrentaron en InfoDatos y que pusieron en evidencia lo cerrada que aún está la institución. También fueron parte del panel los periodistas Jorge Hirschbrand (El Sol), Gabriel Conte (MDZ), Jorge Fernández Rojas (Unidiversidad), Ariel Roberts (Uno) y Mario Wainfeld (Página 12), moderados por el docente de la UNCuyo Ermesto Espeche.

Ayer, en la primera jornada, ayer participaron el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi; la vicegobernadora Laura Montero; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Jorge Nanclares; el decano de la facultad de Derecho, Ismael Farrando; y la secretaria de Políticas y Planificación, Fernanda Bernabé.

En el encuentro, el decano de la facultad de Derecho se refirió a la relevancia de esta nueva edición que completa una tríada de eventos sobre transparencia. En ese sentido puso en valor la “relación franca” de la UNCuyo y el Estado con la ciudadanía, eje central de la Casa de Estudios, que se desarrolla, según Farrando, con éxito desde la Secretaría de Políticas y Planificación que dirige Fernanda Bernabé.

En tanto, Nanclares, comentó que el modelo actual de la Justicia se encuentra perimido en relación a los avances tecnológicos y que, para poder dar más transparencia, se debe trabajar más en ese sentido, aun cuando se han logrado superar algunas dificultades.

Aseguró que hoy existe una paradoja por razones muy complejas, que apunta a que la Justicia no tiene poder de credibilidad en las organizaciones sociales, “lo que es absolutamente gravísimo porque si no se cree en la Justicia, lo que está en juego es el Estado de Derecho”.

"El camino de la oralidad va a dar una Justicia más transparente", remarcó Nanclares.

Por su parte, la vicegobernadora Laura Montero se refirió a la "crisis de gobernanza" y su consecuencias en la ciudadanía. También habló de las posibilidades del Estado para dar respuesta a los problemas sociales. En ese sentido, Montero destacó la responsabilidad de las instituciones que son las que tienen que garantizar el acceso a la información.

Detalló que el plan que propuso la Legislatura está basado en los ejes de transparencia, calidad y participación ciudadana, justamente para crear vínculos de confianza con la ciudadanía. “Con esa misión vamos a poder mejorar la calidad de nuestros instrumentos de políticas públicas que son las leyes”, destacó Montero. En consecuencia, resaltó la necesidad de sacar la Ley de Acceso a la Información.

Finalmente, el rector Daniel Pizzi se refirió al aporte de la UNCuyo y a los beneficios de trabajar en función de la calidad del desarrollo sustentable de la Provincia. Al respecto mencionó dos dimensiones fundamentales: la cooperación asociativa y la capacidad de administrar, crear, generar y aplicar conocimiento.

Expresó que se realiza con la registración, sistematización y análisis de las datos, que se obtienen del trabajo asociativo con la comunidad. Luego se identifican variables críticas y se crean indicadores de impacto que permitan transformar la información en conocimiento, para poder entender los problemas, evaluarlos y discutirlos de manera transparente para finalmente comunicarlos.