Go! Vive a tu manera: una apuesta fuerte de producción nacional

Go! Vive a tu manera: una apuesta fuerte de producción nacional
Go! Vive a tu manera: una apuesta fuerte de producción nacional

Netflix estrenó este producto dirigido a adolescentes. Los Andes fue invitado a la presentación, y te acerca algunas apreciaciones.

Desde el viernes los millenials, y la familia en general, tienen en Netflix una nueva serie: "Go! Vive a tu manera", una apuesta fuerte íntegramente realizada en nuestro país y recuerda a otros proyectos como "Rebelde way", "Chiquititas" o "Cebollitas", donde diversos jóvenes conviven, con todo lo que eso significa. La particularidad, y en tal caso la diferencia con esos otros proyectos, es que aquí las redes sociales son casi un personaje más al igual que la inclusión de diferentes lenguas, el portugués o el español y sus variantes: la entonación mexicana, argentina o española. Quizás porque para esta generación la "nación" no está delimitada por fronteras geográficas, o quizás porque la expresión artística contemporánea no escapa a los parámetros de la globalización y está hecha de eso que algunos teóricos, como el francés Gilles Deleuze, definieron como desterritorialización. Una pérdida de territorio que a su vez produce una reterritorialización en cuanto a los sentimientos y percepciones de los integrantes de una comunidad.

"No importa de qué parte del mundo seas, o idioma tengas, somos todos muy parecidos: todos tenemos problemas, todos nos reímos, todos tenemos amigos, todos nos enamoramos... Al fin y al cabo todos somos personas", sostiene Santiago Sáez, uno de los cuatro talentosos debutantes que forma parte de la mesa de preguntas y respuestas a la que Los Andes fue invitada.

Para sumar otro dato, y teniendo en cuenta los primeros 5 capítulos de una serie de 15, en ningún momento se especifica en qué lugar geográfico transcurre la acción. Aunque sus locaciones sean la ciudad de Buenos Aires y sus sets parte de una reconocida institución universitaria local.

"Go! Vive a tu manera" transcurre en una escuela de élite (Saint Mary School) donde cada año varios estudiantes son aceptados y otros becados. La escuela se especializa en canto y danza. Como es de esperar, las rivalidades entre los de "adentro" y los de "afuera" no tardarán en llegar y a partir de allí se suscitarán distintos enredos propios de este género infanto-juvenil cuyo ámbito es una institución educativa: las envidias entre los "acomodados" y los realmente talentosos, la competencia, las divisiones entre extrovertidos y tímidos, o raros. Claro que este subgénero de raíces televisivas le debe también al melodrama sobre todo en lo que respecta al interrogante (o desconocimiento) con respecto al origen de algunos protagonistas, y por qué se crean ciertas afinidades espontáneas entre ellos.

Por supuesto, y en tanto tópico que recorre varias de las propuestas de Netflix, el macabro bullying no va a faltar. Pero en "Go!...", a diferencia de la oscura "Por trece razones", este no llega a límites extremos, ni en términos de contenido, ni de estética.

Mientras que en la última la voz de un personaje ausente funciona de forma fantasmágorica, y el entorno es en muchos aspectos sombrío, en “Go!...” los espacios son luminosos y coloridos, al igual que el diseño de vestuario.

Por otro lado, los personajes tienen un horizonte: hacer arte. Y eso los lleva a armar una especie de cofradía, de unión implícita entre todos, la misma que se percibe entre los integrantes de la round table en la calurosa mañana de febrero.

Además de Santiago, cuyo origen es la música, los otros protagonistas argentinos que son parte de esta ronda de preguntas y respuestas son Pilar Pascual, Renata Toscano y José Giménez Zapiola. Los cuatro seguramente a partir de este momento trascenderán el lenguaje de Instagram que los vio nacer, para introducirse a través de los televisores smart en distintos hogares de 190 países.

Respecto al lugar que el bullying tiene en la serie, o las situaciones que pueden asociarse a tan macabra práctica, Renata Toscano (Lupe) formada en actuación y canto, reflexiona: "El bullying no lleva a nada bueno y el mensaje que quiero dejar es que me gustaría que dejara de existir y que empezáramos a aceptar a las personas como son. También creo que en la serie se muestra que se hace bullying sin querer, o porque lo internalizamos así y no logramos darnos cuenta de que al otro lo afecta. Me parece bueno concientizar, mostrar a través de la serie que hay cosas que ya no son agradables, que no te hacen mejor persona, ni más divertida, ni más popular. Al contrario, te hacen ser peor".

Su compañero José Giménez, también formado en actuación desde pequeño, agrega. "Para mí es algo maravilloso mostrarlo y también sugerir que de esto hay que salir. Es verdad, ocurre, pero podemos salir de esto". Sáez, que empezó a tocar la guitarra casi de casualidad con un tío suyo y luego continuó estudiando vocalización, agrega: "La serie demuestra que el que hace bullying termina quedando de lado".

La serie pone en discusión de los chicos los asuntos contemporáneos que les preocupan. | Fabián Trapanese - Netflix

Este nivel de conciencia, afín al ídolo teen, sobrevuela la mesa en otros comentarios. En este punto, los actores se refieren a la responsabilidad al momento de transmitir un mensaje: “Siento que tenemos una responsabilidad enorme y estamos cuidados por los guiones. De alguna manera, en ‘Go!’ están representados todos los chicos que existen en el mundo. Cualquier chico que mire la serie se va a sentir identificado con alguno de los personajes. Nosotros les podemos mostrar a los chicos que hay problemas pero también que existen formas de superar los desafíos”, sostiene José, conocido también por el apodo de ‘El Purre’. Su compañero, y ahora también amigo, Santiago suma: “La serie muestra que hay que seguir los sueños y amar lo que une hace porque al fin de cuentas lo que importa es ser feliz. Como el show es para toda la familia estaría bueno que lo miren los padres y vean que a los hijos hay que dejarlos ser, no condicionarlos con algo porque después van a ser personas que no van a disfrutar lo que hacen”.

Pilar Pascual interpreta a Mía: una suerte de heroína millenial que se conecta con su Madrina a través de videollamada, y llega a la escuela y tiene que adaptarse a un mundo que le es ajeno. Es argentina pero su familia se trasladó de Neuquén a México cuando tenía 2 años, por eso afirma que aunque en su entorno hablan argentino, ella habla "neutro" porque aprendió a hablar allí. Sobre ella, y su fuerte carisma, recae gran parte de la historia y algunas expectativas de que se transforme en una nueva estrella infanto-juvenil.

En algún punto la vida de Mía podría parecerse a la de la propia Pilar: “Mía llega a un ambiente totalmente nuevo para ella. Obviamente al comienzo le da miedo, pero luego se acuerda de sus sueños y dice ‘voy por todo’”.

La diferencia es que Mía tiene un entorno en parte ausente (su Madrina se traslada a España, el único país que se nombra) y a Pilar la acompañaron a filmar la serie sus padres. Aún así, y a pesar de que hace la escuela de forma virtual, dice que le costó dejar a sus hermanos y sobrinos en México y que estando aquí fue su mamá quien la incentivaba y contenía.

Pero la vida de todos los protagonistas cambió desde el momento en que fueron elegidos por Netflix, casi sin experiencia, y comenzaron a grabar la serie. Fueron meses de levantarse a las 5 am y rodar 10 horas en una producción de alto perfil. Y seguramente cambiará aún más después de que “GO! Vive a tu manera” se meta en las casas y el corazón de los adolescentes que la elijan como referencia.

Vale agregar que completan el reparto Laura Azcurra, en el rol de la mamá de Lupe y directora del Saint Mary, y Gastón Ricaud en el rol del papá y también director. Juntos logran interesantes contrapuntos que refuerzan el relato.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA