lunes 6 de julio de 2020

Gerardo Córdoba: “Creció 70% la facturación por servicio técnico”
Fincas

Gerardo Córdoba: “Creció 70% la facturación por servicio técnico”

El titular de Della Tóffolla asegura que han operando para dar solución a la industria de alimentos. Cree que hay que retomar proyectos.

Gerardo Córdoba: “Creció 70% la facturación por servicio técnico”

Como 2019 fue un año de baja inversión en equipamiento, por la dificultad para acceder al crédito, la sucursal argentina de la empresa italiana Della Toffola no pudo alcanzar el primer puesto en ventas, tal como ha ocurrido otros años. Gerardo Córdoba, presidente de la filial local, cuenta que, como contraparte, la empresa que abastece de equipos y soporte post venta a bodegas y otras firmas de bebidas incrementó hasta un 70% la facturación por servicio técnico.

-Ya que los alimentos están exceptuados del aislamiento, ¿están operando con normalidad?

-Hemos podido circular, porque trabajamos con todo lo que es líquido: vinos, agua, jugos, gaseosa, cerveza. El más fuerte es el vino, sobre todo ahora, en vendimia. Las bodegas han seguido trabajando y necesitan mantenimiento, servicio técnico, que es lo que nosotros brindamos.

Pero estamos a media máquina porque decidimos parar la fábrica de tanques de acero inoxidable, porque tenemos muchos operarios y podíamos parar un poco la producción, ya que no hay picos en este momento, y retomar cuando se levante la cuarentena. El resto, el servicio técnico, el equipo comercial y administración, sí han seguido trabajando, aunque los que estaban en la oficina lo hacen remotamente desde casa.

-¿Cuál ha sido la demanda de las bodegas en comparación con otros años?

-En lo que es servicio técnico es un año bueno. Vamos bien porque veníamos arrastrando algo malo: que la inversión de las bodegas no ha sido tan importante, porque en 2019 no hubo crédito, las tasas estaban muy altas y el empresario prefería esperar. Y cuando uno decide no invertir, tiene que reparar lo viejo para seguir operando a la espera del momento de poder invertir.

-¿Cuál fue el incremento de este servicio?

-De un 70% en la facturación  respecto del año pasado. Es muy buena esta temporada y todavía sigue porque la vendimia no ha terminado. Nos permite equilibrar y sostener la empresa. Nosotros necesitamos alcanzar ciertos números dentro del grupo y las ventas no fueron buenas. Hay una cierta “competencia” con las otras filiales en el mundo, para ver cuál es la que más factura.

Otros años hemos sido los primeros, pero esta vez no nos tocó. En general, nos beneficia que somos la única filial que fabrica algo: los tanques de acero inoxidable. El resto sólo comercializa. Hace 20 años tomamos la decisión, y la familia Della Toffola nos acompañó, de producir acá, porque era importante estratégicamente. Hemos exportado a Sudáfrica, China, Nueva Zelanda, Chile, Perú. No se traían de Italia.

-En las exportaciones ¿también hubo un freno en 2019?

-Sí, porque entró en crisis toda Sudamérica. Chile, por ejemplo, empezó con problemas sociales el año pasado, se paró mucho la actividad y es uno de nuestros principales mercados. Tenemos una filial ahí pero los tanques los hacemos nosotros. Eso perjudicó mucho. También se complicó la situación en Bolivia, Brasil, y no hubo el nivel de exportaciones que hemos tenido otros años. Por eso, se trata de barajar y dar de nuevo. Apostar a la nueva temporada.

-¿Qué perspectivas tienen para esta nueva temporada?

-Estamos cotizando, porque cuando tenemos un año como 2019, que ha sido de baja inversión en tecnología para el sector productivo, al siguiente sí o sí salen a trata de invertir porque no se pueden quedar. Hay que tecnificarse porque el mundo avanza y lo que no se compró un año hay que comprarlo el otro. Entonces estamos retomando proyectos, volviendo a cotizar cosas que habíamos cotizado en el pasado. No estamos tan parados.

Y no sólo bodegas. Nuestro fuerte es el sector vitivinícola. Pero nos han pedido cotizaciones en el sector de la leche, gaseosas, agua. Nos llaman de Buenos Aires, Rosario, Salta, Corrientes. Tenemos filtros para todos los líquidos alimenticios.

-Es decir, que anticipan un repunte…

-Confiamos mucho en que van a salir buenas líneas de crédito, con tasas bajas, para reactivar la inversión productiva, en bienes de capital, para que las empresas puedan rápidamente ponerse a producir. El año pasado había tasas del 65%, 78%. No se puede comprar nada con ese interés. Nadie podía invertir a menos que tuvieran fondos propios, porque no se tomaban créditos.

Nosotros damos financiación propia pero los equipos que traigo de Europa los tengo que vender en euros y los tanques que fabricamos acá los vendemos en dólares, a la cotización del día del Banco Nación. Pero eso también se frenaba porque había rumores de devaluación. Nadie quería arriesgarse, por más que llegamos a dar financiación en un año o año y medio sin interés.