Gastronómicos contra las apps de reparto por las altas comisiones

Gastronómicos contra las apps de reparto por las altas comisiones
Gastronómicos contra las apps de reparto por las altas comisiones

Los empresarios advierten que las aplicaciones de delivery se llevaron el 30% de las ganancias durante el aislamiento.

En plena cuarentena y con los locales gastronómicos trabajando a media máquina, las aplicaciones de delivery (como Pedidos Ya, Glovo o Uber Eats) se convirtieron en una de las pocas alternativas para que el sector gastronómico siguiera operando y permitieron que rápidamente los comerciantes ofrecieran un servicio de entrega a domicilio que de otra manera hubiera significado contratar más personal. Sin embargo, los empresarios afirman que las comisiones que les piden son "impagables" en un momento en que la facturación ha caído hasta el 90%.

"La venta por delivery representaba habitualmente el 10% de nuestras operaciones, pero hoy significan el 100% y las comisiones de las app, que antes eran marginales (en comparación a la facturación total), hoy son muy altas", explicó Fernando Barbera, titular de la Asociación de Empresarios Gastronómicos de la provincia (Aegha). Dichas comisiones, oscilan entre el 20% y el 30%. "A eso se le debe sumar el 8% a las tarjetas de créditos más los impuestos a las cuentas corrientes, que agravan una situación en la que ya estamos trabajando a pérdida", agregó.

Como explicó Barbera, previo a la pandemia las comisiones de las app de delivery se diluían en el total facturado, pero desde que el envío a domicilio, y desde este martes el "compre para llevar", se convirtieron en las únicas opciones de venta, el peso relativo de las tasas aumentó sustancialmente.

Al respecto, desde Glovo explicaron que los valores de las comisiones "dependen de la cantidad de sucursales, y del ticket promedio de cada empresa", entre otros factores, por lo que no es posible estimar un costo único. "El valor de las comisiones se compensa con mayor exposición del comercio y aumentos de ventas. De esta forma los comercios ven reflejada su inversión", completaron.

Delivery o take away

Juan Arnulphi, encargado del café Kolton, comentó que durante la cuarentena las aplicaciones de delivery "se aprovecharon bastante", pero opinó que con esta nueva normalidad, la ecuación se irá acomodando. "Hoy ya tenemos más movimiento en las calles. Esta mañana (por el miércoles) tuve filas de 7 u 8 personas en la puerta del café, y hasta el martes eso no pasaba, señaló.

Además, según explicó el encargado del café, esperan que desde el lunes se habilite la venta en el salón, con un 50% de la capacidad disponible, y siguiendo estrictos protocolos sanitarios, y con ello aumente el trabajo en favor de las ventas en salón, y disminuyan los envíos.

"Las aplicaciones sirven claramente para que la mercadería se mueva, pero las comisiones siempre han sido un tema. Eso ha llevado a que algunos bares suban el precio de los productos para amortizar el costo de las aplicaciones y generaran una carta para envíos y otra para comprar en el local", sumó Arnulphi, y destacó que "resulta más conveniente tener un servicio de delivery propio".

Otros empresarios consultados coincidieron con este último punto y de hecho, ya están empezando a trabajar con su propio equipo de reparto.

Para Roberto Agüero, propietario de la chocolatería Bianco & Nero, coincidió en que las aplicaciones de envíos no son viables para la rentabilidad del negocio, pero reconoció que suman para generar presencia de marca.

"Siempre tuvieron un costo alto. Nosotros preferíamos no tenerlas, pero hoy no quedan alternativas. Aumentar el precio para que una aplicación pueda tener más rentabilidad no me parece justo con el cliente", consideró Agüero.

Aún así, insistió en que siguen siendo “la única chance” para llegar a los clientes porque la modalidad “take away” (comprar para llevar) va a tener un alcance limitado en la medida en que por día sólo se habilite la salida al 50% de la población, con el método de segmentación por DNI.

Peligro de cierre

El nuevo esquema de cierre amenaza al sector gastronómico y de acuerdo con Barbera, en los próximos meses, si la situación no se revierte, las Pymes locales podrían seguir los pasos de cadenas como Starbucks o Burguer King (el grupo que tiene las licencias en Mendoza, Alsea, decidió dejar de operar las tiendas de café del Mendoza Plaza Shopping y de Palmares Open Mall, y en este último también su local de hamburguesas).

"Vamos a ver qué respuesta hay en la gente con el take away. Pensamos que pueden mejorar las ventas, pero no tenemos muchas expectativas, debido a las restricciones por documento. Además la gente que se acerque a buscar comida también deberá respetar las normativas y optar por los comercios de cercanía", explicó el titular de Aegha.

En este escenario, el empresario indicó que hoy el sector está más abocado a gestionar el pago de los sueldos dentro del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción o ATP (por el que el Gobierno nacional se hace cargo del 50% del pago de los salarios, con un tope de hasta $ 33.750), por tratarse de uno de los mayores cargos fijos a afrontar sin facturación.

"El 40% del sector no ha recibido los ATP, y tienen que encargarse de pagar los salarios completos de sus empleados", señaló Barbera.

Por otro lado, desde el sector temen que las habilitaciones parciales para trabajar los excluyan de futuras participaciones en el programa de asistencia nacional. "Nos convendría no abrir, antes de que nos saquen los ATP. Le hemos pedido al gobierno que gestione esa situación, porque de lo contrario sería una pérdida muy grande", apuntó.

"Lamentablemente se están empezando a ver cierres. Comenzaron las grandes cadenas, que no tienen el compromiso de las Pymes, en donde los propios dueños generan sus sustentos y el de sus familias, pero si no llega el alivio en el pago de sueldo, o nos quitan los próximos ATP, muchos lamentablemente van a seguir ese camino", finalizó Barbera.

El auge de las Apps

De acuerdo al último informe de Focus Market, el crecimiento del uso de aplicaciones de delivery en Argentina durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio alcanza el 600%. Se estima que en todo el país hay alrededor de 25.000 repartidores asociados.

De acuerdo al relevamiento realizado por la consultora entre 1.000 consumidores en las grandes ciudades, las aplicaciones más utilizadas son: Pedidos Ya (40%), Rappi (15%), Glovo (10%) y Uber Eats (7%), entre otras.

Pedido de seguridad

Decenas de trabajadores de Pedidos Ya se manifestaron anoche en la esquina de Garibaldi y San Martín para pedir mayor seguridad. Con carteles de que expresaban "basta de robos", los manifestantes reclamaron al Gobierno Provincial que haya más circulación policial y mayor protección para poder hacer sus repartos "sin miedo".

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA