domingo 24 de enero de 2021

Gustavo Blanco Leschuk: "En Turquía también putean a los jugadores"
+ Deportes

Gustavo Blanco Leschuk: "En Turquía también putean a los jugadores"

Hijo de Marcelino Blanco, el delantero mendocino juega en el Antalyaspor y compara la pasión que existe en el fútbol turco con el argentino.

  • domingo, 10 de mayo de 2020
Gustavo Blanco Leschuk: "En Turquía también putean a los jugadores"

Octubre de 2014. El virus del ébola atemoriza a casi todo el continente africano. Desde Tamaris, una ciudad ubicada a 20 kilómetros de Casablanca, la capital de Marruecos, el mendocino Gustavo Blanco Leschuk le cuenta a Los Andes que si el virus aparece por aquel lugar, se vuelve para su casa. Mayo de 2020. El virus Covid-19 es pandemia y desde Turquía, el mismo protagonista explica que ese día por la mañana les hicieron los test correspondientes y que al otro día comenzarán a entrenar en tres grupos separados. Pura coincidencia.

Turquía fue uno de los países de Europa que se resistió hasta el 19 de marzo a parar la pelota. Y fue gracias a las protestas de los jugadores que la federación tomó la decisión de frenar la Superliga. Hace unos días, fue noticia porque anunció que el 12 de junio el balón volverá a rodar. Y en uno de esos equipos, juega el delantero lasherino Gustavo Blanco Leschuk, quien pasó de los potreros del Barrio Integración de Las Heras a ser campeón con Arsenal de Sarandí en 2012. A partir de allí, su carrera no paró de ascender: jugó Europa League, Champions y pasó por seis ligas diferentes en seis años. Lo que se dice un verdadero trotamundos.

-¿Qué tal es Antalya?

-Es una ciudad costera con unas playas preciosas, muy turística y tranquila.

-Sos un trotamundos...

-Sí,  hace varios años que estoy recorriendo el mundo. Tengo 28 años y desde los 22 que salí de Argentina. Se puede decir que estoy adaptado a la vida europea.

-Argentina, Rusia, Marruecos, Suecia, Ucrania, España y Turquía. Son pocos los mendocinos que han jugado en tantas ligas. ¿Te sentís privilegiado?

-La verdad que sí, haber conocido tantos lugares y gente maravillosa gracias al fútbol es realmente un privilegio. Eso sí, para seguir mejorando y acumulando países tengo que seguir trabajando.

-¿En qué lugar te costó la adaptación en mayor medida?

-Cuando salí por primera vez de Argentina y fui al Anji Makhatchkala de Rusia. Era un mundo diferente para mí y me costó mucho estar lejos de la familia.

-¿De todos los clubes en los que jugaste, cuál es el mejor?

-En Shakhtar y en Málaga es donde me sentí más cómodo. Con el equipo ucraniano jugué Europa League y fui al banco en Champions. Y_en Málaga, a pesar de que fue segunda división, es una liga muy competitiva. Estuve un año a préstamo y querían que me quedara, pero no se pudo dar porque el club no está muy bien en lo económico. Volví al Shakhtar, donde todavía tenía un año de contrato y en setiembre de 2019 me compró el Antalyasport, que también es un gran equipo. No descarto los otros clubes porque me hicieron progresar en lo futbolístico y en lo personal.

-¿Como qué equipo de Argentina sería el Antalyasport?

-Sería una especie de Lanús. Es un equipo muy competitivo que tiene muy buenos jugadores. El año pasado se clasificó quinto y ahora estamos en mitad de tabla. Por supuesto que aspiramos a mejorar y a escalar más posiciones.

-¿Cómo es el fútbol turco?

-Es un fútbol muy competitivo que ha crecido muchísimo. Hay jugadores de renombre (Podolski, Falcao, Isla, Muslera, Obi Mikel, Moses) en la mayoría de los equipos y la pasión de la gente es parecida a cómo se vive en Argentina. Acá también putean a los jugadores, je. Lo bueno es que, como aún no entiendo el idioma, no le doy mucha importancia a ese aspecto.

-¿Cómo va lo futbolístico?

-Los primeros meses fui titular y pude convertir algunos goles. Pero ahora hubo un cambio de entrenador y he perdido el puesto. Soy consciente de que tengo que trabajar para volver a ser titular y me tengo fe para lograrlo.

¿Cómo vivieron la cuarentena?

-Acá no hubo tanta cuarentena como en Argentina o España, donde las medidas fueron más estrictas. En Turquía hay tres días de aislamiento estricto y los demás días se puede salir. Acá en Antalya gracias a Dios hay muy pocos casos y las ciudades más pobladas como Estambul y Ankara son los que cuentan con más enfermos.

-Lo bueno es que dentro de un mes ahí vuelve el fútbol...

-Dijeron que van a empezar la Superliga de Turquía entre el 10 y el 15 de junio. Ojalá este virus desparezca y vuelta todo a la normalidad.

-¿Hace mucho que no venís a Mendoza?

-Para Navidad no pude ir porque el 26 de diciembre acá se jugó, pero nos dieron una semana y estuve tres o cuatro días para Año Nuevo. Fue muy lindo estar con toda mi familia durante esos días.

-¿Cuál es tu objetivo?

-En Antalyaspor tengo contrato por cuatro años, firmé hasta 2023 y por ahora mi cabeza está acá.

-¿Alguna vez te llamaron para jugar en Mendoza?

-Se pusieron en contacto con mi padre, pero no hubo algo muy serio porque en ese momento yo tenía contrato e iba a ser muy complicado volver a Mendoza.

-En aquellos picados del barrio Integración pensabas que ibas a llegar tan lejos.

-La verdad que tengo recuerdos muy lindo de esa infancia. Personalmente siempre creí que iba a jugar en Primera división. Con la ayuda de mi familia y de muchas personas pude cumplir mi sueño.

De tal palo, tal goleador

Gustavo Blanco Leschuk es hijo del gran Marcelino Blanco, aquel puntero rápido y goleador del brillante equipo de Huracán Las Heras que hizo historia en el Nacional '85. Marcelino también jugó en el otro Globo, el de Parque Patricios (1985-86). Luego pasó por Central Norte de Salta, Deportivo Maipú, Racing de Córdoba y Gimnasia y Esgrima.

Junto a su padre Marcelino Blanco. | Los Andes

"Mi viejo siempre me sigue por Internet, ve todos mis partidos porque él, como buen delantero que fue, es mi crítico favorito, je", cuenta orgulloso Gustavo y explica que siempre que puede su padre viaja para verlo jugar y, de paso, hace un poco de turismo, como cuando estuvo en Málaga en 2019. "Ahora tenía pensado venir en abril, pero por este tema del coronavirus no pudo viajar". Iván, el otro hijo de Marcelino y hermano de Gustavo, juega en el CEC.

Al lado de un campeón del mundo

De sufrirlo en la final del Mundial de Brasil 2014 como hincha de la selección Argentina a tenerlo de compañero en el Antalyaspor de Turquía. Y aunque no entró en el partido decisivo jugado en el Maracaná, el alemán Lukas Podolski ostenta el privilegio de ser campeón del mundo y uno de los máximos goleadores históricos de la "Mannschaft". Hoy, no sólo comparte plantel con Gustavo Blanco Leschuk, sino que también tienen la misma pasión por Boca. Es más, hace uno días, el peruano Carlos Zambrano -defensor del Xeneize- contó que el zurdo alemán que hoy es ladero del atacante mendocino le pidió al peruano que lo llevara al Xeneize.

Con su compañero y campeon del mundo Lucas Podolski. | Gentileza

-¿El alemán Podolski te preguntó por Boca?

-No, en esta semana todavía no nos tocó entrenar juntos, pero seguramente ahora en unos días vamos a hablar sobre eso. Yo también soy hincha de Boca y tengo el sueño de algún día poder ponerme esa camiseta . Y por supuesto que también la de la Selección.

Fecha y lugar de nacimiento: 5/11/1991, en Las Heras, Mendoza. Edad:_28 años.

Puesto: delantero.

Trayectoria: Inferiores de Independiente Rivadavia e Independiente de Avellaneda, Arsenal de Sarandí (2011-12); Deportivo Merlo (2012-13), Anji Makhatchkala de Rusia (2014);_ Wydad Casablanca de Marruecos (2014-15); Assyriska FF de Suecia (2015);_FC Karpaty Lviv de Ucrania (2016-17);_Shakhtar Donetsk de Ucrania (2017-19);_Málaga CF de España (2018-19); Antalyaspor de Turquía (2019-¿?).

Debut en Primera División: 7 de marzo de 2011, en Arsenal 3 - Independiente 0. El DT era Gustavo Alfaro.

Primer gol en Primera: 11 de junio de 2011 en Colón 0 – Arsenal 1.

Altura: 1,91 mts

Peso: 84 kg

Hincha: Boca Juniors y Huracán Las Heras.

Familia: Padre: Marcelino Blanco. Madre: Ana Leschuk. Hermano: Iván Blanco Leschuk.