sábado 24 de octubre de 2020

El Mundial del 78: Argentina en la historia del fútbol
+ Deportes

El Mundial del 78: Argentina en la historia del fútbol

Hoy se cumplen cuarenta años del inicio de la Copa del Mundo en nuestro país, donde la Albiceleste fue campeón.

El Mundial del 78: Argentina en la historia del fútbol

Con el partido entre Alemania y Polonia, la inauguración tuvo lugar el 1 de junio de 1978 en el estadio de River con una duración 75 minutos.

La presentación estuvo a cargo de 2.000 jóvenes con remeras blancas y pantalones azules en movimientos gimnásticos que fueron formando las palabras "Argentina '78"; "Bienvenidos" y "Mundial FIFA".

El desplazamiento coreográfico fue acompañado por las banderas de los países participantes y de todos los países afiliados a la FIFA. 16 bandas musicales representativas de cada país con sus uniformes típicos interpretaron el himno oficial del Mundial.

Luego se pronunciaron palabras alusivas de las autoridades de la FIFA y del Comité Organizador. El acto de apertura finalizó con las estrofas del Himno Nacional Argentino.

La Copa del Mundo volvía así a Sudamérica por primera vez desde 1962. En 1972 se preseleccionaron 8 subsedes, siendo las 6 que fueron en 1978 más La Plata y Tucumán.

La ciudad de las diagonales prometió un “Estadio Único” pero para 1974 fue desechado por pujas internas. En el caso de Tucumán, se había prometido un ambicioso estadio de 70.000 espectadores en Horco Molle, de formas similares al actual estadio del Racing Club de Avellaneda, con el techo incluido.

En 1974 la subsede Tucumán fue "congelada" y en 1975 se la dio de baja, dada la intensidad de las acciones de la guerrilla y las Fuerzas Armadas en la provincia.

Finalmente, las ciudades elegidas para albergar los partidos del Mundial fueron: Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Mendoza.

Para esto se invirtió en mejorar la infraestructura de los estadios existentes y la construcción de tres nuevos estadios acordes a las exigencias de la FIFA.

Fueron remodelados el Monumental y el José Amalfitani en Buenos Aires, y el Gigante de Arroyito en Rosario. Se construyeron los estadios Chateau Carreras (posteriormente rebautizado Mario Alberto Kempes), el Malvinas Argentinas y José María Minella.

La mascota de este mundial fue Gauchito y la pelota oficial sufrió un cambio revolucionario con la aparición de la Adidas Tango. Esta pelota se convirtió en un clásico del diseño que iba a perdurar durante cinco mundiales, y contaba con mayor impermeabilización que los diseños anteriores.

En el torneo no jugaron el joven Diego Armando Maradona (en ese momento con 17 años), ni la consagrada estrella holandés Johan Cruyff, pero sí lo hicieron otros consagrados futbolistas internacionales de la época como Johan Neeskens, Teófilo Cubillas, Zico, Dino Zoff y Mario Kempes, además de Michel Platini, Karl-Heinz Rummenigge y Paolo Rossi, entre otros valores destacados.

Se jugó con el mismo sistema de eliminación que en Alemania Federal 1974: una primera ronda con cuatro grupos clasificatorios, donde los dos primeros de cada uno clasificaron a la segunda fase, en la que se definieron los dos finalistas.

La gran final se jugó entre los Países Bajos, ganadores del Grupo A, y Argentina, que clasificó ganando el Grupo B. Fue un partido muy disputado en que los equipos debieron ir a tiempo suplementario, ya que en los 90 minutos habían empatado 1 a 1.

Finalmente, con goles de Mario Kempes (2) y Daniel Bertoni (1) la selección albiceleste se impuso por 3 a 1, levantando la copa por primera vez, luego de que se le había escapado en la Copa Mundial de Fútbol de 1930, al perder por 4 a 2 en la final, ante Uruguay.

Con un presupuesto de 61 millones de pesos, el estadio Malvinas Argentinas comenzó a construirse en 1976 y fue inaugurado el 14 de mayo de 1978, con un partido entre las selecciones de Mendoza y San Rafael. En el cual, el conjunto sureño, venció al capitalino por 3 tantos contra 1.

Pocas semanas después se disputó el Copa Mundial de Fútbol de 1978, y Mendoza era una de las sedes del Grupo D, compuesto por Perú, Países Bajos, Escocia e Irán.

Fueron seis partidos los que se disputaron en el máximo escenario de la provincia. El primero fue el 2 de junio de 1978 donde se enfrentaron  Holanda -finalista del torneo ante Argentina- e Irán. El triunfo quedó en manos de los holandeses por 3 a 0.

Luego el 7 de ese mismo mes nuevamente la Naranja enfrentó a su par de Perú y el choque terminó igualado sin goles.

El 11 de junio se daría algo histórico en el estadio provincial en el partido que disputaron Holanda y Escocia. Es que en ese encuentro se marcó el gol número 1000 en la historia de los mundiales. El gol lo marcó Rensenbrinck para los Naranjas. Aquel encuentro terminó con el triunfo del conjunto escocés por 3 a 2.

Luego se disputaron 3 partidos más en siete días. El 14 Brasil goleó a Perú por 3 a 0.

En tanto Polonia, que fue el primer encuentro que disputó en el estadio mendocino superó a Perú por 1 a 0.

El último partido Brasil volvió a golear en tierras mendocinas. Fue ante Polonia donde los cariocas superaron a los europeos por 3 a 1.

El estadio es utilizado en diversos acontecimientos culturales y fue desde 1994 sede de los Torneos de Verano de la AFA, además de albergar una temporada los partidos que Argentinos Juniors disputaba como local (pese a ser un club de la Ciudad de Buenos Aires). En el año 2001 fue una de las sedes del Campeonato Juvenil Sub 20. En 2005 albergó el Mundial M-21 de rugby.